Ancianos insoportables: ¿Cómo convivir con ellos?

En muchas ocasiones, con la edad, las personas mayores pueden adquirir malos hábitos de conducta, con contestaciones o gestos que quedan fuera de lugar. Para aquellas situaciones en las que sea algo esporádico quizá no cobre especial importancia, pero a la hora de convivir con ancianos insoportables puede suponer un verdadero problema, con el que conviene tener especial cuidado y llevar a cabo unas acciones para contrarrestar el posible efecto psicológico que ello puede llevar a la larga.

¿Qué hacer con ancianos insoportables? Consejos para saber cómo actuar

Saber qué hacer con ancianos insoportables, con tintes egoístas y manipuladores no siempre es tarea fácil.

En parte, porque muchas veces su conducta es fruto de enfermedades neurodegenerativas, en parte también porque llevan viviendo solos mucho tiempo y ello ha supuesto un cambio de personalidad muy marcada, volviéndose más intransigentes que nunca.

Además, se dan casos en que personas mayores tienen de por sí un carácter fuerte y este hecho solo hace que sumar al contexto difícil que se plantea ante el difícil escenario de cómo tener paciencia con un adulto mayor en situaciones límite.

Entre las causas que explican por qué las personas mayores se ponen insoportables están: una alteración del estado de ánimo, por el deterioro cognitivo o por las dificultades que la persona mayor encuentra al no poder valerse por si misma.

Una hija cuidadora discute con su madre anciana, que quiere tener la razón a cualquier precio.

Para aquellos familiares o cuidadores a los que la situación de una discusión con una persona mayor les supera, incluso llegando a provocar problemas de salud mental y física graves, existen una serie de consejos iniciales para la convivencia:

¿Cómo tratar a personas mayores difíciles?

  • Procurar escuchar atentamente el discurso de las personas mayores egoístas y manipuladoras, ya que de lo contrario se acentuará su comportamiento dañino.
  • Conviene trabajar mucho la inteligencia emocional de la persona cuidadora de la persona mayor, por lo que la paciencia es un factor clave en el proceso de mediación y negociación. Para ello, es muy importante quitarle hierro al asunto ante cualquier desprecio.
  • El razonamiento, siempre es la vía para llegar a acuerdos. Si se detecta que la persona mayor ha cometido un error, conviene escuchar lo que tiene que decir y rebatirlo si se puede, nunca perdiendo los papeles.
  • Si la situación tensa se debe a una enfermedad conviene saber discernirlo. Los síntomas del Alzhéimer en adultos mayores tienen al deterioro de la memoria como uno de sus principales, por lo que una persona mayor que distorsione la realidad no es algo que se tenga que tomar a lo personal.
  • Otro de los consejos radica en contratar cuidadoras de personas con Alzhéimer, ya que siempre podrán gestionar la situación con más solvencia y paciencia.
  • El aislamiento social que muchas veces sufren las personas de la tercera edad puede conducirles a este tipo de comportamientos agresivos y desquiciantes, por lo que otro consejo es tratarles con el mayor de los respetos, así como dejando que realicen sus costumbres y actividades rutinarias con total normalidad.

Además, la cuidadora siempre conocerá de primera mano los primeros síntomas de la enfermedad neurodegenerativa que pueda padecer

¿Por qué las personas mayores se ponen insoportables? Posibles causas

Cuando los ancianos son insoportables conviene entender la causa que motiva ese comportamiento dañino y actuar en consecuencia.

Por ello, el hecho de que las personas mayores se vean incapaces de valerse por sí mismas, o el deterioro cognitivo, así como el propio estado de ánimo del adulto mayor son factores fundamentales que explican por qué personas mayores se ponen insoportables.

Además, en muchos casos estos comportamiento pueden ser similares a los de un niño pequeño, motivados por la impaciencia y el capricho, con el agravante de que, con la edad, lidiar con personas mayores difíciles se vuelve más complicado puesto que, en muchos casos, se niegan a modificar hábitos de conducta.

En los casos límites los jueces podrían declarar que la persona mayor no puede tomar sus propias decisiones

Asimismo, los ancianos con mal carácter suelen estar muy desconectados del día a día, del presente y presentan conductas de rechazo al cambio.

Por ejemplo, ante la posibilidad de contratar un servicio de cuidado a domicilio, o mudarse de casa, que son hechos comunes a lo largo de la vida de un adulto y que pueden incluso motivar a desarrollar aún más ese mal carácter en personas mayores.

No obstante, el dolor físico puede ser otra de las causas de la desesperación de los ancianos y que los cuidadores deben conocer y ser conscientes para saber cómo tratar a personas mayores difíciles.

En muchos casos los dolores físicos en personas mayores se convierten en crónicos y esto provoca una irritabilidad constante en el adulto mayor

Una mujer mayor consuela a su marido que se queja de un dolor de cabeza constante y que le hace tener un mal comportamiento.

¿Cómo tener paciencia con una persona mayor? Entender los factores que motivan su cambio de conducta

Resulta indispensable buscar actividades en las que el adulto mayor difícil pueda distraer su mente. Como por ejemplo preguntarle por algo que le guste.

En muchos casos, los ancianos insoportables se vuelven así por no haber tenido una vida fácil o por cambios de conducta debido a depresiones.

Como consecuencia, los cuidadores tienen que tener muy presente que la agresividad en las personas mayores puede llegar a ser un problema con el que convivir.

Por lo que será necesario disponer de una estrategia bien preparada, así como paciencia y trato cercano para que el abuso de poder del anciano difícil de tratar acabe en un desgaste emocional del cuidador.

Por último, otros factores que motivan el mal comportamiento de los ancianos pueden ser:

  • Pérdida de un familiar: Qué duda cabe que perder a un ser querido es un momento trágico para cualquier persona, con su consecuente etapa de duelo, por lo que conviene desde el cuidador realizar actividades para extraer el prisma positivo de esa situación en la medida de lo posible.
  • Trastornos mentales como la demencia pueden ser los causantes de ataques de ira en ancianos o mal carácter.
  • El uso de medicamentos conlleva efectos secundarios y, por ende, cambios drásticos en el carácter del adulto mayor.

Es más, en muchos casos los cuidadores tienen que hacer frente a la situación cuando un anciano no quiere tomar la medicación. En este caso, el cuidador deberá buscar un ambiente relajado, o incluso cambiar el formato de ingesta de medicamentos, mezclándolos con alimentos.

Es muy importante en casos de ancianos con Alzhéimer que el cuidador disponga de un ambiente muy relajado con música de fondo por ejemplo, así como puede consultar la posibilidad de hablar con el médico para saber qué medicamentos pueden ser líquidos para su ingesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *