10 consejos para personas mayores en verano

Índice
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Con la llegada del calor y el verano, son muchas las ilusiones depositadas por todo el mundo, jóvenes y mayores, puesto que suele ser una época en la que se puede disfrutar de algo más del tiempo libre.

Meses en los que visitar el mar, la playa, la montaña y diferentes ofertas de ocio pero también unos meses con los que tener sumo cuidado y precaución con las personas mayores, debido a las extremas condiciones climatológicas que se presentan.

Es por ello que conviene recordar una serie de consejos para prevenir problemas de salud en verano en la tercera edad. A continuación se presentan los 10 consejos para personas mayores en verano.

Beber agua, más que nunca

La hidratación es fundamental en los meses de mayor calor. Se da el caso de que existen personas mayores que no ingieren una gran cantidad de agua durante el resto del año y adoptan la misma rutina en junio, julio o agosto. Esto es un error porque justamente en estos meses en cuando más necesita el organismo de agua.

Ingesta de alimentos con mucha cantidad de agua

Otra excelente manera de mantenerse hidratado es comer alimentos con un alto contenido de agua. Alimentos de ensalada como el pepino, la lechuga iceberg y el apio, verduras como la coliflor y los pimientos, y frutas como fresas, sandía y el melón son una estupenda y deliciosa manera de comer sano en verano.

Una imagen de una ensalada de verano.

Las horas de sueño en la persona mayor: elemento clave

El calor del verano repercute tanto en las horas, como en la calidad del sueño. Por norma general, en verano se tiende a dormir menos, lo que se traduce en tener más cansancio del habitual durante el día.

Mantener una rutina de sueño reparador es muy importante en las personas mayores. De ahí que la habitación debe de estar fresca y haya que usar ropa de cama y de dormir cómoda y transpirable.

Mantener la casa fresca y lejos del calor

Otra de las premisas por las que apostar en verano es el mantenimiento de un hogar fresco y evitar la exposición en las horas centrales del día al sol.

Generalmente, las peores horas del día en cuanto a intensidad de calor son entre las 12:00 PM y las 17:00 PM, por lo que se aconseja evitar la exposición al calor durante dichas horas

Asegúrate de que la casa esté lo más fresca posible. Esto ayudará a evitar el sobrecalentamiento. Para ello puedes hacer uso de ventiladores o aires acondicionados, sin olvidar bajar las persianas y cortinas para que no entre luz en las horas de más calor, y abrir las ventanas cuando la temperatura haya disminuido.

La vestimenta, cuanto más ligera mejor

El algodón o el lino son unos excelentes materiales que transpiran muy bien el calor y dan confort en estos meses de mayor exposición al calor.

Un hombre mayor mira a la cámara mientras posa con una camisa de manga corta.

Llevar un control de la tensión arterial

Si se padece algún tipo de enfermedad relacionada con la tensión o se ingiere algún tipo de medicamento para la tensión hay que tener especial cuidado en estos meses.

Evitar la actividad física en verano

Mantener un estilo de vida activo y saludable es fundamental en personas mayores el resto del año, pero en los días calurosos de verano lo más importante es tratar de mantener la actividad física extenuante a un mínimo. Hacer ejercicio con demasiado calor puede conducir a la deshidratación, lo que puede obstaculizar dramáticamente la capacidad del cuerpo para mantenerse fresco.

Apostar por el enfriamiento del cuerpo

Es importante incluir duchas refrescantes, preferentemente por la mañana, o en su defecto, baños o aseos para ayudar a bajar la temperatura corporal. Además, tomar una gran cantidad de agua o zumos naturales ayudará a mantener la hidratación correcta en el organismo.

Un hombre mayor se toma una ducha con agua fría.

Cubrir el cuerpo y la cabeza del adulto mayor

Otra de las opciones para prevenir golpes de calor en personas mayores consiste en poner remedios para cubrir aquellas zonas del cuerpo más expuestas al sol. Para aquellas personas mayores que necesiten salir a la calle durante un día caluroso, la recomendación es que se intente salir a la hora más fresca del día, antes de las 11 de la mañana y después de las 5 de la tarde.

Al salir, es recomendable usar crema solar y mantenerse alejado del sol tanto como sea posible.

Mantener rutinas del día a día

La última recomendación es que se mantenga en la medida de lo posible una rutina en cuanto alimentación, sueño y otras tareas. Cuando hace calor el cuerpo tiende a estar más cansado y pide más descanso. A pesar de esto, se puede seguir prestando atención a pasatiempos que hagan pensar a mayores.

El verano trae consigo temperaturas elevadas con las que se puede tener verdaderos problemas si no se toman las debidas precauciones. Problemas de salud e insolación, algo que es particularmente peligroso para las personas mayores.

Comentarios para 10 consejos para personas mayores en verano
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Recibido!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible, ¡muchas gracias!

Petición de llamada