Sitios de vacaciones para mayores de 60 años

Como para todo, para los destinos vacacionales también ha de tenerse muy presente la situación por la que estamos atravesando.

Las consecuencias de la COVID-19 también han llegado al Imserso. Los viajes para personas mayores que esta entidad pública ofrece se encuentran en pausa. En condiciones normales, en el próximo mes de septiembre se hubieran empezado a vender los primeros viajes subvencionados, pero este año, ante este escenario, está todo en el aire. La idea que ahora está sobre la mesa es que estos comiencen a venderse en otoño y se reanuden en febrero de 2021.

Mientras tanto, debemos ser precavidos, lo que no significa que nuestros mayores no puedan disfrutar de unas anheladas (y merecidas) vacaciones.

Si pensamos en los lugares más concurridos por los más mayores, pensamos, de forma inmediata, en Benidorm. Destino turístico por excelencia, en él encuentran playas, tiendas, espectáculos, fabulosos servicios y extraordinario clima.

Sin embargo, en este atípico verano, no es el destino más recomendable, pues debemos huir de las masificaciones y Benidorm no se caracteriza por lo contrario. Sin ir más lejos, ayer, el aforo de la playa estaba completo a las 9:50h. Y para hoy ya no quedaba ninguna reserva desde hace días.

Visto esto, ya tendremos tiempo de viajar a este perfecto destino. Mientras tanto, podemos disfrutar de otras de las muchas opciones que nuestro territorio nos regala. Aquí os dejamos 5 ideales lugares de vacaciones para mayores de 60 años:

Santander

Capital de Cantabria y preciosa y estilosa ciudad. De presencial real y emblemáticas playas, nuestros mayores encontrarán en ella un lugar de culto a la gastronomía y al buen gusto.

Qué no te puedes perder:

  • El Sardinero. La zona de la playa y ¡también la de las tapas! Es, por ello, el lugar más popular de la ciudad. Las vistas de la bahía son de una tremenda belleza, así que un paseo por El Sardinero y por la tan famosa Avenida de la Reina Victoria supondrá un momento de máximo disfrute aderezado con la brisa del mar Cantábrico. Pero, no solo verán azul, durante el paseo podrán admirar dos puntos de referencia: el Gran Casino y el Mirador de los Jardines de Piquío.
  • Tapeo: Balneario de la Concha. El lugar perfecto para deleitarse con el rico tapeo. ¿Una recomendación? Las rabas con alioli negro. Y de postre, ¡un típico sobao pasiego!

Cuidado con los excesos y cambios de hábitos durante los viajes, ¡pero con cautela, podremos hacer alguna excepción gastronómica! El sitio, desde luego, lo merece.

  • Palacio de la Magdalena. El histórico pasado burgués de la capital sobresale entre las paredes de este impresionante palacio. A principios de 1900, concretamente entre los años 1913 y 1931, fue la residencia de verano del rey Alfonso XIII. Con su visita guiada, nuestros mayores se remontarán a aquella época que seguro han estudiado cuando eran jóvenes.
  • Casco histórico. Como todas las ciudades españolas, en sus céntricas callejuelas se encuentra el corazón del lugar. Pasear con tranquilidad por este, siempre alejándonos de los lugares más concurridos, nos dará a conocer la Plaza del Ayuntamiento, los Jardines de Pereda y su conocida Plaza Porticada.

A Coruña

Ciudad gallega, ofrece playa e historia por partes iguales, respirándose en ella bienestar y tranquilidad. No en vano, los coruñeses tienen fama de vivir bien, ¡así que habrá que probar sus costumbres!

De qué podrás disfrutar:

  • Plaza María Pita. Tal y como señalábamos en el caso de Santander, en el centro histórico de A Coruña se encuentra el trocito más emblemático de su corazón. En ella se alzan el Palacio Municipal y el monumento en honor a María Pita. Como todos saben, esta fue la mujer que, en el siglo XVI, avisó a la ciudad de la invasión de Sir Francis Drake, lo que impidió la victoria de las tropas inglesas. “¡Quien tenga honra que me siga!”, clamó la heroína.
  • Gastronomía en el centro histórico. Podremos degustar sobrosos platos típicos con los productos del mar como protagonistas, como el pulpo o la ‘caldeira de pescado’. ¡Ah, y en algunos fogones se prepara la famosa tortilla de Betanzos!
  • La Torre de Hércules. Asentada a lo largo del precioso paseo marítimo, se iza, nada más y nada menos, que el único faro romano en funcionamiento del mundo. Es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
  • El Puerto de A Coruña. Como ciudad portuaria, este es uno de los lugares más característicos del lugar. Además de la preciosa estampa de todos los barcos, si miramos a nuestro alrededor veremos El Casino y los simbólicos edificios acristalados de la zona de la Marina.

