Prótesis de cadera: operaciones de cadera en personas mayores

Las operaciones de cadera en personas mayores para colocar una prótesis son cirugías que tienen como principal objetivo mejorar la calidad de vida de los ancianos, así como eliminar el dolor que puede que sufran durante mucho tiempo, y a la vez, que puedan recuperar la movilidad perdida.

La colocación de una prótesis de cadera en ancianos se trata, según los expertos, de una de las operaciones más seguras y con mayores garantías de éxito.

De igual modo, hay que saber que no existe en la actualidad un límite de edad en sí mismo para la realización de una operación de cadera en ancianos y personas mayores.

La artroplastia total da un alivio eficaz a la persona mayor después de la operación y en el tiempo para aquellos ancianos con artrosis avanzada.

Esto es importante, porque los estudios indican que el envejecimiento de la población es un hecho, debido a una mayor longevidad, por ello, garantizar una operación de cadera a nuestros mayores incrementará su calidad de vida notablemente.

El objetivo de las operaciones de cadera en ancianos

Las operaciones de cadera en personas mayores se hacen para sustituir una articulación dañada por una sana (con una prótesis), lo que le permitirá al paciente anciano poder llevar una vida plena y activa, así como recuperar la movilidad perdida.

En muchos casos las prótesis de cadera son necesarias en personas mayores para sustituir el daño sufrido en la articulación que se ha visto afectada por procesos de enfermedades reumáticas como la osteoporosis, la artrosis o la artritis reumatoide, entre otras.

Prótesis de cadera en ancianos, ¿es segura la operación?

Los expertos constatan que la efectividad y seguridad de la colocación de las prótesis de cadera en ancianos, mediante la artroplastia, alivia el dolor que vienen sintiendo durante mucho tiempo, a veces a años, y mejora enormemente su calidad de vida.

Sin embargo, antes de llevar a cabo una operación de prótesis de cadera en ancianos, los expertos se hacen una serie de preguntas antes de tomar la decisión de operar.

Estos son los interrogantes que surgen antes de realizan una operación de cadera en personas mayores:

  • ¿Mejorará la prótesis de cadera la calidad de vida del paciente anciano?
  • ¿Se podrán revertir las limitaciones funcionales de la persona mayor con la operación?
  • ¿Cuáles son las actividades que hace el anciano o quisiera realizar después de la intervención?
  • ¿Tendrá el anciano asistencia por parte de la familia o una cuidadora interna después de la operación?
  • ¿Qué complicaciones médicas y quirúrgicas pueden aparecer durante el proceso?

Cuidadora ayuda a levantarse a anciana con ayuda de andador.

Cómo cuidar a un anciano operado de la cadera

Cuidar a un anciano tras una intervención de prótesis de cadera es vital para ayudarle a recuperarse totalmente y que pueda recuperar su autonomía cuanto antes.

Si la persona mayor tiene el apoyo de una cuidadora o de la propia familia podrá centrarse totalmente en su recuperación, y dejar de lado, otras cosas que serán resueltas por estos apoyos.

Asimismo, un anciano operado de prótesis de cadera necesitará realizar poco a poco ejercicios para fortalecer los músculos que refuerzan la zona.

Estos serán prescitos por el profesional de rehabilitación de la seguridad social o el hospital en el que lleva su caso, por ello, quizá al principio necesite la ayuda de otras personas para que también pueda practicarlos en casa regularmente y recuperarse de forma óptima.

De otro lado, hay que saber que el proceso de recuperación se realiza mayormente al principio en el hogar, por lo que es importante eliminar barreras en su casa cuando vaya a empezar con la rehabilitación tras la operación de cadera, ya que no tendrá al principio movilidad total.

Es imprescindible señalar también que hay que dejarle al adulto mayor todo ‘a mano’ para evitar que tenga que desplazarse de forma innecesaria los primeros días. Las caídas en ancianos ocurren a veces cuando no se adapta su casa a la realidad del momento.

Para finalizar, queremos señalar que tras una operación de cadera las personas mayores precisarán de varios meses para recuperarse de la intervención y empezar a hacer vida normal poco a poco. La duración de los meses dependerá de la edad y la salud del anciano operado de la cadera.

Nuestra recomendación es que se sigan todas las pautas de los especialistas a la hora de recuperarse, para que la colocación y aceptación de la prótesis en cuerpo del anciano sea exitosa. Este es solamente un artículo orientativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *