Barcelona y personas mayores. Una ciudad volcada

Barcelona y las personas mayores, una ciudad volcada en el envejecimiento activo. El pasado 1 de octubre fue el Día Internacional de las Personas Mayores. Y con motivo de este día tan señalado, el colegio oficial de farmacéuticos de Barcelona ha optado por reflexionar sobre una serie de mejoras para las personas mayores.

Es evidente, que el colectivo de las personas mayores es muy sensible. Son un colectivo, que en muchas ocasiones tienen un alto riesgo de caer en la exclusión social. Desde el abandono, tanto por parte de las familias, círculos sociales o incluso por parte de la administración. Por ello, es importante no perder de vista, la importancia de la atención a los mayores.
La reflexión por parte del colegio de Farmacéuticos de Barcelona, se ha dirigido hacia posibles servicios o también cursos, que mejoren la calidad de vida de los ancianos de Barcelona.

Barcelona y personas mayores, la ciudad está volcada en el colectivo más sensible

La atención a las personas mayores como eje del desarrollo de actividades para mejorar la calidad de vida de Barcelona.
Concretamente, el curso Ágora Sanitaria, enfocado en el tratamiento y cuidados de las personas mayores desde la farmacia. Las actividades programadas han sido desde conferencias, grupos de trabajo centrados en la promoción de la vida saludable y un programa de educación sanitaria.
El curso Ágora Sanitaria de Barcelona estableció herramientas tanto para titulados farmacéuticos como a cuidadores.

Promoción del envejecimiento activo

Otra área muy interesante y que también se trabajó es el envejecimiento activo. La Vocalía de Alimentación y Nutrición se encargó de crear un grupo centrado en la promoción del envejecimiento activo donde se abordaron los problemas que sufren normalmente los mayores.
La desnutrición fue uno de los problemas principales detectados y sobre los que se trabajó resaltando la importancia de la detección temprana. Se configuró un díptico con más de veinte consejos para afrontar el envejecimiento.
El mejor resumen es que se recomienda realizar 30-40 minutos de ejercicio físico. Destacando positivamente aspectos como hacerlo al aire libre o en grupo. De forma suave pero constante.

Un aspecto muy interesante ha sido ver que las farmacias y el ayuntamiento de Barcelona velan por las personas mayores que viven solas y están ante un evidente riesgo de aislamiento. Mediante el proyecto Radars que cuenta con más de 400 farmacias adheridas al programa y que trabaja sobre la detección de problemas de nutrición.
Observar a las farmacias involucrarse es un acontecimiento que denota mucha responsabilidad socia y civil. Además de que son estas las que trasmiten, en muchas ocasiones, el apoyo y confianza que las personas mayores necesitan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *