Cuidado de ancianos

El verano es una época muy crítica para el cuidado de ancianos. Es una época en la que muchos padres tienen a los hijos o aprovechan para irse de vacaciones. Las personas mayores son una prioridad para poder irse de vacaciones con tranquilidad.

Las personas mayores pasan más tiempo solas y sin visitas

La mayoría de personas mayores de 75 años pasan el tiempo solas y sin actividad. La monotonía se intensifica en verano. Ya existen muchas campañas y movimientos para promover la actividad de los ancianos. Además existen iniciativas de índole tecnológica enfocadas a preservar la autonomía de estas personas. Autónomas, pero que necesitan el contacto con la sociedad y una red de apoyos.
En Cataluña, se percibió que el 33% de los mayores viven solos y existe amenaza de aislamiento. Por ello se han promovido actividades de convivencia, juegos de mesa o paseos. Uno de los problemas es la falta de voluntarios.

El mayor grupo de edad sigue creciendo

El grupo de las personas mayores sigue creciendo y se prevé que en 50 años hayamos triplicado el número de personas que tienen más de 65 años. La esperanza de vida sigue elevándose superando los 80 años. La sociedad Española, y también la europea, conocen la problemática. Por ello están potenciando las iniciativas referentes el cuidado de ancianos.
Nos enfrentamos a un período de adaptación en el que está en juego el bienestar de los ancianos.

Además, existe un factor que ha propiciado el incremento de esta necesidad. España es un país de cultura mediterránea. Junto a Portugal, Grecia e Italia, el cuidado de ancianos ha recaído siempre en la familia. Concretamente en las hijas o las mujeres, pero con la inclusión de la mujer al mercado laboral todo ha cambiado.

Cambios que afectan al cuidado de ancianos

Al reducirse la estructura familiar se ha perdido el apoyo informal familiar. Delegando a las personas mayores a un mayor aislamiento.
Ante este escenario, han aparecido nuevas formas, más flexibles, de ayuda a domicilio. Porque el cuidado de ancianos es una necesidad que persiste. Pero cambia la forma que tiene la sociedad para satisfacerlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *