Los beneficios de la musicoterapia en los ancianos

La musicoterapia en los ancianos es esencial para despertar en ellos sensaciones positivas, tanto en los buenos momentos, como cuando se sienten tristes y están pasando por algunos más difíciles. Así como para ayudar en el tratamiento de diversas enfermedades y patologías en la vejez.

En este artículo, vamos a ver qué es la musicoterapia en sí misma, su importancia en el mundo de la medicina y los grandes beneficios que aportan a los ancianos a todos los niveles.

El poder de la musicoterapia en ancianos

La música siempre ha sido un arte que evoca en las personas mayores, y de todas las edades, armonía, entre otros sentimientos, gracias a sus miles de melodías hechas para cada momento de la vida y ritmos diversos.

Por ello, la musicoterapia es un medio que ayuda a los ancianos a disfrutar del presente o a recordar momentos pasados, e incluso, a combatir la soledad que viven por desgracia muchos de ellos. Un medio para producir cambios positivos en ellos.

Asimismo, puede ayudarles a aumentar los niveles de serotonina, ya que es posible combinarla a la hora de realizar actividades para el envejecimiento activo, como el realizar ejercicios físicos o actividades para mantener una buena salud, física y mental.

La musicoterapia ayuda a combatir la soledad.

De otro lado, la musicoterapia también es un remedio estupendo para superar trastornos del sistema nervioso, ya que existen diversos tipos de música para la relajación de las personas mayores que son medicina para el alma.

Aunque tampoco es necesario que sea usada sólo como un remedio, sino como un placer para conectar con ellos mismos en distintas circunstancias de su día a día.

Además, la musicoterapia ya se aplica en muchos países de todo el mundo para combatir diversas enfermedades que sufren los ancianos, combinada con tratamientos específicos para cada una de ellas, que afectan a nivel cognitivo y motor.

¿Qué es la musicoterapia?

La musicoterapia es un medio que combina la música y sus diversos elementos, como pueden ser el timbre, el ritmo y la melodía, para realizar terapias en las personas mayores que favorezcan la comunicación, refuercen la autoestima y el estado anímico de la persona.

Todo con técnicas basadas en la creatividad y la expresión del cuerpo a través de movimientos combinados con la música.

De hecho, hoy en día, en muchos países cada vez más se usa la musicoterapia en ancianos como complemento en el tratamiento de distintas enfermedades, y está incluida también, dentro del propio sistema público de salud de muchos de ellos.

Los beneficios de la musicoterapia en la personas mayores

La musicoterapia aplicada en terapias con ancianos tiene múltiples beneficios, que se consiguen mediante diversas sesiones de relajación, de estimulación cognitiva y expresión emocional, e incluso, de terapia ocupacional y de psicomotricidad a través de la música.

Estos beneficios inciden positivamente a nivel:

  • Físico: estimula los sentidos mediante la activación del sistema motor, la movilidad y el equilibrio, lo que reduce las caídas en ancianos.
  • Emocional: la musicoterapia actúa como un gran relajante reduciendo la ansiedad y la angustia notablemente.
  • Cognitivo: incide positivamente en las habilidades verbales, la memoria a corto plazo y la autobiográfica, el aprendizaje y ayuda a conectar con la realidad.
  • Social: en las terapias en grupo promueve la interacción y la participación por lo que mejora el ánimo del anciano.

Abuela escuchando música desde el móvil

Los ancianos y la importancia de la musicoterapia

Al principio de este artículo, hemos señalado el enorme impacto que tiene la música en las personas mayores, por este motivo, la musicoterapia es en sí misma, es un tratamiento que se ha mostrado muy eficaz en la superación de diferentes trastornos y enfermedades en combinación con otros.

Por ello, en la actualidad existen numerosas investigaciones sobre ella en relación con tratamiento de enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson en ancianos, así como en otras diversas que padecen también otros grupos de diferentes edades.

Por ejemplo, en los ancianos con Parkinson, el trabajo de la musicoterapia, gracias a sus movimientos constantes y rítmicos, mejora en los pacientes las funciones motoras gracias a que el ritmo interviene como estabilizador a nivel externo, ayudando a los impulsos cerebrales a controlar los movimientos.

Otro ejemplo de los beneficios de la musicoterapia, lo vemos en las personas mayores con demencia, ya que en los estadios más controlados de la enfermedad ésta ayuda a mantener las capacidades funcionales y cognitivas. Por lo que la dependencia se ve retrasada en ellos.

La musicoterapia se utiliza en casos de Alzheimer y Parkinson.

Además, tanto en estadios más leves de demencia como en más avanzados, se ha demostrado que los ritmos de la musicoterapia en ancianos les permiten focalizarse en aquello que es más fácil de interpretar para ellos, por lo que reduce notablemente la ansiedad que sufren, ya que actúa como un relajante.

Por otra parte, en los casos de ancianos con demencia más avanzada, en los que han perdido las capacidades para poder procesar el lenguaje, la capacidad de procesamiento de la música sigue viva, por lo que les ayuda a seguir conectados con su yo y sus recuerdos del pasado.

Esto es importante, porque facilita a los cuidadores el poder realizar su trabajo con los pacientes que sufren de demencia más severa, ya que los ancianos se muestran más dispuestos a colaborar y felices cuando tienen que atenderles en sus cuidados.

Por todo lo expuesto, podemos afirmar que la musicoterapia es una herramienta estupenda para mejorar la vida de las personas mayores a través de las distintas terapias existentes para ponerla en práctica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *