5 Técnicas para reducir y retrasar el deterioro cognitivo

El deterioro cognitivo se define como el envejecimiento que sufre el cerebro al alcanzar la edad adulta. En consecuencia, algunas áreas del cerebro se ven alteradas y esto puede ocasionar cambios negativos: Afectación de la memoria, falta de concentración, lenguaje desestructurado y/o pérdida de habilidades visuoespaciales.
Aunque el deterioro cognitivo se declara casi imparable, sí se puede trabajar en diferentes técnicas para reducir y/o aplazar la evolución del mismo o llegar mejor preparado a este momento. Para ello, es necesario ejercitar el cerebro. Aquí te dejamos 5 técnicas para reducir y/o retrasar el deterioro cognitivo.

 

Los ejercicios de memoria para mayores: la clave de la estimulación cognitiva

El cerebro se mantiene activo, en parte, gracias a su actividad muscular. Al igual que hacemos gimnasia para mantener nuestros músculos sanos y atractivos, también debemos dar el mismo entrenamiento al cerebro para mantenerlo en buena forma. Los ejercicios cerebrales se practican efectuando procesos cognitivos, es decir, haciendo aquello que nos haga conectar e interaccionar con los que nos rodea.

De esta forma, una de las causas a las que se la atribuyen las dificultades que surgen en la vejez es la reducción de los recursos con los que el cerebro mantiene la atención, precisamente el elemento clave que fortalece la memoria. Con el paso de los años, los mecanismos que regulan el nivel de atención pierden gran parte de su efectividad, por lo que los ejercicios de memoria para mayores se convierten en uno de los pilares del envejecimiento activo.

Una buena forma de trabajar esto son con juegos de memoria para mayores, que consiguen estimular las sinapsis, esto es, las conexiones neuronales. Juegos existen muchos y de muy distintos tipos, desde el famoso juego de las parejas, los sudoku, los puzzles o incluso crear un diario autobiográfico en aras de favorecer la estimulación cognitiva en adultos.

 

Juegos mentales para adultos: 5 ejercicios para entrenar tu cerebro

A continuación, presentamos una serie de actividades para poner a tu cerebro a trabajar:

1. Colorea

¡No es necesario pintar como Dalí para ser artista! Existen diferentes opciones para desarrollar tu faceta más creativa: Colorear mandalas, pintar con acuarelas, hacer fotografías, dibujar sobre papel y/o practicar caligrafía. Estas son algunas de las actividades que mejorarán tus capacidades cognitivas de atención, percepción espacial y concentración. 

Abuela y niña coloreando un cuaderno

2. Juega

Los crucigramas, las sopas de letras, los puzzles son pasatiempos que no solo ayudan a fijar la atención y la concentración, sino que también activan la memoria; mejorando la capacidad de recuperar recuerdos y preparando al cerebro para conservar otros nuevos. Además de esto, este entretenimiento también actúa en otras áreas del cerebro, ya que se practica el léxico, el razonamiento y la autoestima en el adulto mayor.

Abuela y cuidadora jugando al ajedrez en el parque ribalta

3. Pasa tiempo con niños

Jugar o pasar tiempo con los más pequeños mejora nuestra comunicación. Además evita las conductas sedentarias y despierta nuestra faceta más juvenil. Inventar historias o cuentos, juegos, actividades, y reír y disfrutar junto a ellos son dinámicas fundamentales para nuestra salud mental.

Abuelo y niño riéndose en el parque

4. Comparte tiempo con tu mascota

Pasar tiempo con tu mascota despierta a tu cerebro. Convivir con un animal doméstico desencadena una serie de responsabilidades que obligan a mantenerte atento, observador, afectuoso y ocupado. Estas cuatro actitudes estimulan áreas del cerebro necesarias para evitar un estancamiento de la actividad cerebral. Además, numerosos estudios demuestran que pasar tiempo junto a tu mascota alivia la depresión, aumenta el sentimiento de felicidad, reduce el estrés y aumenta el sentido de la responsabilidad.

Abuela dando de comer a su mascota

5. Canta y baila

Cantar, bailar e incluso tocar un instrumento musical, además de divertir, favorece la plasticidad neuronal. De este modo, aumentamos las conexiones entre neuronas y generamos actividad cerebral necesaria para ejercitar el cerebro.

Con estas 5 técnicas, no solo estamos reduciendo y/o retrasando el deterioro cognitivo, sino que también eliminamos actividades pasivas (como por ejemplo, ver la televisión) que perjudican nuestras capacidades cognitivas, sociales y afectivas. Si tienes ganas de ampliar tu conocimiento, también puedes consultar claves para favorecer el envejecimiento activo. El entrenamiento cerebral es un ejercicio necesario para evitar posibles enfermedades de tipo Alzheimer y/o Parkinson, y poder mantenerse joven desde dentro y poder expresarlo hacia fuera.

Estas 5 técnicas para reducir y/o retrasar el deterioro cognitivo ayudan a favorecer un envejecimiento saludable . Siendo actividades clave para fomentar la autonomía y retrasar los deterioros y alteraciones.

Abuela y cuidadora bailando canciones de cuando la abuela era joven

Los pasatiempos para personas mayores para imprimir: otra opción para agilizar la mente

Los cuadernillos de estimulación cognitiva para ancianos es otra de las opciones más beneficiosas para su envejecimiento activo. Los pasatiempos consisten en ejercicios a realizar de manera individual o colectiva, para el disfrute o tiempo de ocio y cuyo objetivo principal consiste en fortalecer la memoria, la agilidad mental y, en definitiva, disfrutar de un tiempo de ocio de calidad. Estos pasatiempos eran un denominador común entre ancianos hace no mucho tiempo y que, con el tiempo y la digitalización y nuevas tecnologías está empezando a estar en desuso. Algunos de los pasatiempos para personas mayores más destacados son:

Sudoku para personas mayores

Se trata de un pasatiempo estadounidense que se popularizó en Japón en el año 1986 y se dio a conocer mundialmente más adelante. Consiste en rellenar una cuadrícula de 9 x 9 celda, o lo qu es lo  mismo, 81 casillas, dividida en subcuadrículas de 3 x 3 con las cifras del 1 al 9. El pasatiempo se presenta con algunos números ya dispuestos en algunas celdas y las reglas del juego son simples, pues no puede repetirse ninguna cifra en una misma fila, columna o bloque. La solución es única, es decir, solo existe una forma correcta de resolver cada sudoku. El objetivo es rellenar las celdas vacías con un número en cada una de ellas de tal forma que cada columna, fila y bloque contenga los números del 1 al 9 solo una vez.

Sopa de letras para adultos mayores

El juego consiste en descubrir un número determinado de palabras, frecuentemente relacionadas todas ellas con un mismo tema. Deben enlazarse las letras para encontrar las palabras buscadas. Palabras que pueden estar dispuestas tanto en horizontal, diagonal, como en vertical y en cualquier sentido. Se trata de seguir las indicaciones del enunciado de cada sopa de letras, por ejemplo, descubrir 10 nombres de objetos que se pueden encontrar en una caja de herramientas.

Los laberintos: uno de los mejores ejercicios para la atención

El pasatiempo consiste en llegar de un punto a otro sorteando las líneas continuas que figuran como paredes del recorrido, escenificando un laberinto real.

Buscar diferencias: la paciencia como elemento clave

Otro clásico de los pasatiempos para personas mayores para imprimir. Dos dibujos aparentemente idénticos pero que, en detalle guarda diferencias a encontrar. El objetivo es encontrar tantas diferencias como indique el enunciado, por ejemplo, ante dos dibujos muy parecidos sobre el interior de una casa, muy no aparecer el pomo de una puerta y la persona mayor debe tratar de reconocerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *