Por qué dejan de caminar los ancianos

¿Por qué dejan de caminar los ancianos? La respuesta de esta pregunta tiene que ver en parte con el paso de los años y el envejecimiento. Pero decimos que tiene, porque no es la única causa por lo que se produce esta situación que tanto preocupa a los familiares y a los afectados.
Hay que tener presente que, cuantos más años tiene la persona mayor probabilidad tiene de que su sistema motor se vea afectado, y con ello, que aparezcan incluso ciertos desequilibrios.

Desequilibrios que además provocan las primeras caídas en la vejez e influyen directamente en la pérdida de la capacidad de caminar o reducen la movilidad.

Lo mismo ocurre con los músculos con el paso del tiempo, ya que éstos pierden masa, y llega un punto, en el que la persona no tiene suficiente musculatura y fuerza para aguantar su peso, por lo que la capacidad de caminar y su autonomía quedan afectadas.

De todos modos, en este artículo queremos ir más allá, y es por ello, que vamos a indicarte en profundidad cuáles pueden ser algunos de los factores por los que dejan de caminar los ancianos aparte de los mencionados.

Factores que provocan que los ancianos dejen de caminar

Pueden ser muchas las causas o factores los que incidan fuertemente en la razón del porqué dejan de caminar los ancianos.

Estos son algunos trastornos, lesiones o enfermedades que pueden desencadenar esta situación:

Aparición de trastornos neurológicos

Los trastornos neurológicos afectan directamente en el aparato locomotor de las personas mayores, causándoles una mala coordinación en sus movimientos, nivel físico, y una capacidad más limitada para retener información.

Los trastornos neurológicos pueden causar incluso enfermedades como el Parkinson, Alzheimer y demencias de diverso tipo, que pueden afectar a la movilidad de los ancianos.

Dolores y enfermedades articulares

Los dolores en las articulaciones y las enfermedades que los ocasionan, como la Artritis o la Artrosis, pueden ser un motivo de mucho peso por los que los ancianos dejan de caminar.

A veces el dolor puede llegar a ser invalidante para la persona, por eso, es importante hablar con el especialista médico para determinar qué enfermedad o patología lo causa. Para poder empezar un tratamiento y mejorar la condición del afectado.

Pérdida ósea, rotura de huesos y osteoporosis

Cuanto más envejece la persona el cuerpo tiende a reabsorber el fósforo y el calcio de los huesos. Esta reabsorción hace que se debiliten. Hasta que llega un punto del proceso de reabsorción en el que los expertos detectan que la persona tiene osteoporosis.

No es de extrañar, que los ancianos que dejan de caminar por una rotura ósea no sean conscientes de que han perdido parte de éstos debido a la reabsorción del calcio y el fósforo.

Problemas en los pies al caminar

Más del 70 por ciento de los mayores de 65 años tienen problemas en los pies, lo cual les limita muchísimo su movilidad y hace que su calidad de vida disminuya.

Es de vital importancia, acudir al médico de cabecera con el familiar afectado para que pueda derivarlo al especialista y determinar la enfermedad que sufre en ellos.

Problemas visuales

Los problemas visuales afectan notablemente a la movilidad de las personas mayores, ya que les es difícil calcular distancias y diferenciar incluso las diferentes tonalidades.

Los afectados con deficiencia visual reconocen que tienen muchas limitaciones a la hora de caminar.

Una limitación que les impide incluso acostarse y levantarse de la cama con normalidad. O sentarse y levantarse de una silla.

Los problemas visuales en estos ancianos les limitan en gran medida actividades como el salir a pasear, ir a lugares para hacer gestiones o realizar la compra.

Alteraciones en el movimiento por sufrir parkinson

El parkinson puede presentar distintos síntomas con intensidades diferentes dependiendo de la persona que lo sufra.

Y entre los síntomas motores que presentan las personas que tienen parkinson, como el temblor en reposo o la rigidez, se encuentra la bradicinesia (lentitud de movimiento).

De hecho, también son algunos los afectados que presentan dificultades para caminar, mantener el equilibrio e inestabilidad postural (problemas de coordinación).

Accidentes cerebrales como el derrame cerebral

Un derrame cerebral ocurre en el cerebro, como indica su propio nombre, sin embargo sus efectos en los ancianos pueden llegar a ser desde leves, medios o hasta severos. Todo depende de lo fuerte que haya sido el derrame y la zona cerebral que haya sido afectada.

Por ello, las consecuencias de un derrame cerebral pueden ser muy distintas. Y entre ellas, se encuentran las que afectan a la función motora. Llegando a presentarse en el anciano dificultad para coordinar movimientos, desequilibrio, mareos y para caminar.

Estos son sólo algunos trastornos, lesiones o enfermedades que pueden provocar que los ancianos dejen de caminar.

Nuestra recomendación, es que la persona afectada sea llevada por un familiar o cuidador al médico para determinar la causa exacta por la que está sufriendo esta condición.

Causas por qué dejan de caminar los ancianos

Cómo hacer para que los ancianos tengan una buena movilidad

Para evitar el deterioro de la movilidad de los ancianos estas son algunas recomendaciones:

1. Llevar una dieta sana y equilibrada: es primordial una buena alimentación en los ancianos para que no tengan cansancio y dolor en las piernas, así como una buena circulación.

Las frutas, verduras, cereales y la fibra, en su medida adecuada, junto con una buena hidratación y un consumo de sal reducido ayudarán a tener una mejor movilidad.

2. Estimular la mente del anciano y su cuerpo: realizar actividades para la estimulación cognitiva y otras para tener un envejecimiento activo mejoran las disfunciones físicas y mentales.

Realizar actividad física de baja intensidad para mantener el cuerpo activo, como podría ser el realizar paseos diarios, combinándolos con ejercicios de estimulación mental, harán que la persona se encuentre mejor física y mentalmente.

3. Evitar accidentes en el hogar: las caídas en ancianos pueden llegar a provocar lesiones que podrían hacer que dejaran de caminar. Por ello es importante minimizar los riesgos de accidente en el hogar, estudiando los objetos o situaciones que podrían provocarlos.

Si es necesario hay que eliminar barreras que impidan que la persona pueda moverse o acceder a sitios con mayor seguridad. Es el caso de las escaleras, donde existen plataformas que le permiten subir y bajar cómodamente.

Para finalizar, decirte que esperamos que hayas entendido por qué dejan de caminar los ancianos en ciertos casos y las causas que lo provocan.

Asimismo, queremos recordarte que esto es un artículo informativo, por lo que si un familiar tuyo se encuentra en una situación que le impide o le reduce la movilidad no dudes en llamar a su médico de inmediato, o si fuera algo urgente acudir al servicio de urgencias más próximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Entradas relacionadas

Bebidas calentitas para ancianos en tardes de otoño 

Guía de vacunación de la Covid-19 para ancianos en España

Cómo levantar a una persona mayor del suelo

¿Cómo ayudar a los ancianos a superar la soledad?

Los más leídos

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?

Send this to a friend