El deterioro cognitivo se define como el envejecimiento que sufre el cerebro al alcanzar la edad adulta. En consecuencia, algunas áreas del cerebro se ven alteradas y esto puede ocasionar cambios negativos: Afectación de la memoria, falta de concentración, lenguaje desestructurado y/o pérdida de habilidades visuoespaciales.
Aunque el deterioro cognitivo se declara casi imparable, sí se puede trabajar en diferentes técnicas para reducir y/o aplazar la evolución del mismo o llegar mejor preparado a este momento. Para ello, es necesario ejercitar el cerebro. Aquí te dejamos 5 técnicas para reducir y/o retrasar el deterioro cognitivo.

5 ejercicios para entrenar tu cerebro

El cerebro se mantiene activo, en parte, gracias a su actividad muscular. Al igual que hacemos gimnasia para mantener nuestros músculos sanos y atractivos, también debemos dar el mismo entrenamiento al cerebro para mantenerlo en buena forma. Los ejercicios cerebrales se practican efectuando procesos cognitivos, es decir, haciendo aquello que nos haga conectar e interaccionar con los que nos rodea.
A continuación, presentamos una serie de actividades para poner a tu cerebro a trabajar:

1. Colorea

¡No es necesario pintar como Dalí para ser artista! Existen diferentes opciones para desarrollar tu faceta más creativa: Colorear mandalas, pintar con acuarelas, hacer fotografías, dibujar sobre papel y/o practicar caligrafía. Estas son algunas de las actividades que mejorarán tus capacidades cognitivas de atención, percepción espacial y concentración. 

2. Juega

Los crucigramas, las sopas de letras, los puzzles son pasatiempos que no solo ayudan a fijar la atención y la concentración, sino que también activan la memoria; mejorando la capacidad de recuperar recuerdos y preparando al cerebro para conservar otros nuevos. Además de esto, este entretenimiento también actúa en otras áreas del cerebro, ya que se practica el léxico, el razonamiento y la autoestima.

3. Pasa tiempo con niños

Jugar o pasar tiempo con los más pequeños mejora nuestra comunicación. Además evita las conductas sedentarias y despierta nuestra faceta más juvenil. Inventar historias o cuentos, juegos, actividades, y reír y disfrutar junto a ellos son dinámicas fundamentales para nuestra salud mental.

4. Comparte tiempo con tu mascota

Pasar tiempo con tu mascota despierta a tu cerebro. Convivir con un animal doméstico desencadena una serie de responsabilidades que obligan a mantenerte atento, observador, afectuoso y ocupado. Estas cuatro actitudes estimulan áreas del cerebro necesarias para evitar un estancamiento de la actividad cerebral. Además, numerosos estudios demuestran que pasar tiempo junto a tu mascota alivia la depresión, aumenta el sentimiento de felicidad, reduce el estrés y aumenta el sentido de la responsabilidad.

5. Canta y baila

Cantar, bailar e incluso tocar un instrumento musical, además de divertir, favorece la plasticidad neuronal. De este modo, aumentamos las conexiones entre neuronas y generamos actividad cerebral necesaria para ejercitar el cerebro.

Con estas 5 técnicas, no solo estamos reduciendo y/o retrasando el deterioro cognitivo, sino que también eliminamos actividades pasivas (como por ejemplo, ver la televisión) que perjudican nuestras capacidades cognitivas, sociales y afectivas. Si tienes ganas de ampliar tu conocimiento, también puedes consultar claves para favorecer el envejecimiento activo. El entrenamiento cerebral es un ejercicio necesario para evitar posibles enfermedades de tipo Alzheimer y/o Parkinson, y poder mantenerse joven desde dentro y poder expresarlo hacia fuera.

Estas 5 técnicas para reducir y/o retrasar el deterioro cognitivo ayudan a favorecer un envejecimiento saludable . Siendo actividades clave para fomentar la autonomía y retrasar los deterioros y alteraciones.