La gerontología: ¿Qué es y qué retos tiene en la vejez?

Cuando se hablar de prestar servicios de gerontología conviene saber que se trata de un concepto muy ligado a la tercera edad.

Cuestiones como el abandono físico, mental e incluso en algunos casos el abandono familiar generan problemas como depresión en las personas mayores, o desnutrición, entre otros, que requieren tratarse como es debido.

Es aquí donde entra en juego el papel de la gerontología que, como es lógico, se trata de una ciencia.

Teniendo en cuenta que, además, la población mundial que supera los 65 años viene en tendencia al alza y la sociedad joven es la encargada de velar por el futuro y los cuidados del planeta.

¿Qué es la gerontología?

La gerontología es la ciencia, o disciplina en medicina que se encarga de estudiar el proceso de envejecimiento desde el punto de vista holístico e integrador, es decir, desde una perspectiva global como fenómeno natural.

El término “gerontología” proviene del griego “Geron”, que significa “hombre mayor” y “logos” que se traduce como “estudio”.

Esto es, es el estudio de los fenómenos que se dan en la tercera edad.

Según la RAE, la gerontología es la ciencia que trata de la vejez y de los fenómenos que la caracterizan. 

¿De qué se encarga la parte de la medicina que se ocupa de la vejez?

La medicina ha evolucionado con el paso de los años, con un paulatino crecimiento de la esperanza de vida.

Es por ello que los estudios de gerontología se han aumentado con el paso de los años.

Geriatría y gerontología: diferencias

Es bastante común confundir ambos términos ya que se encargan, sobre el papel, de lo mismo, es decir, de estudiar el  período de la vejez, pero mientras uno se encarga a nivel social, el otro plasma sus estudios en un ámbito más clínico.

Además, la parte de la medicina que se encarga de la vejez lleva desde principios de siglo XX en la palestra.

En 1903, fue definido por Michel Elie Metchnikoff como “una ciencia para el estudio del envejecimiento”, en la que el proceso natural del envejecimiento era la base de su fundamento.

Mientras, la geriatría se remonta al año 1909, momento en que el la definición de geriatría fue acuñada al Dr. Ignatz Leo Nascher.

Nascher hablaba de la vejez como otra etapa de la vida, igual que la adolescencia o la niñez, que incluía unas particularidades a tener en cuenta y que, por tanto, se trataba de una entidad fisiológica propia.

La aparición de la geriatría significó un nuevo escenario en el ámbito médico, ya que la vejez dejó de considerarse socialmente como una enfermedad.

La geriatría supuso un cambio de paradigma e hizo que la vejez adoptase una connotación positiva, como un ciclo vital

Es decir, en la atención que requieren ambas disciplinas entrarán en escenas unos profesionales sanitarios u otros.

En definitiva, tanto la gerontología como la geriatría buscan los mismos objetivos, pero la aproximación de cada una de ellas es diferente.

Cuadro comparativo de las diferencias entre la gerontología y la geriatría.

¿Qué es geriatría y gerontología según la OMS?

En primer lugar, para la OMS, la geriatría es la rama de la medicina que ocupa no sólo de la prevención y asistencia de las enfermedades que presentan las personas mayores, sino también de su recuperación funcional.

Por su parte, para la Organización Mundial de la Salud (OMS), la gerontología es una disciplina científica que estudia el proceso  de envejecimiento, entendido desde todas sus vertientes y dimensiones: biológicas, psíquicas, sociales, económicas, legales, entre otras.

Dicho de otro modo, la geriatría es una parte de la gerontología, que es una ciencia en su conjunto global.

¿Qué temas se tratan en gerontología?

En este sentido, la gerontología como rama de estudio trata temas dispares relacionados con el proceso de envejecimiento, pero siempre desde un prisma social y en aras de concienciar y formar para una vejez activa.

Entre los temas que la gerontología hace frente se encuentran:

  • La sociología, desde un punto de vista de los procesos sociales para incluir a las personas mayores.
  • La psicología: de hecho, la psicología gerontológica es una rama muy importante de la gerontología, porque busca que todas las personas se mantengan en buen estado de salud mental durante el envejecimiento.
  • La filosofía, puesto que aquí se encuentran antecedentes claros de la gerontología.
  • La biología, ya que tiene una labor preventiva la gerontología biológica al estudiar el proceso de envejecimiento e intentar ralentizarlo en la medida de lo posible.

¿Cómo es el paciente geriátrico?

Como es lógico, el paciente geriátrico es un hombre o mujer de avanzada edad, que tiene el condicionante de que incluye problemas de movilidad y pueden acusar mayor debilidad en el sistema inmune. Algo que puede desencadenar en la proliferación de diferentes patologías.

Este sería el perfil de paciente geriátrico común:

  • Persona mayor de 75 años.
  • Enfermedades crónicas, por lo general, más de una.
  • Riesgo de dependencia y falta de autonomía.
  • Patología mental secundaria o predominante.

¿Qué hace un gerontólogo?

Se ha comentado que la labor de la gerontología es estudiar la vejez desde el punto de vista biológico y social, por lo que las funciones de un gerontólogo son:

En primer lugar, potencia una vejez activa, con un papel cada vez más incisivo en la sociedad actual.

Seguidamente, un gerontólogo/ga tiene la misión de proporcionar una atención integral a través de actos sociales y psicológicos, esto incluye el fomento de educación para un envejecimiento saludable.

Por otro lado, la especialidad en gerontología incluye programas de formación que tratan la importancia del cuidado de las personas mayores.

En otras palabras, un gerontólogo promueve la salud de la tercera edad apoyándose en la educación y acciones sociales para una vejez activa.

Una gerontóloga imparte un taller didáctico a las personas mayores en una residencia de ancianos.

¿Dónde puede trabajar un gerontólogo?

Un especialista gerontólogo puede desempeñar su profesión tanto en residencias de ancianos como en centros recreativos.

Del mismo modo, el gerontólogo puede trabajar en hospitales, dando asesoramiento a familias y personas mayores sobre ciertos cuidados y hábitos a incorporar en la tercera edad.

Como profesional de la gerontología, también puede impartir cursos de formación desde un punto de vista social y psicológico, con el objetivo de mostrar su proceso, así como diseñar programas de ocio y educación orientados a personas mayores.

El gerontólogo también puede trabajar en el ámbito de la investigación, sobre todo con enfermedades todavía por tratar, como la osteoporo

La geriatría y la gerontología van unidas en muchos aspectos pero difieren en otros más profundos y

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *