Cine de barrio: películas que marcaron a nuestros mayores

“Me parece maravilloso que una película sea una españolada”, dijo Landa. Nada representa mejor el sentimiento que provocaba el cine de las décadas de los 60 y 70 que esta frase. En ella, españolada representa el jolgorio característico que, aún a día de hoy, estas películas desencadenan en quienes al otro lado de la pantalla las contemplan.

Como si en este momento estuviéramos frente a una de ellas, recordamos, con la hilaridad que provocan, algunas de las más célebres y que fueron santo y seña de un mítico programa de Televisión Española, ‘Cine de Barrio‘. El programa presentado por José Manuel Parada desde el 10 de julio de 1995 se convirtió en líder de las parrilas de los sábados por la tarde en la TVE 2. El 21 de octubre de 1995 lo pasarian a TVE.

En este artículo os presentamos algunas de las películas que se convirtieron en referente no solo de este programa sino de una época dorada del cine español:

Cine de Barrio: Estoy hecho un chaval (1976)

Cartel de la película de Cine de Barrio Estoy hecho un chaval de Paco Martínez Soria, quien aparece en la imagen dando el biberón a un pareja de bebés.

No podríamos empezar con otra figura más representativa del cine patrio: Paco Martínez Soria.

A sus 65 años, una noticia inesperada llega a la vida de Juan: ¡va a ser padre! Así se lo comunica su mujer. La gran alegría inicial se multiplica por dos cuando el médico le dice que se trata de gemelos. El protagonista se dispone, entonces, a pedir un aumento de sueldo en la oficina donde, desde hace cuarenta años, trabaja como contable. Pero, no solo no lo logra, sino que le comunican que van a jubilarle.

Lejos de conformarse con su nuevo estado laboral, decide buscar otro trabajo. ¡Y es que se siente joven y optimista! Sin embargo, la suerte no le acompaña, pues intenta realizar todo tipo de trabajos sin éxito alguno. Este le llegará nada más y nada menos que en un concurso de televisión, en el que realizará una actuación tan desternillante como triunfal.

Cine de Barrio: Vente a Alemania, Pepe (1971)

Cartel de la película de Alfredo Landa: Vente para Alemania Pepe, un clásico de 'Cine de Barrio'

No podemos olvidarnos de otro de los grandes referentes del cine del siglo pasado y cuya frase da comienzo a esta entrada: Alfredo Landa.

Vente a Alemania, Pepe, además del título de esta mítica película, forma ya parte del conjunto de las expresiones españolas más satíricas y descriptivas.

Nos encontramos en Peralejos, un pueblo aragonés de la provincia de Teruel. Un emigrante español regresa a él para pasar las vacaciones. Ataviado con un opulento Mercedes, describe una realidad fascinante sobre Alemania y sus mujeres. Pepe (Alfredo Landa), impresionado por ello, decide imitar a su paisano y viaja al país alemán en busca de fortuna. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y lo que encuentra cuando allí llega son trabajos mal pagados y nada de lo que él, con esperanza, esperaba.

Reflejo del ambiente de la época, esta historia representa a la perfección uno de los géneros más particulares de nuestro cine: el landismo.

Cine de Barrio: Bienvenido Mr Marshall (1953)

Clásico del cine español, el tan popular como peculiar Luis García Berlanga dirigió esta película que permanece para la posteridad.

Con tintes históricos y muy políticos, el título hace mención al Plan Marshall, el proyecto americano creado para promover la reconstrucción de Europa tras la Segunda Guerra Mundial.

Estrenada en Callao, sus negativos nos dan a conocer “un pueblo español, un pueblecito cualquiera”, Villar del Río. Tras la noticia de que el comité de EEUU va a llegar al pueblo, los habitantes de este se ponen manos a la obra para ofrecerles la viñeta que todo americano esboza cuando piensa en España. Así, el pueblo cambia su imagen por decorados andaluces, su vestimenta por trajes de flamenco y hasta sus sueños nocturnos por prototípicos episodios estadounidenses.

Sin embargo, cuando estaban preparados para dar la bienvenida a la comitiva, la caravana de coches atraviesa el pueblo sin detenerse.

Una curiosidad de esta afamada película: su presupuesto fue de casi 5 millones de pesetas, el doble que el coste medio de las películas de la época.

Cine de Barrio: El último cuplé (1957)
Cartel de la película musical, El Último Cuplé, protagonizada por Sara Montiel y emitida muchas ocasiones en 'Cine de Barrio'

Estamos ante la película con la que Sara Montiel se consagró como artsta.

En ella, la criptanense interpreta a María Luján, una cantante de cuplé que actúa en un humilde cabaret barcelonés después de haber llegado a ser, años atrás, la mayor estrella del país. En este local, el hombre que la descubrió y encumbró a la fama volverá a ser, por segunda vez, su conductor al éxito.

Como quien tuvo retuvo, la cantante se convertirá, en esta nueva etapa, en un referente internacional, actuando en este y al otro lado del charco.

La divinización de su figura concluye y, a su vez, comienza, con la forma en la que muere: en medio de una actuación. ¡Qué mejor homenaje para una leyenda que los guionistas le destinen tan dramático final!

Sara Montiel se convertiría, tras el taquillazo de esta heterodoxa película, en la artista mejor pagada del cine español.

Cine de Barrio: Ha llegado un ángel (1961)

Cartel de la película de Marisol, Ha llegado un Angel

Decir Marisol es como pronunciar década de los 60, es como deletrear cine español. Su voz y las historias que con ella contaba resuenan en la memoria colectiva de no una, sino de muchas generaciones.

En este filme, Marisol interpreta a una niña que tras perder a sus padres y quedar huérfana a muy temprana edad, vende todos sus bienes de Cádiz con la ilusión de viajar a Madrid al hogar de sus tíos. Sin embargo, su llegada no será bien recibida, especialmente por su tía Leonor, que intentará deshacer la felicidad que la niña posee innata y se esforzará por librarse de ella. Pues, esta no soporta ver cómo Marisol intenta salvar a la caótica familia de la que ella es matriarca. Solo Herminia, la empleada del hogar, le brindará su amabilidad.

Con su portentoso cante, Marisol comienza a actuar ante un público maravillado con su talento. Sus dotes artísticas y sus ojos azules le harán ganarse no solo la devoción de este, sino, finalmente, la de toda la familia.

Marisol se convertiría, gracias a esta y a otras películas como Tómbola o Un rayo de luz, en un fenómeno del cine español que, con el reciente reconocimiento del Goya de honor 2020, continúa, aun sin pretenderlo, estando presente.

Cine de Barrio: El pequeño ruiseñor (1956)

Cartel de la película El Pequeño Ruiseñor

El blanco y negro de la imagen de este cinta adquiere color con la voz de su protagonista: Joselito.

Apasionado por cantar, vive con su abuelo, de profesión campanero. Su grandiosa voz le servirá para cantar en celebraciones como bodas, bautizos y comuniones.

Con esta historia debuta el niño cantor más popular de nuestra historia. Tras este rodaje, comenzó su ingente carrera artística.

Triunfó en Francia, Italia, México y Japón, entre otros muchos países que quedaron boquiabiertos con semejante prodigio infantil.

Tanta fue su proyección internacional que fue recibido, incluso, por Lyndon B. Johnson., presidente de EEUU.

Cine de Barrio: ¡Cómo está el servicio! (1968)

Cartel de la palícula de CIne de Barrio como está el servicio (1968)
Tres nombres son suficientes para hacer única esta película: Gracita Morales, José Sacristán y José Luis López Vázquez. Y uno más, su director: Mariano Ozores.

Venida de provincias, Vicenta llega a Madrid con el deseo de servir en una respetable casa de la capital. Es su primo Manolo, enfermero de profesión y embaucador sin remedio en su tiempo libre, el que se ocupa de ella.

Además de trabajo, a Vicenta le llegará el amor, al enamorarse perdidamente del hijo del dueño de la casa en la que sirve. Sin embargo, este no es recíproco sino interesado, pues el rapaz finge estar enamorado de ella solo para evitar que se vaya.

La sola pronunciación del título de estas películas, una imagen de las alegóricas figuras del cine español que en ellas actúan o una única estrofa de la banda sonora que las ameniza transporta a nuestros mayores a unos años en los que sentarse frente al televisor era un momento de disfrute y unión familiar.

En una época actual en la que estas estampas están en extinción, podemos regalarles a los más mayores del hogar la sorpresa de volver a ver a quienes les regalaron risas y ahora recuerdos. Solo se trata de atender, más de vez en cuando, lo que el gran Paco Martínez Soria dijo: “Yo que usted daría marcha atrás”.

Si te gustó este post, te recomendamos estos de películas para personas mayores relacionadas con la vejez y el de 10 películas con protagonistas de la tercera edad.

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Entradas relacionadas

Cómo afectan las restricciones de Madrid a los mayores

Consejos coronavirus para las personas mayores

Día Mundial del Alzhéimer: la historia de Manuel

Mayores, de víctimas del Covid-19 a paladines de la conciliación

Los más leídos

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?

Send this to a friend