Contratar una cuidadora por horas

El cuidado más flexible para personas mayores

Las cuidadoras por horas son óptimas para aquellos casos en los que las personas no necesitan más que una ayuda puntual con alguna tarea (Ayuda en el hogar, preparación de comidas, ayuda para hacer y transportar la compra) y también suponen una buena medida de transición para los domicilios en los que se prevé la entrada de una interna en el medio plazo. La cuidadora por horas es menos invasiva y por lo tanto más tolerable con quienes son más celosos de su intimidad.

Seguimiento medicación Recordatorio diario de la medicación y seguimiento
Compra diaria Entrenamiento cognitivo
Entrenamiento cognitivo Práctica diaria de la estimulación cognitiva
Ayuda en la cocina Cocina diaria completa o supervisión
Tareas del hogar Tareas del hogar, mantenimiento de las condiciones óptimas del domicilio
Pequeñas curas Cuidado y seguimiento de pequeñas heridas
Aseo diario Asistencia en el aseo diario para mantener la higiene y la autoestima
Paseo y ejercicio Actividad física diaria y promoción de la socialización

¿Qué opinan de nosotros?

    Horarios cuidadoras por horas

    Media jornada

    En los casos en los que se requiere alguna ayuda puntual en el hogar el horario más habitual suele ser de mañanas, a partir de la hora en la que la familia se levanta (A veces un poco antes para hacerse cargo del desayuno) y se alarga de 3 a 5 horas. En este tiempo se suele limpiar el domicilio, hacer compra e incluso dejar la comida preparada. También es frecuente la ayuda para incorporarse y en el aseo personal. En total hablamos de entre 15 y 25 horas semanales.

    Mañana y tarde

    Se trata de uno de los más contratados por quienes necesitan algo de apoyo en las ABVD (Actividades básicas de la vida diaria). Incluye algunas horas por la mañana, que incluyen la ayuda para incorporarse y el aseo personal. Después se asea la casa y se deja preparada comida de la que la persona dispondrá después autónomamente. En la tarde la cuidadora regresa a preparar la cena y para acostar a la persona. En total hablamos de entre 20 y 30 horas semanales.

    Fraccionado

    Especial para quienes solamente requieren asistencia para eventos puntuales durante el día como ayudar a incorporarse a una persona. El horario fraccionado se distribuye en tres o cuatro bloques diarios. Es importante contar con personal cercano al domicilio para que los desplazamientos no sean largos y, en cualquier caso, deberían ser asumidos por la familia. Se recomienda que el monto total de horas sea superior a las 30 h. semanales para que se pueda configurar un puesto de trabajo adecuado.

    Las horas de presencia

    Una ayuda extra para conciliar

    El límite legal de la jornada laboral es de 40 horas, pero en los empleados de hogar se contemplan hasta 20 horas más de “presencia”. La presencia es un tiempo en el que el cuidador permanece en el domicilio sin trabajar, simplemente acompañando a la persona.
    Las horas de presencia se pagan al mismo precio que las horas de trabajo: son un equilibrio entre el exceso de jornada (a favor del empleador) y la necesidad de descanso (a favor del empleado).
    Se trata de una opción muy usada por quienes necesitan conciliar su vida laboral con el cuidado de los suyos.

    Horarios predefinidos

    Flexibilidad sí, compromiso también

    En Aiudo trabajamos bajo el Régimen Especial de Empleados de Hogar lo que significa que son las familias quienes contratan a los cuidadores con el correspondiente ahorro. Si usted no conoce el horario con el que necesitará el servicio tendrá que trabajar con una agencia con cuidadores propios que puedan enviar a quién esté disponible en el momento de su demanda. En Aiudo trabajamos con horarios predefinidos que permiten a los cuidadores combinar varios trabajos para obtener una rentabilidad mensual y a nosotros llevar a cabo una selección que le ofrezca al candidato ideal.

    ¿Qué incluye el servicio por horas?

    Las cuidadoras por hora facilitan las actividades básicas de la vida diaria

    1

    Compras

    Aprovisionamiento del hogar.

    2

    Citas médicas

    Acompañamiento al médico .

    3

    Aseo

    Aseo personal e higiene.

    4

    Actividades

    Estimulación cognitiva.

    5

    Limpieza

    Mantenimiento del domicilio.

    6

    Medicación

    Control y gestión de pautas.

    7

    Cocina

    Cocina diaria.

    8

    Curas

    Pequeñas curas diarias.

    Preguntas frecuentes