Estreñimiento en las personas mayores

Índice
Lorenzo Gómez

Por: Lorenzo Gómez

Periodista, redactor experto en gerontología

LinkedIn Mail ver biografía completa
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Son muchas las personas mayores que sufren estreñimiento ocasional o crónico. Una condición que puede ser causada por malos hábitos de salud o por algún tipo de patología.

Asimismo, es una molestia que interfiere bastante en la calidad de vida de los afectados, y que si no se trata como es debido, podría llegar a provocar problemas graves en algunas personas.

Los estudios alertan que entre el 20 y el 30% de las personas mayores de 65 años tiene síntomas de estreñimiento, algo que aumenta entre el 30 y el 50% en la franja de edad de los 75 años. De hecho, la toma de laxantes de forma habitual es algo reconocido por el 60% de los que lo sufren.

En este post vamos a explicar las causas que lo producen y cómo remediarlo en los casos que no precisen de atención médica, los que no sufren estreñimiento crónico. En los cronificados, recomendamos siempre acudir al médico de cabecera para tratarlo.

Qué es el estreñimiento y cómo afecta a los ancianos

Antes de comenzar, es importante saber qué es el estreñimiento y cómo se manifiesta ya que no siempre ocurre de la misma forma.

Esta disminución en la regularidad de la acción de evacuar las heces a veces puede resultar dificultosa y también dolorosa, ya que las mismas pueden presentar una sequedad y dureza mayores.

Incluso, las personas mayores que lo sufren afirman que tienen una sensación de no haber evacuado con totalidad.

De otro lado, queremos matizar que el estreñimiento no es una enfermedad, se trata de un síntoma de otros problemas de salud.

Además, los expertos apuntan que una persona puede estar sufriéndolo cuando la periodicidad de ir al baño adecuadamente es inferior a 1 evacuación cada 3 días o menos de 3 semanalmente.

Causas y factores que aumentan el riesgo de padecer estreñimiento

Existen diversas causas y factores que pueden aumentar las probabilidades de que los ancianos y las personas mayores tengan estreñimiento como:

Características biológicas

Las características biológicas tienen mucho que ver en la aparición del estreñimiento y su sufrimiento. Los estudios muestran que tiene una prevalencia mayor en las mujeres y el porcentaje frente a los hombres es de 3 a 1.

Por otra parte, el embarazo también es un factor que favorece su aparición y puede provocar incluso un aumento de las hemorroides.

Enfermedades

Las patologías anorrectales, como la fisura anal y las hemorroides, generan estreñimiento en los ancianos al reprimir en ellos el reflejo defecatorio, ya que provoca dolor.

Enfermedades como el Parkinson, los trastornos de ansiedad y la depresión, la aparición de tumores en el recto o padecer el síndrome del colon irritable, entre otras patologías, aumentan la probabilidad de sufrir estreñimiento.

Falta de fibra en la dieta y malos hábitos alimenticios

La falta de fibra en la dieta es otra de las causas que lo provocan, ya que ésta es providencial para regular el tránsito intestinal y combatir el estreñimiento en adultos mayores.

Es preciso apuntar que hay que tomar la cantidad adecuada de fibra cada día e introducirla paulatinamente.

Asimismo, llevar una alimentación saludable es muy importante, así como aumentar la ingesta de agua en el proceso de incluir más fibra para llevar una hidratación correcta.

Muchos ancianos acuden menos veces al baño por problemas de movilidad.

Edad de la persona mayor

Los cambios producidos a nivel fisiológico, que se asocian a las edades avanzadas, llegan a provocar que los movimientos intestinales que favorecen la evacuación se vean afectados.

Por ello, el tránsito intestinal en ancianos puede volverse más lento y los mecanismos que inciden en la capacidad de detectar la presencia de heces en la zona rectal, los que favorecen el reflejo de la defecación, lleguen a limitarse.

Disminución de la movilidad y dependencia

El no moverse lo suficiente afecta a los movimientos peristálticos, los cuales se ven disminuidos, que son precisos para la evacuación.

Además, en los casos en los que los adultos mayores dependen para ir al baño de la ayuda de un familiar o cuidador, e incluso, en los que tengan problemas de acceso, se ha comprobado que puede ocurrir que eviten la defecación o la retrasen. Algo que endurece y acumula las heces en el recto y el colon.

Por otra parte, el uso de orinales o pelelas en personas en situación de inmovilidad también aumenta el estreñimiento, ya que ‘hacer de vientre’ en estos recipientes llega a ser embarazoso para los ancianos a causa de olores o ruidos.

Ir al baño fuera del entorno habitual

Muchas personas mayores suelen tener dificultades a la hora de evacuar a causa de cambiar el lugar habitual o sus rutinas evacuatorias.

Normalmente, durante los viajes, es uno de los momentos en los que esto puede producirse, o de otro lado, cuando salen de casa y precisan ir al baño y éste no se encuentra en condiciones. Algunos afectados afirman que no pueden y no les gusta “hacer de vientre fuera de su casa”.

Consumo de medicamentos

Como es lógico, los ancianos consumen más medicamentos que las personas jóvenes, lo que muchas veces llega a provocarles un aumento del estreñimiento.

Igualmente, el consumo de laxantes para paliar el estreñimiento crónico también puede agravar el problema, ya que este tipo de remedio acostumbra al intestino a no trabajar y aumenta el riesgo de padecer todavía más esta condición.

Se ha comprobado también que el uso de diuréticos endurece y reseca las heces también todavía más.

Cambios severos de tipo cognitivo

Cuando las facultades cognitivas disminuyen a causa de enfermedades como el Alzheimer, por ejemplo, provoca que los ancianos no respondan a sus reflejos evacuatorios o cambien sus hábitos a la hora de evacuar.

A veces, personas mayores con demencia llegan a ignorar que su cuerpo precisa evacuar, ya que son menos conscientes de sus necesidades intestinales. Sin embargo, el estreñimiento puede causar en ancianos con demencia confusión e irritabilidad.

En estos casos de dependencia precisan de la ayuda de cuidadoras internas o familiares para hacer sus necesidades.

Cómo pueden evitar el estreñimiento los ancianos

Para evitar que los ancianos padezcan estreñimiento, en el momento que queda descartado que sufren una enfermedad crónica o pasajera, pueden seguir una serie de hábitos o pautas que ayuden a aliviarlo o conseguir que desaparezca.

Estos son los remedios para combatir el estreñimiento en ancianos:

  1. Hacer un poco de ejercicio con regularidad y moverse más.
  2. Aumentar la ingesta de fibra.
  3. Aumentar la ingesta de agua y líquidos.
  4. No usar laxantes a ser posible (consultar con el médico).
  5. Hablar con el médico de cabecera sobre la medicación que se toma por si lo provoca.
  6. Seguir unos hábitos regulares de defecación e ir al baño a las mismas horas.
  7. Ayudar a las personas mayores con movilidad a ir al baño cuando lo necesiten y darles intimidad.

Motivos de alerta ante el estreñimiento crónico en adultos mayores

El estreñimiento crónico en ancianos puede deberse a la falta de movilidad o a una mala alimentación como hemos visto, pero es muy importante hacerse un chequeo médico para descartar patologías que lo provoquen.

Además, es recomendable acudir al médico cuanto antes si aparecen estos síntomas o complicaciones:

  • Que el estreñimiento aparezca repentinamente.
  • Sufrir anemia.
  • Notar pérdida de peso.
  • Padecer una obstrucción intestinal.
  • Aparición de dolor en el abdomen.
  • Detectar que existe sangrado rectal.

Del mismo modo, si la persona mayor sufre una impactación fecal conocida como fecaloma, la complicación más grave del estreñimiento, que es cuando la masa fecal dura y seca queda atascada en el colon o el recto, hay que ponerse en contacto con el médico de inmediato.

Las señales que indican que está padeciendo una impactación fecal pueden ser:

  • Incontinencia urinaria.
  • Dolor en el abdomen.
  • Sufrir diarrea.
  • No tener ganas de comer.
  • Tener angustia y vomitar.
  • Sentir confusión.

Fuera de lo que se cree, en el caso de sufrir diarrea podría parecer que no se se sufre estreñimiento cuando sí que hay impactación fecal, ya que ésta está provocada por el desbordamiento de las heces existente alrededor de la masa fecal que se encuentra impactada.

Cuando esto ocurre es preciso llevar al anciano a los servicios médicos para que le realicen manualmente la extracción de la masa fecal que está impactada.

Para finalizar, esperamos que este post sobre el estreñimiento en ancianos y personas mayores haya resuelto muchas de vuestras dudas.

Nosotros recomendamos siempre ante la aparición de cualquier patología o síntoma de estreñimiento el acudir al médico para que pueda valorar a la persona mayor.

Comentarios para Estreñimiento en las personas mayores

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Recibido!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible, ¡muchas gracias!

Petición de llamada