Hormigueo en personas mayores: manos, piernas, cabeza y cara

El hormigueo que las personas mayores sienten de forma habitual puede ser causado por muy diversas enfermedades, pues suele ser un síntoma característico de muchas de las patologías más comunes de la tercera edad.

Distinguiendo el hormigueo según la zona del cuerpo en la que se produce, enumeramos las causas más típicas de cada tipo de hormigueo:

Hormigueo en las manos

Dos manos de persona mayor frotándose una a la otra.

La sensación de hormigueo en las manos o en los dedos de las manos puede deberse a la existencia de las siguientes patologías:

Causas del hormigueo en las manos: neuropatía periférica

Hasta un 15% de las personas mayores sufren neuropatía periférica. Se trata de un trastorno que afecta al sistema nervioso periférico, provocando una interferencia de las conexiones vitales entre el cerebro y el resto del cuerpo.

Cada nervio desarrolla una función muy especializada en un punto específico del cuerpo, por lo que cuando alguno de estos nervios sufre un daño, pueden aparecer una amplia gama de síntomas.

Entre los más comunes, destacan los siguientes:

  • Hormigueo en manos y pies, que puede extenderse a otras zonas del cuerpo.
  • Sensibilidad extrema al tacto.
  • Sensación de dolor cuando se realizan actividades que no deberían causarlo.
  • Falta de coordinación y caídas.
  • Debilidad muscular.
  • Sensación de llevar guantes o calcetines cuando no es así.
  • Intolerancia al calor.
  • Sudoración extrema o imposibilidad de sudar.
  • Problemas digestivos, intestinales y vesicales.
  • Cambios en la presión arterial.

Causas del hormigueo en las manos: síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano es una enfermedad que daña el nervio meridiano al pinzarlo o comprimirlo en su paso por la muñeca.

Entre las causas de esta afección se engloban desde lesiones y rutinas laborales hasta determinadas enfermedades (como la artritis reumatoide), el propio tamaño del túnel carpiano o factores de género (la mujer es tres veces más propensa a sufrirla que el hombre).

En cuanto a sus síntomas, estos son:

  • Hormigueo en los dedos de las manos. De forma general, los dedos que lo sufren son el pulgar, el índice, el medio y el anular, pero no el meñique. La sensación se puede extender desde la muñeca hasta el brazo.
  • Debilidad en las manos provocada por entumecimiento o pérdida de fuerza del movimiento de pinza que realiza el dedo pulgar.
  • El hormigueo, el entumecimiento y el dolor se agudizan por la noche.

Causas del hormigueo en las manos: quiste sinovial

El quiste sinovial es un tipo de nódulo que se forma cerca de una articulación. Su apariencia es muy característica, teniendo una forma de bulto de aspecto redondo y textura blanda. Aunque no provoca dolor, sí presenta otros molestos síntomas, como los siguientes:

  • Hormigueo constante en la zona en la que se ha formado.
  • Dolor cerca de la articulación afectada.
  • Pérdida de fuerza en dicha articulación.
  • Disminución de la sensibilidad en la zona

Hormigueo en los brazos

El hormigueo en los brazos puede ser señal de la existencia de dolencias como la tendinitis o ser ocasionado por causas evitables como una mala postura:

Causas del hormigueo en los brazos: tendinitis

A medida que envejecemos, nuestros tejidos se deterioran. De ahí que la tendinitis sea una dolencia muy habitual en las personas mayores. Entre los tipos de tendinitis, en los últimos años ha aumentado en gran medida la lesión de los tendones del hombro, siendo esta la causa más frecuente del dolor de hombro en la tercera edad.

La tendinitis de hombro suele producirse por la realización de ejercicios o actividades que requieren levantar los brazos por encima de la cabeza, siendo estos sus síntomas:

  • Dolor intenso localizado en el hombro.
  • Sensación de que el dolor se expande por todo el brazo.
  • Molestia al levantar los brazos o al hacer con ellos ciertos movimientos.
  • Pérdida de fuerza.
  • En algunas ocasiones, hormigueo constante.

Causas del hormigueo en los brazos: mala postura

Es importante que las personas mayores dependientes sean movilizadas de una forma adecuada, pues una mala postura puede ocasionarles desde hormigueo hasta heridas. Cuando se presiona durante mucho tiempo una extremidad, se puede producir en esta hormigueo y posterior adormecimiento.

Por ello, se hace esencial que las movilizaciones y cambios posturales sean realizados por una cuidadora profesional, la cual posee experiencia en el cuidado de personas con elevado grado de dependencia y conoce el uso, en caso de hacerse necesarios, de sistemas para llevar a cabo movilizaciones y transferencias.

Hormigueo en las piernas y en los piesImagen de unos pies en reposo de una persona mayor.

El hormigueo en piernas y pies es muy frecuente en las personas mayores, las cuales, con motivo de la edad, ven aumentadas la mayoría de sus dolencias. Entre las causas que pueden provocarlo, destacan las siguientes:

Causas de hormigueo en las piernas y en los pies: Diabetes

Las personas que padecen diabetes pueden sufrir un tipo de daño en los nervios denominado neuropatía diabética. Este es causado por la gran cantidad de azúcar en sangre, estado que puede llegar a dañar los nervios de distintas regiones del cuerpo.

Los síntomas de la neuropatía diabética son:

  • Sensación de hormigueo, adormecimiento o falta de sensibilidad en los pies.
  • Dolor agudo y punzante que aparece sin justificación y persiste pese a tomar analgésicos.
  • Sensibilidad extrema en los pies.
  • Aparición de úlceras o lesiones en la piel en pies o pantorrillas.
  • Incapacidad para detectar los niveles bajos de glucosa en sangre.

Causas de hormigueo en las piernas y en los pies: Alteraciones en la circulación

La mala circulación es un problema muy común en las personas mayores. Esta puede derivar en patologías más graves, como úlceras venosas.

Uno de los factores de mayor riesgo es la falta de movilidad de las personas mayores, la cual provoca una circulación sanguínea inadecuada.

Para saber si nuestro familiar presenta problemas de circulación, deberemos atender a los siguientes síntomas:

  • Hormigueo y calambres o pinchazos en las piernas.
  • Inflamación de las extremidades y sensación de pesadez.
  • Aparición de arañas vasculares.
  • Piel seca o escamosa.
  • Hinchazón en piernas y pies.
  • Dolor y cansancio en las piernas.

Causas de hormigueo en las piernas y en los pies: síndrome de las piernas inquietas

El llamado síndrome de las piernas inquietas (o enfermedad de Willis-Ekbom) es una afección que provoca un impulso incontrolable de mover las piernas. Suele ocurrir por la tarde o noche cuando se está sentado o recostado y sus principales síntomas son:

  • Necesidad de mover las piernas.
  • Hormigueo en piernas.
  • Picazón.
  • Dolor punzante.
  • Empeoramiento de los síntomas si se reducen las horas de sueño.
  • Sensación de alivio al mover las piernas.

Causas de hormigueo en las piernas y en los pies: Hernia discal

La hernia discal o hernia de disco es una enfermedad en la que se produce un desplazamiento del nervio del disco invertebral hacia la raíz nerviosa, a la cual presiona, ocasionando un intenso dolor.

La hernia discal se produce, sobre todo, en la zona lumbar y, en segundo lugar, en la cervical.

Síntomas: de hernia discal

  • Dolor en brazos o piernas.
  • Hormigueo y entumecimiento que irradia de la zona en la que se encuentran los nervios afectados.
  • Debilidad muscular, lo que puede provocar la dificultad para agarrar objetos y aumentar el riesgo de sufrir caídas.

Causas de hormigueo en las piernas y en los pies: Esclerosis múltiple

La sensación de hormigueo en las piernas puede ser el primer síntoma que alerte sobre la esclerosis múltiple. En esta entrada explicamos con detalle en qué consiste la enfermedad, sus causas, sus síntomas y el tipo de tratamiento que los afectados siguen.

Hormigueo en la cabeza o en la cara

El hormigueo no es exclusivo de las extremidades, este también puede producirse en otras zonas del cuerpo como en la zona craneal o en el propio rostro. Entre las causas que pueden ocasionar esta afección, destacan:

Causas de hormigueo en la cabeza o cara: Migraña

La migraña es un dolor de cabeza provocado por la dilatación de las arterias situadas en el cráneo. Esta puede ser causada por muy diversos factores: edad, herencia, estrés o ansiedad, hormonas, alimentación, falta o exceso de sueño y elementos ambientales.

La migraña presenta los siguientes síntomas:

  • Dolor agudo, profundo y en forma de martilleo en una de las mitades de la cabeza.
  • Hormigueo en la cabeza o en la cara.
  • Entumecimiento en un lado del cuerpo.
  • Visualización de puntos o destellos de luz.
  • Dificultad para hablar.
  • Náuseas y estreñimiento.
  • Sensibilidad a la luz y al sonido.
  • Rigidez cervical.
  • Cambios en el estado de ánimo.

Causas de hormigueo en la cabeza o cara: ansiedad

Las personas mayores suelen sufrir periodos de ansiedad o depresión, provocados estos por diversos factores físicos y psicológicos. Pese a su importancia y sus consecuencias en la calidad de vida de quienes padecen crisis de ansiedad, los especialistas médicos alertan de que suelen ser trastornos infradiagnosticados e infratratados. Por ello, debemos estar atentos a los síntomas que pueden indicarnos que estamos ante una crisis de ansiedad, siendo estos los que enumeramos a continuación:

  • Sensación de hormigueo en la cara.
  • Entumecimiento en ambas manos, pies o piernas.
  • Excesiva sudoración.
  • Palpitaciones.
  • Falta de aire o dolor abdominal.
  • Pesadez y ardor de estómago.
  • Vértigos.
  • Fatiga al despertar.

Causas de hormigueo en la cabeza o cara: deficiencia de vitaminas

Más de la mitad de las personas mayores sufren carencia de vitaminas D y B12.

La vitamina D interviene en un gran número de procesos fisiológicos, como, por ejemplo, en la absorción de calcio en los huesos. En cuanto a la vitamina B12, su carencia provoca problemas de salud como, por ejemplo, la anemia.

La escasez de estas vitaminas en nuestro cuerpo puede ocasionar una sensación de hormigueo en manos y pies, entre otros síntomas como debilidad, deterioro de la coordinación, inestabilidad al caminar, mareos o fatiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Entradas relacionadas

Bebidas calentitas para ancianos en tardes de otoño 

Guía de vacunación de la Covid-19 para ancianos en España

Cómo levantar a una persona mayor del suelo

¿Cómo ayudar a los ancianos a superar la soledad?

Los más leídos

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?

Send this to a friend