Parque Natural de Somiedo

Reserva de la biosfera de la UNESCO, es un tesoro de Asturias, de España, de Europa y del mundo. Con solo admirar su presencia, los visitantes comprueban que representa uno de los últimos reductos de naturaleza pura.

Nuestros mayores respirarán en él salud y calma y recargarán sus pilas con turismo diferente, alejados de cualquier masificación indeseada. ¿Qué mejor verano para disfrutar de semejante privilegiado entorno que este?

Son innumerables las rutas que él pueden realizarse. Y lo mejor de ellas: hay opciones para todos los gustos y tipos de visitantes. De hecho, una de las rutas está preparada para que la disfruten personas con movilidad reducida.

Por último, sería un delito acabar esta recomendación sin hacer mención a su típica gastronomía: pote de berzas, carne roxa y borrachinos.

Cáceres

 

Bucólico entorno medieval, Cáceres es historia pura. No lo decimos nosotros, así lo considera la UNESCO, la cual la declaró, en 1986, Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Con qué podrás deleitarte:

  • Plaza Mayor. Considerada una de las plazas más bonitas de España, es de un tamaño exorbitante. En los soportales que la rodean encontraremos los bares más típicos de la ciudad, donde podremos gozar de la excelente gastronomía extremeña, como migas, torta del casar o flores.

 

  • Barrio de San Antonio. Tras la visita obligada al Museo Provincial, podemos pasear por un lugar que no podemos perdernos. Este alegórico barrio era la antigua judería de Cáceres y en él encontraremos la Ermita de San Antonio, construida en el siglo XV y elevada sobre la remota sinagoga.

 

  • Plazas de Santa María y San Jorge. En esta ciudad se puede exclamar la expresión “a cada plaza mejor”. Ambas plazas se encuentran contiguas y en ellas podremos admirar el Arco de la Estrella (da la entrada al casco histórico), el importante Palacio de los Golfines de Abajo (en él se alojaron los Reyes Católicos) y la belleza barroca de la Iglesia de San Francisco Javier.

 

  • A unos minutos en coche de ella, se encuentra Trujillo, otra especial localidad con la que complementar este soberbio viaje nacional: la ciudad de los conquistadores. En ello no hay discusión, pues es cuna de Francisco Pizarro y de Francisco de Orellana. Pasear por su centro histórico hará que nuestros mayores se sientan protagonistas de una película.

Sóller

Baleares es una de las zonas de España en la que el coronavirus ha incidido con menor fuerza. Es, por esto, una gran opción para que toda la familia, junto con nuestros familiares más mayores, disfrutemos de nuestras deseadas vacaciones. Si, además, aterrizamos en uno de los pueblos más bonitos de Baleares, el círculo del disfrute se cierra.

Se trata de una isla dentro de la propia isla. ¿Una curiosidad especial? Hasta los años 90 que se construyó el túnel, la localidad estaba totalmente incomunicada.

Lugares imprescindibles:

  • Ecovinyassa. Sóller está ubicado en el Valle de los Naranjos, así que, como su propio nombre indica, las naranjas son su producto más característico. De ahí que toda su gastronomía esté inspirada en ellas. Ejemplos de ello son: vinagre balsámico con naranja, mermelada de cítricos, carne aderezada con naranja…etc. Ecovinyassa es una finca en la que podremos adentrarnos en el cultivo de la naranja de la zona.
  • Puerto de Sóller. Este, junto con sus playas adyacentes, son un paraíso de agua. Gracias a que durante mucho tiempo fue utilizado como lugar de entrenamiento de las tropas militares españolas, su entorno se ha mantenido intacto, alejado del impacto del turismo. El paseo marítimo nos brindará uno de los atardeceres más bonitos de nuestro país.
  • Iglesia de Sant Bartomeu. Construcción neogótica con fachada art noveau, es un tesoro artístico proyectado por el arquitecto Joan Rubió i Bellver, discípulo de Gaudí. Amparadas por la imponente Sierra de Tramontana, en sus calles cercanas no podremos dejar de admirar la belleza de la arquitectura mallorquina, los edificios modernistas y los palacios de influencia francesa.
  • Tranvía. Nada como sentarse en este antiquísimo medio de transporte para sentir y presenciar el aire pintoresco de Sóller. En su ruta, embelesaremos el sentido de la vista con sus singulares callejuelas y el del olfato con su paso por los campos de cítricos.

Inaugurado en 1913, ostenta el importante título de ser el primer tranvía que comenzó a funcionar en Mallorca.

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Entradas relacionadas

La nueva ola del COVID y el menor impacto en mayores

Frases bonitas para los abuelos

Síndrome de fatiga crónica: qué es, síntomas y tratamiento

Regalos para abuelas: la maravilla de verles disfrutar

Los más leídos

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?

Send this to a friend