Visibilizar a las personas mayores es un reto al que se va a enfrentar la sociedad en los próximos años. Los millennials y otras generaciones tienen un importante reto por delante. Y de ellos va a depender, en gran medida, el respeto hacía las personas mayores y a les generaciones anteriores.

La soledad, los bajos ingresos y la falta de apoyo

Conforme va avanzando nuestra sociedad, a nadie le extraña asociar a aquella persona mayor sola y con dificultades para cruzar la calle, subir las escaleras o agachándose para coger las bolsas de la compra.
Es decir, todo parece indicar que posiblemente dentro de unos años la vejez llevará implícita la palabra de exclusión. Ya que, por el hecho de ser mayor, si además cuentas con unos ingresos económicos justos y unas facultades físicas mermadas. Será muy posible que en estos casos, la persona mayor, se encuentre excluída.

Y es que esta es una problemática que afecta a toda Europa, especialmente a España. Y también a otros países como Japón. Por ello se están promoviendo e incentivando desde algunas regiones locales, o incluso desde el marco europeo, aquellas iniciativas que sean capaces de favorecer a este colectivo.

El envejecimiento activo, las conexiones y lazos afectivos, el apoyo de cuidadores y personal cualificado. Son solo algunas de las bases para sentar proyectos enfocados en visibilizar a las personas mayores.

Visibilizar a las personas mayores

Quizá, un paso previo a todo tipo de acciones de apoyo, de crear conexión intergeneracional o crear tecnología que facilite la vida de las personas mayores. Sea tomar conciencia sobre la imagen mental y el estereotipo de la persona mayor en España. En muchos casos, las personas mayores necesitan ayuda para realizar una tarea básica de la vida diaria. Y en muchos casos, cuentan con ella. Pero, no obstante, en otros muchos casos, lamentablemente no es así. Y es ahí donde debemos provocar el cambio.
En primer lugar fomentando la permanencia del hogar ya que está demostrado que favorece la autonomía y retrasa los efectos del envejecimiento. Es decir, preservar a la persona en el domicilio es una labor de envejecimiento activo.

¿A qué generación le corresponderá dar el paso?

Esta responsabilidad recaerá en los próximos años en los denominados millennials. Ya que dentro de una década el baby boom habrá alcanzado los 70 años y los millennials serán los encargados de determinar como van a ser atendidos sus padres..

El envejecimiento activo

Aunque todos tengamos en mente a la persona mayor que necesita ayuda y no cuenta con ella. También tenemos una imagen mental de matrimonios autónomos y felices. De abuelos a los que cuidar de los nietos les rejuvenece o a personas de 70 años haciendo running, natación o cualquier otro deporte. O también la imagen de aquella persona mayor que cuenta con todas sus dotes intactas y que sigue conservando aficiones como la lectura o el cine. Esta imagen es maravillosa y es por la que debemos luchar durante los próximos años. Es un reto conseguir que esta versión de las personas mayores sea la que predomina en la sociedad.