Dolor en las articulaciones en personas mayores

El dolor en las articulaciones en personas de edad avanzada es un síntoma bastante frecuente, el cual hace que su día a día sea más costoso debido a la molestia constante que produce en una parte del cuerpo específica o incluso en varias.

De hecho, los dolores en las articulaciones aparecen en lugares como la cadera, hombros, codos, muñecas, dedos, rodillas y tobillos, entre otras partes del cuerpo. Los cuales van acompañados por molestos pinchazos, inflamación y rigidez.

Estas dolencias imposibilitan la práctica de muchas actividades a quien las sufre, lo que hace que la persona vea su calidad de vida mermada, ya que llega a privarles de tener incluso un buen descanso o un sueño correcto.

Por qué aparece el dolor en las articulaciones

La aparición del dolor en las articulaciones en nuestros mayores se produce primeramente por el desgaste de las mismas. Unos daños degenerativos que afectan a la mayoría de los casos y que terminan generando una enfermedad conocida como la artrosis.

Una enfermedad que se produce por los esfuerzos realizados durante toda una vida y que, en muchos de los casos, cuando éstos han sido excesivos, la aparición de estas dolencias suele producirse antes de lo previsto.

Asimismo, otro factor que incide directamente en la aparición de los dolores reside en las enfermedades que producen inflamación, y que afectan directamente al sistema musculoesquelético.

La más común de ellas es la artritis reumatoide, una de las complicaciones reumáticas más conocidas y que causan un intenso dolor articular. Su principal problema reside en que no mejora con el reposo ya que no aumenta con el esfuerzo o los movimientos.

En el siguiente apartado, vamos a presentarte detalladamente la gran mayoría de enfermedades que producen el dolor articular.

dolor en las articulaciones causas

Enfermedades que producen dolor en las articulaciones

Como hemos visto, pueden ser varias las causas que llegan a producir dolor en las articulaciones de las personas mayores, como son la inflamación o los procesos degenerativos.

Y ahora, vamos a pasar a detallar las diferentes enfermedades que pueden producirlo:

  1. Artrosis: la característica principal de la artrosis reumática crónica es que lesiona los cartílagos de las articulaciones y aunque la causa principal de padecerla reside en el envejecimiento, hoy en día hay estudios que señalan que también es producida por más factores.
  2. Artritis: como hemos visto anteriormente la artritis es una inflamación que produce a las personas rigidez en las articulaciones y que viene acompañada de un intenso dolor. Puede llegar a inflamar varias de ellas y causarle a la persona ciertas deformaciones.
  3. Gota: ésta produce la formación de cristales de una sal, que proviene del ácido úrico, en las articulaciones. Los cristales de urato causan ataques de gota, en los que se produce una hinchazón intensa con dolor u otra crónica sin éste, del dedo gordo del pie en la mayoría de casos.
  4. Codo de tenista: el famoso codo de tenista es otra inflamación acompañada de fuerte dolor focalizada en la parte externa del tendón del codo, y que aparece debido a los movimientos repetitivos que se han realizado en el trabajo o en el deporte durante años.
  5. Síndrome del túnel carpiano: es una dolencia en la que la presión excesiva en el nervio mediano de la muñeca, el que se encarga de la sensibilidad y movimiento de ciertas partes de la mano, hace que la persona sienta daño, hormigueo y debilidad en ella.
  6. Escoliosis: esta dolencia se trata de una flexión lateral de la columna vertebral y que las personas mayores que la padecen tienen más probabilidades de sufrir problemas tras la cirugía que la gente joven. Eso sí, la operación es prácticamente indolora según los expertos.
  7. Hernia discal: la hernia de disco se produce cuando un disco de la columna vertebral es forzado por una de sus partes debilitadas, y que al romperse, produce una distensión que puede presionar sobre los nervios cercanos o la médula espinal. Esto causa un dolor de espalda muy fuerte e invalidante en algunos casos.
  8. Fibromialgia: aunque no está del todo claro que provoca la fibromialgia, puede ser ocasionada por múltiples causas e incluso de tipo psicológico, es una enfermedad reumática que poco a poco produce dolor en todos los músculos, tendones y ligamentos. Llega a causar insomnio y depresión debido al intenso dolor.
  9. Tendinitis: normalmente la persona puede sufrirla en las articulaciones del brazo y en la zona del tobillo. El que la sufre describe un dolor punzante acompañado de dificultad para realizar movimientos con normalidad. Suelen remitir con tratamiento y ayuda del fisioterapeuta.
  10. Esclerosis lateral amiotrófica (ELA): es una enfermedad del sistema nervioso central incurable, que puede llevar hasta la parálisis, aunque la persona sí mantiene intactos los sentidos, el intelecto y los músculos oculares. Los que la padecen precisan cada vez más ayuda para realizar actividades cotidianas, debido a la parálisis progresiva de todos los músculos.

Estas son algunas de las enfermedades más comunes que producen dolores en las articulaciones, pero existen otras como: la Artritis psoriásica, el Síndrome de ISG, la Osteoartritis, la Espondilitis anquilosante, la Bursitis y la Artritis psoriásica, entre otras.

enfermedades que causan dolor en las articulaciones

Síntomas relacionados con las enfermedades de las articulaciones

Aunque muchas de las enfermedades se manifiestan en su fase inicial en forma de dolores en las articulaciones, cansancio y problemas de movimiento, dependiendo de la enfermedad, éstos podrían  llegar a cronificarse.

Además, en estos casos con las enfermedades articulares crónicas o de nivel avanzado encontramos otros síntomas como:

  • Crujidos.
  • Inflamación de la zona afectada.
  • Enrojecimiento de la piel en la zona afectada.
  • Pérdida muscular.
  • Deformación de los huesos.
  • Falta de equilibrio.
  • Hipertemia (temperatura corporal anormalmente alta).

Todos estos síntomas descritos pueden llevar además a que la persona sufra muchísimo psicológicamente y pueda caer en una depresión, sobre todo si se trata de una enfermedad grave.

Nuestra recomendación es que la persona se apoye en la familia y busque además ayuda de un profesional en esta área. Así como si es necesario, adquiera los servicios de una persona especializada en cuidados de enfermos o personas mayores, que pueda ayudarle en el día a día y atenderla si es preciso.

Tratamiento de los dolores articulares en ancianos

El tratamiento del dolor en las articulaciones de las personas de la tercera edad, depende en primer lugar de la enfermedad que padezca el paciente y el grado en el que se encuentre ésta.

Lo recomendable es empezar acudiendo al especialista, el que le prescribirá a la persona o a los familiares del paciente, el tipo de tratamiento que éste precise.

Normalmente en dolores articulares que no oculten detrás una enfermedad grave, se suelen recetar una serie de medicamentos (dependiendo de la dolencia unos u otros), la aplicación de calor en zonas localizadas y el acudir a sesiones de fisioterapia u osteopatía.

Y aunque el deterioro de las articulaciones en personas mayores no se puede curar completamente, es muy importante detectar qué le ocurre al afectado por la enfermedad o dolencia para evitar su cronificación o aumento del dolor.

dolor en las articulaciones

El ejercicio y una correcta alimentación mejoran el dolor en las articulaciones

Una de las grandes recomendaciones de los expertos para aliviar el dolor en las articulaciones es realizar ejercicio físico cada día, para de este modo potenciar los músculos y al mismo tiempo favorecer la movilidad articular.

Asimismo, una dieta sana y equilibrada, la cual pueda ayudar a mantener en el peso ideal de la persona afectada, para evitar la obesidad, es un gran factor a tener en cuenta para sentirse muchísimo mejor y reducir los dolores.

Por otra parte, es recomendable visitar al médico, como hemos incidido anteriormente, para que determine cuál es exactamente la causa que produce ese dolor articular, porque en algunos casos podría ser recomendable hacer reposo de menor o mayor intensidad y tomar cierta cantidad de calcio.

Hay que tener muy presente, que es importante conocer la causa exacta que produce las molestias, ya que esto hará que la persona pueda mejorar esos dolores en articulares y llegar a protegerlas. Al igual que evitará que la enfermedad que sufre no llegue a progresar.

También es aconsejable dejar de lado el tabaco y moderar la ingesta de alcohol, en caso de que la persona los consuma, y seguir otras pautas saludables como:

  • Usar un calzado adecuado.
  • Llevar unos buenos horarios de sueño.
  • Evitar cargar un peso que resulte excesivo.
  • Tomar vitamina D, ya que ayuda a absorber el calcio (consultar con el especialista).

Esperamos que esta guía sobre el dolor en las articulaciones en personas mayores te ayude a despejar las dudas que pudieras tener acerca de este tema, y si un familiar o tú mismo estáis sufriendo esta dolencia, no os desanimes y os deseamos una pronta recuperación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Entradas relacionadas

Bebidas calentitas para ancianos en tardes de otoño 

Guía de vacunación de la Covid-19 para ancianos en España

Cómo levantar a una persona mayor del suelo

¿Cómo ayudar a los ancianos a superar la soledad?

Los más leídos

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?

Send this to a friend