Sibilancia en personas mayores: qué es, causas y cómo tratarla

Las sibilancias en personas mayores son un signo de que se puede estar sufriendo algún tipo de problema respiratorio que conviene tratar a tiempo.

Las sibilancias son, por tanto, la consecuencia ligada a una patología respiratoria que se pueda sufrir, nunca será una enfermedad como tal.

¿Qué es la sibilancia?

Son unos pitidos que se producen al respirar como síntoma de alarma ante un problema respiratorio que pudiera estar padeciendo la persona mayor.

Por lo tanto, son signos de alarma cuando las vías respiratorias se estrechan y hacen que aire pase por un conducto más estrecho.

Los pitidos al respirar impiden la correcta oxigenación de los pulmones y se trata de una de las consecuencias respiratorias más comunes en personas mayores de 65 años.

¿Cómo es el pitido al respirar?

Se trata de un sonido agudizado similar a un silbido común que se producen con mayor frecuencia en el momento de la expiración de aire, esto es, en el momento de tomar aire. No obstante, dependiendo de la gravedad del problema respiratorio que se sufra también se puede dar con mucha frecuencia en el momento de expulsar el aire.

Denominados sibilancias en el ámbito médico, aunque comúnmente llamados silbidos, estos sonidos pueden deberse a causas muy diferentes

Suelen ser sonidos bastante incómodos y su manifestación generalmente se debe a una reducción del calibre de las vías aéreas y la consecuente limitación del flujo de aire durante la respiración.

Respiración sibilante: causas

Cuando los pitidos al respirar no son muy comunes y desaparecen a los pocos días no conviene preocuparse, pues puede deberse a un resfriado común, pero si las sibilancias comienzan a ser recurrentes puede que la persona mayor esté presentando problemas respiratorios diversos entre los que destacan:

  • Reacciones alérgicas o algún tipo de intolerancia.
  • El tabaco también puede provocar este tipo de problema respiratorio.
  • Gripe en personas mayores.
  • Neumonía.
  • Asma bronquial en ancianos.
  • Bronquitis.
  • Problemas cardiacos.
  • Embolia pulmonar.
  • EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica).
  • Inhalación de aire contaminado.
  • Otras causas: apnea del sueño, cáncer de pulmón, inflamación de las cuerdas vocales, broncoespasmos, sinusitis o rinitis o mucosidad persistente.

Sibilancias en la garganta: ¿Cómo evitarlas?

Existen una serie de medidas o consejos que ayudarán a paliar esta consecuencia respiratoria y harán que la persona mayor tenga una mayor calidad de vida.

En primer lugar, la presencia de un humificador, tomar una ducha de vapor o, en su defecto, ducharse con agua caliente y la puerta cerrada en muchos casos ayuda a humedecer el aire y, por ende, paliar la presencia del silbido al respirar.

Seguidamente, otro remedio que ayuda a combatir las sibilancias en la garganta pasa por evitar el uso del tabaco. Es una medida complicada, sobre todo para los fumadores habituales, pero lo cierto es que el tabaquismo es una de las causas directas de los pitidos al respirar.

Finalmente, el consumo de líquidos calientes pueden ayudar a relajar las vías respiratorias y reducir los niveles de mucosidad que dificultan el paso del aire por los pulmones.

Sibilancias al estar acostado: el sobrepeso como causa principal

Otra de las causas que se relaciona directamente con los problemas respiratorios y, como consecuencia, con los silbidos al respirar, es el sobrepeso.

La obesidad en las personas mayores es de sobra conocido que es un problema de salud muy a tener en cuenta puesto que puede ocasionar daños muy acusados en el organismo a estas edades, pero para el aparato respiratorio lo es más.

Primero, porque los músculos respiratorios pierden fuerza y la capacidad residual, así como el volumen de reserva de aire pierden capacidades.

En definitiva, si los pitidos al respirar tumbado se producen habitualmente, uno de los factores más clave que expliquen su presencia puede que sea el sobrepeso.

En la imagen, un hombre acostado tocándose la frente encontrándose indispuesto. Las sibilancias suelen aparecer cuando la persona mayor se encuentra acostada.

¿Cómo evitar los silbidos al respirar?

Como las sibilancias o pitidos al respirar se producen como consecuencia de una enfermedad respiratoria u otro problema de salud como pueda ser el sobrepeso, para evitar los silbidos al respirar se ha de prevenir la aparición de estas enfermedades en la medida de lo posible.

Para ello, existen una serie de pautas y remedios que pueden ayudar a prevenir este tipo de enfermedades:

  • Evitar el contacto directo con personas que estén sufriendo un proceso gripal o resfriado.
  • Realizar ejercicio moderado físico diario en personas mayores ayudará a que se respire mejor.
  • Seguir el calendario de vacunación pertinente contra la gripe para ancianos y el neumococo.
  • Lavado frecuente de manos.
  • Llevar a la práctica las indicaciones del médico de cabecera.
  • Evitar el contacto con el tabaco, tanto de forma activa como pasiva.
  • Ejercicios de respiración: Las respiraciones profundas y regulares ayudan a la persona mayor a remitir las sibilancias causadas por determinadas patologías.
  • Filtros de aire: Otra forma de evitar las sibilancias es tener filtros de aire que purifiquen el ambiente y combatan la presencia de ácaros, polen y otros elementos que pueden obstruir las vías respiratorias.
  • Las sibilancias suelen aparecer en mayor medida en horas nocturnas ya que, al estar tumbados en la cama, la obstrucción de las vías respiratorias provocada por la mucosidad aumenta. El uso de cojines o almohadas detrás de la espalda pueden ayudar a evitar la aparición de pitidos al respirar en ancianos, pues al incorporarse levemente la mucosidad no tapona tanto los bronquios.

Una persona anciana realiza ejercicios de pilates en el salón de su comedor, mientras se encuentra sentado para reducir la presencia de sibilancias mientras duerme, contrarrestándolo con ejercicio físico moderado.

Tratamiento para combatir el pitido al respirar

Si se da el caso de que las sibilancias no remiten en pocos días es muy importante acudir al especialista médico en cuestión.

Al producirse las sibilancias por la inflamación u obstrucción de las vías respiratorias, los medicamentos que el profesional médico recete serán corticoesteroides, antiinflamatorios o broncodilatadores.

Puede darse el caso de que los pitidos al respirar vengan acompañados de disnea y, en ese caso, el tratamiento se complementará con una administración añadida de oxígeno al paciente, en función del problema respiratorio que presente.

A la hora de administrar oxígeno se hará a través de una mascarilla o en caso necesario de una cánula nasal.

Por tanto, si las sibilancias son recurrentes, sí requieren de un diagnóstico médico si aparecen repentinamente, sin causa aparente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *