Viviendas Colaborativas para personas mayores

El Cohousing, o Viviendas Colaborativas, se ha convertido en una alternativa a las residencias tradicionales. Se trata de comunidades de viviendas donde un grupo de personas mayores se agrupan para convivir. Comparten y disfrutan espacios comunes como: espacios verdes, parques, peluquerías, restaurantes, entre otros. Siempre reservándose su espacio privado.

Las Viviendas Colaborativas surgieron a mediados del siglo XX en Dinamarca y Holanda. Poco a poco, fue expandiéndose hacia EEUU y en el siglo XXI han pisado terreno español.

Las Viviendas Colaborativas se han convertido en una forma de ayuda centrada en las necesidades de cada persona. Ya que desde el primer momento, cada miembro define sus necesidades y se adaptan las viviendas según su situación de dependencia.

¿Que objetivos tienen las Viviendas Colaborativas?

El principal objetivo es crear un entorno donde exista cooperación y colaboración entre todos los miembros de la comunidad. Otro de los objetivos es favorecer entornos más sostenibles y fomentar el uso de energías renovables.

También tiene el objetivo de favorecer el envejecimiento activo, creando entornos agradables para permitir y beneficiar la independencia entre las personas mayores. También sirve como apoyo para salir de esos entornos de soledad que por desgracia viven muchas personas mayores.

Debemos recordar que la soledad y falta de visibilidad de las personas mayores es uno de los problemas más relevantes. Tanto en la actualidad como en el futuro será una problemática que todas las instituciones y entidades deberemos combatir.

Ventajas de las Viviendas Colaborativas

Las viviendas colaborativas suponen numerosas ventajas para iniciar la jubilación o para las personas mayores.

  • A diferencia de las residencias, las viviendas colaborativas fomentan la libertad y las relaciones interpersonales, evitando situaciones de soledad. Las residencias tradicionales, por su parte, cuentan con factores muy rígidos que pensamos que no fomentan la autonomía que puedan conservar las personas mayores.  Lo que produce un aislamiento de estos.
  • Puede favorecer el envejecimiento activo, la convivencia y las relaciones. Esto se traduce en un incremento de la esperanza de vida.
  • También hay que tener en cuenta que las viviendas se adaptan según las necesidades de la personas. Viviendas de un solo piso, baños adaptados o puertas más grandes para facilitar el paso a aquellos que deben desplazarse en silla de ruedas. Este es un factor muy importante ya que es una forma de personalización teniendo en cuenta el caso de cada persona.

Inconvenientes de las Viviendas Colaborativas

Aunque todo parece beneficioso, también supone una serie de inconvenientes. En primer lugar, cuando la persona mayor llega una punto de máxima dependencia, parece que ya no es seguro vivir solo en el domicilio. En estos casos, el cohousing es una solución muy limitada. Es más lógico, que la persona mayor vuelva a su domicilio habitual y se contrate los servicios de una cuidadora con la experiencia necesaria para tratar a la persona mayor.

También debemos recordar que el cohousing favorece el día a día de muchas personas mayores. Pero realmente no te libra de realizar tareas de hogar, la comida, la compra etc. Por lo que va dirigido a personas mayores en un perfecto estado de salud y que no necesitan ningún tipo de apoyo ni ayuda.

En este sentido, las personas que hayan sufrido un pequeño deterioro cognitivo, tengan problemas de movilidad o precisen de apoyo para realizar la compra o vigilar la toma de medicación no sería recomendable que participaran en el cohousing.

Opciones para vivir la Vejez

Según 20 minutos un 53,9% de las personas mayores españolas no quieren vivir en una residencia geriátrica. La opción que más predomina entre nuestro mayores es vivir en el propio domicilio. Tampoco es opción para ellos, vivir en casa de sus hijos u otros familiares. Por ello, ha emergido en los últimos años el fenómeno de cohousing. Pero no todos los familiares confían en este método. Contratar a una cuidadora parece la opción más cómoda y tranquilizadora para los familiares de las personas mayores.

 

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?