Los 10 beneficios del aquagym para personas mayores

Se trata de una de las formas más divertidas y beneficiosas de hacer ejercicio. Y lejos de asociarse a un deporte generalmente a practicar en meses de verano, el aquagym es una ideal opción de realizar en meses de invierno a través de gimnasios con piscinas climatizadas.

Al trabajar sobre el agua, el riesgo de lesión es menor y los beneficios sobre la salud se multiplican. Además, la diversión está asegurada, por lo que es un deporte con multitud de ventajas que a continuación se explican.

La gimnasia acuática para personas mayores es una práctica deportiva con pocos años de puesta en escena y ha adoptado un furor en los últimos años porque ayuda a tonificar, perder peso y disfrutar de un rato agradable con el agua como protagonista

¿Qué es el aquagym?

Se basa en la repetición de movimientos, con o sin material complementario, dentro del agua acompañados por diferentes variedades de música.

Uno de los puntos fuertes de una sesión de aquagym para la tercera edad es que no existe gravedad, por lo tanto, nuestro cuerpo pesa menos y hay menor impacto para las articulaciones, a la vez que la densidad del agua ofrece resistencia a nuestros movimientos, de modo que tenemos que hacer más fuerza para realizar dicho movimiento. Dicho de otro modo, cuesta menos hacer los mismos movimientos que se hacen sobre el agua que en el exterior.

Este tándem entre fuerza y resistencia convierten al aquagym para personas mayores en el complemento ideal para recuperarse de alguna lesión o daño articular. Al tratarse de movimientos repetitivos se ayuda al sistema cardiovascular a potenciar sus funciones.

Los beneficios del aquagym para personas mayores son multitudinarios para la salud

Los 10 beneficios del aquagym para personas mayores

Uno de los deportes de moda no está exento de multitud de beneficios para la salud física y mental de las personas mayores:

  • Ayuda a mantener la condición física de la persona mayor: al aumentar la capacidad anaeróbica y aeróbica se consigue una mayor tonificación de músculos y resistencia.
  • Mejora la coordinación psicomotriz y la agilidad ya que los movimientos son guiados, repetitivos y, en muchos casos, cambian de orden, haciendo que la mente de la persona se mantenga ocupada.
  • Favorece la respiración, pues el aumento de la resistencia dado por el agua eleva los niveles de consumo de oxígeno y esto hace que el cuerpo trabaje más.
  • El aquagym para personas mayores tiene un efecto terapéutico, puesto que ayuda a relacionarse con otras personas y ayuda a disminuir el estrés.

Los ejercicios de aquagym para personas mayores suelen realizarse en grupos de personas de diferentes edades y con un monitor o monitora guiando y animando a los alumnos

  • Mejora la flexibilidad: la gimnasia acuática para personas mayores es sinónimo de lucha contra la resistencia, puesto que las articulaciones tienen que ampliar el movimiento, mejorando la flexibilidad con ello.
  • El estado de la piel mejora: otro de los beneficios del aquagym en personas mayores más interesantes es la mejora de la piel, puesto que en estas edades es muy común convivir con la celulitis o la flacidez, y el golpeo de movimientos sobre el agua generan un masaje, mejorando la circulación y dejando una piel en mejor estado.
  • El aquagym ayuda a conciliar el sueño y mejorar el descanso: como cualquier práctica deportiva, mejora el estado del sueño al dejar nuestro cuerpo más cansado, algo que se potencia sobre el agua, ya que por todos es conocido los beneficios sobre el descanso que da pasar rato sobre el agua.
  • Los ejercicios en el agua para personas mayores ayudan a mantener y estilizar la figura, ya que, al ser ejercicios sin impacto y al reducirse el peso corporal, los músculos trabajan con mayor intensidad aunque el cuerpo no se esté dando cuenta.
  • La salud mental de la persona mayor es otro de los puntos fuertes de este deporte. El aquagym en personas mayores provoca la secreción de endorfina u hormona del placer, que contribuye a esa sensación de bienestar después de haber realizado un esfuerzo.
  • Perfecto para combatir dolores de espalda, esclerosis, recuperarse de alguna lesión o se cuenta con alguna dolencia en extremidades, sobre todo en las piernas.

Ejercicios en el agua para adultos mayores: ¿Cuáles son los principales?

Ya sea nadar o realizar ejercicios sobre el agua, los beneficios ya están claros, pero a continuación se muestran algunos movimientos rutinarios que se pueden realizar en sesiones de aquagym para ancianos.

