¿Cómo ayudar a los ancianos a superar la soledad?

La soledad en ancianos es un problema que puede minar el bienestar emocional de las personas mayores y que puede llegar a quitarles las ganas de vivir. Por ello, es de vital importancia detectarla en nuestros familiares para ayudarles a superarla en caso de sufrirla.En la vejez es tan relevante el sentirse bien física como emocionalmente, ya que la tristeza roba calidad de vida a las personas que se sienten solas. Un hecho dramático y que está en manos de los familiares el ayudar a paliarlo.

Hay casos incluso, en los que la soledad en las personas mayores se produce por el propio abandono de la familia. Estas personas se sienten abandonadas hasta el final de sus días. Es triste pero es real.

La soledad en las personas mayores una soledad no deseada

Hay ancianos que viven solos pero que no se sienten en soledad, ya que las familias les visitan y acompañan muchas veces, así como vecinos o amigos. Pero el caso de otras personas mayores es muy distinto.

De hecho, los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) no son alentadores, ya que muestran que la soledad no deseada se produce en las personas mayores de 65 años debido a que viven solas. Nada más y nada menos que casi dos millones en España.

Más de la mitad de estos ancianos confiesan que se sienten aislados y solos. Sobre todo las mujeres, el colectivo más perjudicado pasados los 85 años y donde el 39,6 por ciento de ellas viven en soledad, frente el 25,9 por ciento de los hombres con el mismo rango de edad.

Los datos muestran además que la soledad afecta también al deterioro cognitivo, va en contra de la salud mental y contribuye a aumentar las enfermedades del sistema cardiovascular. Por todo esto, la soledad en ancianos lleva en muchos casos a la mortalidad prematura.

soledad personas mayores

Soluciones para superar la soledad en los ancianos

Para ayudar a los ancianos a superar la soledad en la vejez es necesario que todo su entorno le ayude en ello y, además, que estas personas mayores se vuelvan proactivas.

Hacer actividades para superar la soledad en la vejez

Que los mayores se mantengan activos y se involucren en actividades que les ayuden a sentirse útiles, y a distraerse, son soluciones esenciales para superar la soledad en la vejez.

Estas son algunas de actividades para que los ancianos eviten la soledad:

  1. Hacer cursos con personas de la tercera edad en su ciudad.
  2. Realizar talleres creativos con amigos.
  3. Apuntarse a excursiones de asociaciones de la tercera edad.
  4. Ir a actividades culturales en su localidad tales como ir al teatro o al cine.
  5. Realizar reuniones y meriendas en hogares del pensionista.
  6. Apuntarse a viajes del IMSERSO en los que conocer gente.

Cómo ayudar los familiares a superar la soledad a sus mayores

Como hemos comentado anteriormente el entorno familiar es esencial para que no se produzca la soledad en los ancianos. Y más, en aquellos que tienen ciertas limitaciones porque sus capacidades cognitivas y físicas precisan de una atención especial.

Cosas que pueden hacer los familiares para combatir la soledad de sus ancianos:

  • Visitarles más a menudo y pasar tiempo con ellos.
  • Ir a su casa a prepararles la comida y comer juntos.
  • Involucrarse en sus tareas del hogar y preguntarles si quieren que les ayuden en algo especial.
  • Ir a dar un paseo con ellos al parque o por zonas verdes.
  • Jugar con ellos a juegos para mejorar sus habilidades cognitivas.
  • Hacer un viaje con ellos al menos una vez al año.
  • Hacerles partícipes en reuniones familiares para que se sientan importantes.

Por otra parte, otra de las posibilidades y soluciones, muy a tener en cuenta, es contratar los servicios de una cuidadora interna de personas mayores, en el caso de que la familia no tenga suficiente tiempo para estar con la persona.

soledad en la vejez

Una cuidadora para paliar la soledad en los ancianos

«Una cuidadora para paliar la soledad del anciano«. Este es un mensaje directo y tan real como actual. Ya que parece ser que la longevidad de algunos ancianos los condenan irremediablemente a la soledad. Y es que parece que existe un patrón que se repite.

Y es que hay momentos, que cuando un anciano sufre soledad puede llegar a sufrir un accidente como una caída y es ahí cuando el miedo invade a la familia. Es el momento de tomar una decisión y, ¿que alternativas tenemos?

Una de ellas es llevarla a una residencia, algo que suele ser contra la voluntad de la persona mayor, ya que las residencias carecen de personalización y los profesionales suelen ofrecer atención en base a los recursos disponibles, en ocasiones, escasos. Un lugar en la que la soledad en ancianos también ocurre.

De otro lado, las residencias de ancianos suelen ser muy caras y están por encima de las posibilidades de muchas familias, y al margen de esta razón, las personas mayores que sufren soledad quieren sentirse útiles, y la frase que más repiten es la de: «Solo quiero estar tranquila, en mi casa».

soledad no deseada

Una cuidadora, el remedio para la soledad en la vejez

Esta es la otra opción, en caso de que la persona no pueda valerse por sí misma y la familia no tenga todo el tiempo  del mundo para estar con ella.

Además, es una gran opción para contrarrestar la soledad en la vejez, ya que los ancianos se sienten acompañados a la vez que esta persona especializada en cuidados de personas mayores la atiende en sus necesidades básicas y específicas.

Son muchos los casos en los que las personas mayores llegan incluso a encariñarse de la cuidadora, ya que llena ese vacío que provocaba que ésta se sintiera sola, y además, la propia especialista hace que el nexo entre los afectados y las familias crezca.

Esta persona, velará no sólo porque la soledad en el anciano remita, sino que le ayudará tanto a éste como a la familia en el control de su medicación, en el aseo personal, sacarle a pasear y hacerle la comida, entre otras más cuestiones.

Cuando las personas mayores sufren soledad y pierden autonomía es normal que o por miedo o necesidad se busque a un cuidador, que al fin y al cabo, facilita el día a día de nuestro familiar.

Hace un mes, una carta escrita por una anciana redactando su soledad conmocionaba a toda España.

soluciones soledad de las personas mayores

La soledad en personas mayores descrito por una anciana

La soledad en los ancianos ha sido descrita por una anciana en una carta titulada: «Lo que tengo y lo que no tengo».

Así describe esta mujer cómo es la soledad en la vejez:

«Tengo 82 años, cuatro hijos y varios nietos y bisnietos, y vivo sola en una habitación de unos pocos metros cuadrados. Pero me faltan mi casa y mis recuerdos.

Aquí en esta residencia, tengo personal que me arregla la habitación y me hace la comida. Pero echo mucho de menos a mi familia. Vienen a verme cada dos semanas o solo cada ciertos meses.

Unas de las cosas que también echo de menos es cocinar, sobre todo mis croquetas y huevos. Aquí no puedo hacerlo, pero sí que tengo algunos pasatiempos, pero éstos no mitigan mi soledad a la que no termino de acostumbrarme».

Como vemos, esta carta sobre la soledad en la vejez nos enseña que ésta se reduce o deja de existir cuando la persona permanece en su hogar y cerca de sus seres queridos.

Por este motivo, seguir las pautas que hemos indicado al principio, son unas soluciones eficaces para vencer la soledad en ancianos y personas mayores. Son el mejor remedio para combatir este estado que tantas personas sufren hoy en día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Entradas relacionadas

Diferencia entre los síntomas de la gripe, el resfriado y el coronavirus en ancianos

Resfriado en adultos mayores: síntomas y tratamiento

Subida de pensiones de jubilación, viudedad e incapacidad en 2021

Actividades de autoestima para adultos mayores

Los más leídos

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?

Send this to a friend