Cuidados paliativos en casa: qué son, significado, tratamiento y duración

Índice
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

¿Qué es el cuidado paliativo?

Los cuidados paliativos son un tipo de atención que ha ido en aumento en los últimos años. Por ello, vamos a ver situaciones concretas, casos y consejos. Los pacientes que necesitan cuidados paliativos son aquellos que padecen una enfermedad grave o muy grave.

Los cuidados paliativos pueden ofrecerse a la vez que los tratamientos destinados para tratar la enfermedad. En este sentido, se pueden dar cuando se diagnostica la enfermedad, durante todo el tratamiento, durante el seguimiento y al final de la vida.

El objetivo de los cuidados paliativos son aumentar el bienestar del usuario y el de su familia. Prevenir y aliviar el sufrimiento de la persona enferma así y como aumentar, en la medida de lo posible, su calidad de vida.

El objetivo de los cuidados paliativos es el de prevenir y aliviar el el sufrimiento de la persona enferma o terminal y aumentar su calidad de vida lo más posible

Cuidados paliativos en casa

El aseo personal es una tarea básica para cualquier persona y es la tarea que más problemas tienen para realizar las personas mayores o enfermas. Lo más importante para realizar el aseo de un paciente en cuidados paliativos es lo siguiente:

La seguridad de la persona enferma. Este es el elemento fundamental para poder realizar el aseo personal sin correr ningún riesgo. El baño es una zona propicia para las caídas, sobre todo para las personas con movilidad reducida.

Contar con la seguridad necesaria implica desde adoptar una postura de confort para el usuario como eliminar las barreras o apoyarse en los posibles recursos.
El aseo personal de las personas encamadas generalmente debe realizarse en la misma cama. Este método debe realizarse con ayuda de dos cubos de agua, o palanganas, con el paciente en la posición de boca arriba y se aseará desde la cara hasta los pies. Especialmente en la zona génito-anal.

El aseo es el momento donde se pueden detectar problemas o anomalías de la piel. Escaras, rozaduras y todo tipo de problemas cutáneos que pueden intervenirse si se detectan a tiempo.

Como consejos, no se debe masajear aquellas zonas que se encuentran enrojecidas.
Ante las incontingencias, el pañal es la mejor solución ya que se debe mantener al paciente siempre seco. Ya que si no se usa pañal pueden surgir muchos problemas.

Cuidados paliativos en casa: fomentar la movilidad

Fomentar la movilidad de las personas mayores es vital para su calidad de vida. No obstante, los cuidadores deben saber distinguir como afrontar el fomento de la movilidad de un paciente u otro. Según sus características y sobre todo, su estado y movilidad.

Una cuidadora con una anciana ayudándola a levantarse de la cama.

Las movilizaciones pueden ser desde trasladar a un paciente como fomentar su movilidad a través de ejercicios personalizados.

Una actividad vital es la de conseguir, siempre atendiendo a las limitaciones, que la persona realice caminos y paseos. Si precisa de apoyos la cuidadora cuenta con la obligación de proporcionarlos antes de comenzar con la actividad.

Cuando se realizan cuidados paliativos en casa y la persona no colabora se debe realizar movilizaciones pasivas. Trasladarlo de la cama al sillón o cambios posturales cada cierto tiempo.
Es muy importante que si la persona ha de estar sentada, cuente con un sillón cómodo. Y se debe estar muy pendiente de que el paciente no se deslice ni se resbale hacía bajo, en caso de que esto suceda, hay que incorporarlo de inmediato.

Movilizaciones de personas encamadas

Lo más importante para movilizar a una persona encamada es realizar movimientos suaves y bajo ningún concepto actuar con carácter brusco. Las camas articuladas auto regulables son las más recomendadas para el confort del enfermo. Así y como buscar su mejor posición evitando que le cause dolor.

Es importante conocer el uso de las sábanas dobladas para subir al paciente sin arrastrarlo, ya que esto les causa molestias. Para movilizar a la persona encamada periódicamente, deberemos girarlo. Esta acción debe realizarse siempre en bloque y siempre con ayuda de una almohada.

Los cuidados paliativos, engranaje asistencial

Según el medio de referencia Elsevier, hacer posible una estancia en el domicilio descansa en 3 pilares:

  • El deseo de la persona enferma y familia de permanecer en casa representa el sentido de continuidad de la vida cotidiana que todos quieren dar a ese tiempo, sin rotura con su entorno físico y emocional. En ocasiones se rompe esta continuidad debido a que los cuidadores son incapaces de mantener la atención que supuestamente se ven obligados a dar. Dependemos de terceros. Es por esto que es muy importante empoderar al paciente y ofrecerle otras alternativas al ingreso hospitalario que termina siendo el recurso más utilizado cuando la convivencia previa se ha desgastado o cuando la persona se siente insegura de sí misma o del cuidado proporcionado.
  • La capacidad de cuidado del paciente por el entorno.
  • Los equipos de cuidados paliativos domiciliarios que lo hacen posible: gestores de los recursos disponibles del sistema sanitario para la atención en el domicilio y con capacidad para derivar al paciente hacia el Hospital de cuidado intermedio o de agudos cuando hay enfermedad urgente y solucionable. Por otra parte, también sugiere que el contacto telefónico con visitas domiciliarias periódicas forman parte de una labor asistencial.

Cuidados paliativos en casa: la alimentación

La persona cuidadora encargada de la atención y de los cuidados paliativos deberá conocer que la perdida de apetito es habitual. Además está relacionado con el avance de la enfermedad. Por ello es importante que el cuidador no fuerce a la persona mayor a comer más de lo que desea.

Un consejo importante que decimos es que el cuidador debe adecuar la situación para que coma acompañado. El estado de ánimo juega un papel fundamental por ello el cuidador debe acoger sus emociones sin mostrar rechazo. Fomentar la comunicación, crear un ambiente agradable, evitar la soledad, adecuar el numero de visitas y duración.

Cuidados paliativos: duración

La duración de los cuidados paliativos no es una cifra concreta. Un paciente en fase terminal puede recibir este tipo de cuidados durante solo unos días porque fallece a al poco tiempo de detectarle la enfermedad o puede recibirlos durante meses.

De la misma forma que no hay una cifra exacta sobre la duración de los mismos, tampoco la hay sobre cuándo comenzar a proporcionarlos.

Hasta hace unos años, se recomendaba empezar a suministrarlos en el momento en el que pronóstico de vida fuera inferior a los 6 meses. Sin embargo, en los últimos tiempos, se ha asentado la convicción de que la atención paliativa debe procurarse en base a las necesidades del paciente. Es decir, la persona enferma puede comenzar a percibir cuidados paliativos desde el mismo momento en el que se le detecta la enfermedad.

Pues, estos cuidados no son solo calmar el dolor o atender las necesidades básicas, sino también son acompañar al paciente desde la detección de la dolencia para hacer más llevaderos los tratamientos e intervenciones que tiene por delante.

Así pues, los cuidados paliativos no están reñidos con el tratamiento activo y curativo de la enfermedad y no dependen de su evolución, sino simplemente de la recomendación médica y de los deseos del enfermo.

Es fundamental acudir al médico y/o experto para que indique el tratamiento y medicamento adecuado a seguir y se recete correctamente y, bajo ningún concepto,debemos administrarle ninguno de los citados u otros medicamentos sin supervisión e indicación médica.

Tratamientos y medicamentos paliativos

Los expertos, según la persona, alergias, intolerancias o la dolencia que padezcan, entre otras pautas a seguir, recetan el medicamento idóneo.

Existen diversos fármacos y tratamientos para suavizar los dolores que se pueden sufrir, éstos reciben el nombre de analgésicos.

Medicamentos paliativos

Algunos de los medicamentos que se utilizan de forma más habitual en los cuidados paliativos son:

  • Analgésicos no opioides: Para moderadas o leves molestias. De vez en cuando, con dolores de más gravedad, suelen recetarlos con otros fármacos como antiinflamatorios no esteroideos, por ejemplo, ibuprofeno o con acetaminofén.
  • Medicamentos frecuentes para distintas afecciones: aliviar el dolor o nervios: antidepresivos u otros para prevenir convulsiones.

Tratamientos paliativos

Los tratamientos paliativos son un enfoque médico que se centra en mejorar la calidad de vida de pacientes que enfrentan enfermedades graves, incurables o potencialmente mortales. Estos tratamientos se centran en aliviar el dolor y otros síntomas, así como en proporcionar apoyo emocional y espiritual tanto al paciente como a sus seres queridos.

Además de los medicamentos, existen otras opciones para controlar el dolor, terapias o técnicas como por ejemplo la fisioterapia que, en algunas personas tienen efectos útiles y positivos. Por lo que ayudan a paliar el dolor también junto con otros métodos que pueden resultar muy efectivos.

Algunos de los tratamientos paliativos comunes incluyen:

Control del dolor

Utilización de medicamentos y técnicas para aliviar el dolor físico, como analgésicos, opioides y técnicas de administración de fármacos como bombas de infusión.

Control de otros síntomas

Además del dolor, los pacientes pueden experimentar otros síntomas físicos como náuseas, vómitos, dificultad para respirar, fatiga extrema, ansiedad, depresión y problemas para dormir. Los tratamientos paliativos abordan estos síntomas utilizando una variedad de enfoques, que pueden incluir medicamentos, terapias complementarias como la acupuntura o la terapia física, así como cambios en el estilo de vida y terapias psicológicas.

Atención psicosocial y espiritual

Los equipos de cuidados paliativos incluyen a trabajadores sociales, psicólogos y consejeros espirituales que brindan apoyo emocional y espiritual tanto al paciente como a sus seres queridos. Esto puede implicar asesoramiento, terapia de conversación, apoyo para la toma de decisiones difíciles y ayuda para enfrentar el duelo y la pérdida.

Cuidados de confort

Se centra en brindar comodidad al paciente, incluyendo ajustes en la posición para aliviar el malestar físico, cuidados de la piel para prevenir úlceras por presión y cuidados bucales para prevenir la sequedad y otras molestias.

Cuidados de fin de vida

En las etapas finales de una enfermedad, los tratamientos paliativos pueden centrarse en garantizar que el paciente esté lo más cómodo y tranquilo posible. Esto puede incluir el uso de sedación paliativa para aliviar el sufrimiento cuando otros tratamientos ya no son efectivos.

Apoyo a la familia y cuidadores

Los equipos de cuidados paliativos también brindan apoyo a los familiares y cuidadores del paciente, ayudándoles a comprender la enfermedad, afrontar el estrés emocional y proporcionarles recursos y apoyo práctico.

Es importante destacar que los tratamientos paliativos se enfocan en mejorar la calidad de vida y aliviar el sufrimiento, independientemente de la etapa de la enfermedad, y pueden administrarse junto con otros tratamientos médicos dirigidos a tratar la enfermedad subyacente.

Una cuidadora junto a una anciana.

Es fundamental acudir al médico y/o experto para que indique el tratamiento y medicamento adecuado a seguir y se recete correctamente, y bajo ningún concepto debemos administrarle ninguno de los citados u otros medicamentos sin supervisión e indicación médica. Éstos tienen que estar ajustados a las características y necesidades de cada persona, así como la gravedad de dolor o enfermedad que sufra.

¿Se puede salir de cuidados paliativos?

Sí, es posible que un paciente salga de los cuidados paliativos si su condición de salud mejora lo suficiente como para no necesitar más atención paliativa o si deciden optar por un enfoque más agresivo para tratar su enfermedad subyacente.

Los cuidados paliativos no están destinados únicamente a pacientes en las etapas finales de una enfermedad incurable; también se pueden proporcionar a pacientes que están recibiendo tratamientos agresivos para su enfermedad pero que necesitan apoyo adicional para controlar los síntomas y mejorar su calidad de vida.

En algunos casos, los pacientes pueden mejorar lo suficiente como para que ya no necesiten atención paliativa, ya sea porque su enfermedad ha respondido bien al tratamiento o porque han logrado manejar sus síntomas de manera efectiva. En estos casos, pueden salir de los cuidados paliativos y continuar con otros tratamientos médicos según sea necesario.

Los pacientes de paliativos pueden mejorar lo suficiente como para que ya no necesiten atención paliativa, ya sea porque su enfermedad ha respondido bien al tratamiento o han logrado manejar sus síntomas

Es importante destacar que los cuidados paliativos están diseñados para ser flexibles y adaptarse a las necesidades cambiantes del paciente a lo largo de su enfermedad. Por lo tanto, si un paciente mejora lo suficiente como para no necesitar más atención paliativa, pueden recibir alta de este tipo de cuidado y continuar con otras formas de tratamiento médico según sea necesario.

Cuidados paliativos en casa: lo más importante

El cuidador deberá contar con un plus en paciencia y empatía. Lo principal es que el profesional entienda que la persona encamada se encuentra en una situación frustrante y por ello, sus problemas físicos no son los únicos.

Para ello, el profesional deberá contar con una serie de aptitudes emocionales privilegiadas. Siendo capaz de medir y adecuar las situaciones con el objetivo de conseguir el bienestar emocional del paciente. Esto es lo más complicado, ya que para otras consultas nuestras cuidadoras cuentan con soporte médico.

Esto quiere decir que no deberá mostrar rechazo cuando el paciente tenga un día malo. O deberá velar por sus preferencias, creando un entorno positivo y agradable.
Nuestras cuidadoras pueden desarrollar la atención desde en una residencia como en el mismo domicilio. Ofrecemos, a su vez, atención y cuidados paliativos en casa como cuidadoras en residencias.

Preguntas recurrentes sobre cuidados paliativos

¿Qué son los cuidados paliativos?

Se trata de una rama de la medicina que tiene el objetivo de aliviar el sufrimiento y ofrecer una mejor calidad de vida a pacientes con una enfermedad terminal.

¿Cuál es el objetivo de los cuidados paliativos?

Los principales objetivos son aliviar el dolor, ofrecer información adecuado tanto a paciente como familiares, respeto a la autonomía personal, ofrecer apoyo emocional a afectados, asistencia en todo el proceso y atender el duelo.

¿A quien van dirigidos los cuidados paliativos?

Estos cuidados stán destinados a todo tipo de personas con enfermedades terminales graves como por ejemplo alguien que ha recibido un diagnóstico de insuficiencia cardiaca, enfermedad renal, diabetes o cáncer.

¿Los cuidados paliativos son solo para enfermos terminales?

Los cuidados para enfermos terminales son un tipo de cuidados paliativos. Por lo general, se empiezan a realizar sobre personas con una esperanza de vida menor a 6 meses, más allá de que luego logre vivir más tiempo.

Los cuidados paliativos, en cambio, tiene como finalidad suavizar el dolor de un enfermo. Por lo que, estando frente a una enfermedad que no tiene cura o ante un cuadro que empeora día a día, lo ideal es que sea atendido por una persona especializada en cuidados paliativos para personas mayores.

Comentarios para Cuidados paliativos en casa: qué son, significado, tratamiento y duración
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Recibido!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible, ¡muchas gracias!

Petición de llamada