  • Elevación de rodillas. Es muy común este ejercicio sobre música con un ritmo alto que activa las funciones cardiovasculares y la capacidad motriz. Tanto en el borde de la piscina como de lado, situados de frente, apoyar las manos en el suelo, y levantar las rodillas alternativamente. Se pueden realizar unas 15 repeticiones con cada pierna, descansar un par de minutos, y volver a hacer otra serie. Lo recomendable es realizar este movimiento en una parte de la piscina donde se haga pie.
  • Caminar flotando sobre el agua: otro de los ejercicios clásicos del aquagym para personas mayores. Además, se suele utilizar un corcho de gomaespuma o famoso ‘churro‘ de piscina, simulando el movimiento de caminar. Este ejercicio se puede hacer unos 30 segundos, descansar y repetir,
  • Extensión de gemelos. Otra de las actividades más generalizadas en la práctica de este deporte. La persona puede colocarse en el borde de la piscina o en la escalera, siempre haciendo pie, con el objetivo de levantar los talones hacia arriba y hacia fuera, hasta quedarse de puntillas.
  • La bicicleta: ayudándose del borde de la piscina, el ejercicio consiste en simular el pedaleo de una bicicleta. O incluso, si se diese el caso, se puede llegar a hacer con una bicicleta estática sumergida en el interior del agua.

los ejercicios de aquagym para ancianos pueden hacerse con bicicletas estáticas para potenciar su efecto

  • Movimientos circulares de brazos: situándose en posición horizontal, boca abajo, la idea es trazar círculos con los brazos
  • Trabajo de espalda: de pie y con el cuerpo ligeramente inclinado hacia delante, se trata de expulsar el agua hacia adelante, realizando pequeños movimientos en vaivén. Luego, se sacan los brazos del agua, se pasan por encima de la cabeza, a la altura de las orejas, y se vuelven a colocar delante. Un ejercicio que servirá para reforzar la espalda y se debe realizar en circular completo. Este ejercicio conviene repetirlo 40 veces.
  • El macarrón flotante para reforzar la cintura: otro de los preferidos en la tercera edad. Consiste en colocar el macarrón en la espalda a nivel de los hombros, y se extienden los dos brazos por encima, en la horizontal. De esta forma se consigue flotar. Se levantan las dos piernas, paralelas y extendidas, de un lado del cuerpo, para inclinarse. Se trata de hacer pequeños batidos con las piernas para desplazarse, durante varios metros. Después se realiza en el otro sentido.

Sesión de aquagym para personas mayores: ¿Cuánto dura? ¿Qué dimensiones y temperatura debe tener la piscina? ¿Qué materiales se necesitan?

Por lo general, las sesiones de aquagym para personas mayores no suelen extenderse más allá de 45 minutos, entre el calentamiento, parte principal de los ejercicios y vuelta a la calma. Además, lo recomendable es que se trate de una altura de entre 1’10 y 1’40m y con una temperatura de agua habitual para el trabajo con estas edades de 27º a 30º. En cuanto a los materiales, en muchos casos no se necesitará materiales más allá de zapatillas con suelo de goma, gorro, en caso de que lo necesiten gafas, toalla.

La natación para personas mayores: otra opción muy saludable

Practicar natación en la tercera edad ayuda a prevenir problemas cardiovasculares, sin excusas por el frío porque está más que estandarizada la existencia de piscinas climatizadas y, si es en meses de verano, una motivación más para quitarse el calor del cuerpo.

Además de ser uno de los deportes más completos a nivel general, en las personas mayores se potencian los beneficios, puesto que pasa algo parecido a la situación del aquagym para personas mayores, es decir, su práctica requiere de un esfuerzo mínimo y, además, dado que se realiza dentro del agua, se contrarresta el efecto de la gravedad, o lo que es lo mismo, las articulaciones no tienen que soportar tanto peso.

  • Ayuda a prevenir la osteoporosis, debido al fortalecimiento de huesos y músculos.
  • Ayuda al cuidado de personas mayores que padezcan problemas respiratorios como asma o alergias.
  • Grandes efectos para combatir problemas de depresión en ancianos o estrés
  • Como cualquier otro deporte, ayuda a la correcta circulación sanguínea y los beneficios a medio y largo plazo son muy positivos en aras de mejorar su calidad de vida.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *