En 2050 España será el país más envejecido de la tierra

El envejecimiento de la población española ha aumentado en las últimas décadas considerablemente, ya que se ha producido un significativo crecimiento de la esperanza de vida en nuestro país, por lo que es necesario un cambio profundo del modelo de estado de bienestar actual para hacer frente a esta nueva realidad.

De hecho, los datos del último Estudio de Proyecciones de Población del Instituto Nacional de Estadística muestran que para el año 2050 los mayores de 65 años serán el 30% de la población. Una investigación que ha tenido en cuenta el efecto de la COVID-19 y que refleja que la bajada de la esperanza de vida producida en 2020 se recuperará este 2021.

Por otra parte, desde Naciones Unidas alertan a España de que en 2050 será el país más envejecido de la tierra con una tasa del 40% de mayores de 60 años, mientras que Italia quedará en segunda posición.

En 2050 los mayores de 65 años en España serán el 30% de la población

El incremento de la esperanza de vida en España ha sido posible gracias a las mejoras en la calidad de vida de las personas, entre ellas la higiene y el aumento de la educación, y por los significativos avances en el campo de la medicina, que se han producido paralelamente en las últimas décadas de la historia de España, Europa y de los países del mundo desarrollado.

Hoy en día, las personas alcanzan edades que en épocas anteriores eran impensables y el aumento significativo de personas octogenarias no es algo que sorprenda en estos tiempos a la sociedad.

Por este motivo, en España es preciso replantearse el estado del bienestar por el bien de una sociedad cada vez más envejecida y sus nuevas necesidades. Así como, para poder garantizar la supervivencia de ese propio estado, cada vez más mermado por su arcaísmo.

El envejecimiento de la población española se acelera

El envejecimiento de la población española se ha acelerado notablemente, siendo objeto de estudio para expertos en niveles poblacionales en todo el mundo.

En España, este envejecimiento es consecuencia de una mayor longevidad que, en menos de 30 años, ha conseguido duplicar el número de españoles mayores de 65 años, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

Asimismo, la bajada en la tasa de natalidad registrada desde mediados de los años 70 también ha incidido en el envejecimiento de la población española. En el año 1975, el promedio de hijos por mujer en edad fértil era de casi 3, mientras que hoy en día no casi no alcanza el 1,2.

En 30 años se ha duplicado el número de mayores de 65 años

Los datos muestran que los mayores de 65 años en España son ya el 17% de la población total, más de siete millones de personas, de las cuales el 25% superan o han alcanzado la barrera de los 80 años.

Además, estas proyecciones revelan que, si en menos de 30 años en España se ha duplicado la tasa de personas mayores de 65 años, para el año 2050 los mayores de 65 años serán casi 13 millones, y los que superen la barrera de los 80 años más de 4 millones.

Mujer española de unos 60 años sentada en un sillón con un libro en la mano.

Desafíos y soluciones ante el envejecimiento de la población española

El envejecimiento de la población española plantea muchas dudas y desafíos que deben ser discutidos por las instituciones y por las empresas, para así buscar soluciones a estos nuevos retos de la sociedad y sus necesidades.

Uno de estos desafíos es la manera sobre cómo afrontar la vejez, por los problemas de salud que se ven incrementados en las personas mayores debido al envejecimiento y el tener al mismo tiempo condiciones de vida dignas, algo que podría no ser así para muchos debido al insuficiente incremento de las pensiones.

Es por eso que, frente a esta nueva realidad, la aparición hace algunos años de proyectos innovadores que están ofreciendo soluciones asistenciales para las familias y las personas mayores tendrán todavía más una mayor importancia, debido al envejecimiento de la población.

Unos proyectos enfocados en el cuidado de personas mayores que permiten que éstas puedan envejecer en casa con unas condiciones dignas y totales garantías. Una forma de llevar la vejez que con la pandemia de la Covid-19 ha estado más solicitada, por el acompañamiento y seguridad que ofrecen los cuidadores de ancianos a domicilio.

Empresas de asistencia domiciliaria como Aiudo, que garantizan que las personas mayores estén atendidas por profesionales de los cuidados, que han sido escogidos en procesos de selección que buscan siempre encontrar al profesional más especializado para cada caso.

Asimismo, no todas las personas mayores tienen las mismas condiciones de salud y necesidades, por ello, contar con cuidadores que estén especializados en las distintas necesidades vitales que precisan los ancianos es una garantía de salud y bienestar para ellos.

Por este motivo, estas nuevas empresas que se han valido de los medios digitales para garantizar una asistencia en el domicilio más inmediata y especializada para las familias y las personas mayores van a jugar, todavía más en el futuro, un papel más trascendental por el bien de nuestra sociedad.