¿Cómo tratar el insomnio en adultos mayores? Tipos y remedios

Índice
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

El insomnio es el trastorno del sueño más común en adultos mayores. De hecho, según un estudio reciente de la Sociedad Española de Neurología, un 40% de la población anciana sufre de este problema en la conciliación del sueño.

Un dato que lo convierte en el grupo de población más expuesto al insomnio, ya que el citado estudio cifra en entre un 25% y un 35% de adultos los que lo padecen (más de 4 millones de adultos).

Además, el insomnio en ancianos va ligado en muchos casos a problemas de nictofobia o escotofobia, por lo que conviene tratarlo con suma delicadeza.

¿Qué es el insomnio en ancianos?

Según la definición de la RAE, el insomnio es “la vigilia o falta de sueño a la hora de dormir”. Un trastorno que en el caso de las personas mayores se manifiesta de manera diferente al resto de la población.

En este sentido, las alteraciones biológicas propias del organismo son las causantes de que el insomnio sea algo mucho más habitual en ancianos y presente diferencias como que el sueño sea mucho menos profundo y más entrecortado.

Portada del primer ebook de Aiudo: Guía de Principales Enfermedades en Personas Mayores.
Consigue GRATIS tu guía de principales enfermedades en personas mayores

Este trastorno está más relacionado “con una menor habilidad para dormir, que con un descenso de la necesidad de dormir”, como cita un informe del Instituto de Investigaciones del Sueño -IIS-.

Así pues, podemos considerar que un adulto mayor está sufriendo de insomnio en base a un diagnóstico médico en que se incluya:

  • Historial médico y de sueño.
  • Un examen físico.
  • Un estudio del sueño.

¿Cómo tratar el insomnio en mayores?

La mejor manera de tratar el insomnio en mayores es ayudándoles a tener unos hábitos de sueño correctos mediante la implantación de una rutina.

No obstante, en algunos casos, es preciso acudir al especialista para poder tratar el tipo de insomnio que pueda padecer mediante un tratamiento farmacológico si es necesario.

Hay que saber que, cuando las personas envejecen su sueño adopta un carácter más superficial, sin embargo, su necesidad por el descanso es también necesaria. Para ello, una buena opción es contratar una cuidadora de turno de noche, que controla que el sueño sea de calidad.

Existe la creencia de que las personas mayores no necesitan dormir mucho, pero eso no es cierto, ya que los estudios llevados a cabo en los últimos años han demostrado que dormir unas 7 horas es ideal para que se sientan en buen estado.

Aunque sí es cierto, que algunos ancianos durmiendo unas 5 o 6 horas se sienten bien, pero no es lo recomendable.

La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología recomienda se recomienda una terapia combinada de higiene de sueño junto con otras técnicas como control de estímulos, relajación o restricción de tiempo en la cama y desglosa una serie de medidas de sueño:

  • Tener un horario fijo para acostarse y levantarse.
  • Permanecer en la cama el tiempo suficiente.
  • Evitar siestas que superen los 30 minutos.
  • Evitar ciertas actividades en la cama como ver la televisión, escuchar la radio, hablar por teléfono o discutir.
  • Se recomienda un paseo suave durante, al menos, una hora al día.
  • Mantener condiciones ambientales de luminosidad, ruido, temperatura, adecuadas.

¿Cómo quitar el insomnio rápido?

Al hablar de remedios caseros para el insomnio hay que tener en cuenta que están respaldados por investigaciones científicas. Estos consejos combaten algunas de las causas comunes del insomnio y se enfocan intencionalmente en hábitos que se pueden perfeccionar a lo largo del día, no solo cuando se intenta conciliar el sueño.

No obstante, conviene marcar una hoja de ruta en cuanto a hábitos para que los remedios surtan efecto:

  • Levantarse todos los días a la misma hora: irse a dormir y despertarse a la misma hora todos los días resulta de vital importancia para regular el sueño. En el caso de que se pase una noche sin dormir, el consejo es hacerlo hasta tarde o tomar una siesta larga para que sea más difícil conciliar el sueño a la hora deseada.
  • Realizar ejercicio moderado: con realizar 30 minutos diarios de ejercicio se liberan las endorfinas necesarias para coger energía y disponer el cuerpo más cansado a la hora de dormir.
  • Tomar el sol: la luz natural se ha demostrado que puede sustituir a la melatonina. Es por ello que cuando se acude a la playa y se pasan horas expuestas al sol el cuerpo acaba más cansado.
  • Apostar por una dieta equilibrada: esto hará que el organismo regule mejor los alimentos y favorece al correcto bienestar, y por ende, a la calidad del sueño.

Pastillas para dormir en la tercera edad: aspectos a tener en cuenta

Una de las recomendaciones a incorporar si se trata de una persona mayor con episodios prolongados en el tiempo de insomnio son las pastillas para dormir. Además de ayudar a conciliar el sueño, pueden ser de gran ayuda para aliviar el estrés, los viajes u otras alteraciones.

Las pastillas para dormir de venta bajo receta médica pueden ser de gran utilidad para las personas mayores y conciliar el sueño con más facilidad, o a mantenerle dormido durante más tiempo. Los riesgos y beneficios pueden variar según los distintos medicamentos con receta médica para dormir. Para encontrar las pastillas para dormir que mejor se ajusten a las prescripciones médicas, hay que tener en cuenta:

  • Tener una idea clara del patrón de sueño.
  • Someterse a pruebas médicas que avalen o, en su defecto, descarten problemas de conciliación de sueño.
  • Debatir sobre las opciones para tomar medicamentos para dormir de venta bajo receta médica, incluyendo la frecuencia, el momento de tomarlos y en qué presentación (pastillas, espray oral o pastillas efervescentes).
  • Recetar medicamentos para dormir durante un período limitado para determinar los beneficios y los efectos secundarios en cada caso.
  • Asegurarse con el médico de que no existan interacciones negativas con otros medicamentos que se están consumiendo por otros problemas de salud.
  • Duración del tratamiento, ya que un uso prolongado de pastillas para dormir puede llegar a crear dependencia.
  • No mezclar la ingesta de pastillas para dormir con alcohol, ya que éste aumenta el efecto sedante de las primeras.

Los principales fármacos que recetan los médicos para tratar el insomnio en ancianos son: Triazolam, Temazepam, Lorazepam, Flurazepam, Zolpidem, Zaleplon, Eszopiclona y Zaleplon. Estos medicamentos deben estar siempre recetados por un médico especialista, haber sido recomendados con receta y nunca gestionar las dosis de manera unilateral.

Una mujer mayor toma un vaso de agua tras haber tomado una pastilla par dormir.

Remedios para el insomnio en adultos mayores

Existen algunos remedios para combatir el insomnio en adultos mayores, realizados a partir de productos naturales, que no precisan receta y que los ancianos suelen tolerarlos bien. Bien es cierto que, esto no significa que no sea preciso consultar con su médico antes de tomarlos.

Estos son los remedios naturales o alternativos para el insomnio en ancianos:

  • Flores de Bach: Es un preparado de remedios naturales que provienen de distintas flores que se usa en la medicina alternativa. Es preciso consultar con el especialista naturópata para ver qué flores son las que precisa el paciente. No genera efectos secundarios.
  • Triptófano: Este aminoácido esencial se encuentra en algunos alimentos como los garbanzos o las nueces, además de en tabletas ya preparado, y ayuda a que los neurotransmisores que estabilizan el sueño de las personas funcionen correctamente. Es ideal también para mejorar el ánimo.
  • Melatonina: La melatonina es la hormona del organismo humano que regula el reloj biológico y el sueño, por ello, tomar un suplemento de ésta ayuda a las personas, ancianos o jóvenes, a recuperar la rutina habitual de sueño.
  • Suplementos con plantas naturales: Algunos de ellos son estupendos para ayudar a conciliar el sueño (la pasiflora, valeriana o melisa, entre otros), pero si se está tomando medicamentos, es necesario hablar con el especialista ya que podrían interactuar con ellos. Estos suplementos tienen propiedades relajantes.
  • Vaporizar aceites esenciales: Hoy en día existen dispositivos para vaporizar aceites esenciales (eucalipto, lavanda, mandarina, manzanilla, etc.) que ayudan a preparar el sueño, debido a sus propiedades relajantes y a la atmósfera que crean. Si la persona sufre asma o problemas similares hay que consultar al especialista antes de usarlos.
  • Infusiones: Las infusiones de plantas naturales como la tila o la valeriana puedes ayudar también a relajar a la persona gracias a sus propiedades relajantes.

Esperamos que estos remedios naturales para combatir el insomnio en adultos mayores ayuden a la persona que lo padece, si no, quizás será necesario usar un tratamiento farmacológico.

Insomnio en ancianos: tratamiento farmacológico

A la hora de combatir el insomnio en ancianos a través de un tratamiento farmacológico, desde Aiudo, siempre recomendamos acudir al médico para que pueda recetar a la persona los medicamentos adecuados.

Hay que tener en cuenta, que los ancianos suelen padecer diferentes enfermedades para las que ya toman una medicación específica, por lo que es necesario hablar con el especialista para que les prescriba el tratamiento para el insomnio adecuado. Hay que descartar por completo la automedicación.

Cómo tratar el insomnio en mayores

Tipos de insomnio en el adulto mayor

Existen diversos tipos de insomnio en el adulto mayor que son:

Transitorio u ocasional

Este tipo de insomnio, se produce cuando el adulto mayor tiene algunos problemas para mantener el sueño cerca de un mes pero, a partir de entonces, la sintomatología desaparece.

Crónico

El insomnio crónico es el que supera la frontera del mes de duración, por ello, se entiende que a partir de entonces se ha cronificado.

Agitación nocturna en la demencia

Las personas mayores con demencia tienden a sufrir este tipo de insomnio denominado agitación nocturna. Un trastorno que es más común en ancianos que sufren demencia y en adultos con Alzheimer.

Este trastorno se conoce también como el Síndrome del ocaso o del atardecer, y las personas que lo padecen se vuelven más nerviosas, inquietas e incluso agresivas a partir de media tarde y a principios de la noche.

El Síndrome del atardecer produce en estos ancianos todavía más confusión, desorientación e irritabilidad, llegando incluso en algunos casos a producir cuadros depresivos.

Este estado, en el que se encuentran los afectados, les causa somnolencia durante el día debido a la deambulación llevada a cabo por las noches al sufrirlo. Además, los ancianos que lo sufren suelen pedir ayuda, e incluso, llegar a gritar.

Muchos cuidadores, que han vivido en sus carnes este tipo de insomnio en el adulto mayor, llegan a padecer el síndrome del cuidador, ya que el estrés en ellos aumenta a niveles muy elevados y su sueño también se ve afectado.

Ansiedad e insomnio en el adulto mayor

La ansiedad es uno de los factores que incrementan o provocan el insomnio en el adulto mayor, por este motivo, es importante seguir una terapia psicológica en algunos casos para comprender las preocupaciones y a ayudar a los ancianos a dormir.

Asimismo, existen algunas terapias de relajación, basadas en controlar los estímulos, que pueden ayudar a resolver el problema y que pueden acompañarse de música para la relajación, la cual ayudará a preparar a la persona de cara a ese sueño reparador que precisa.

Otro de los aspectos importantes, o el que más, es ayudar al adulto mayor a llevar una correcta higiene del sueño mediante una rutina, la cual hará, junto con todo lo descrito en este artículo, que el anciano llegue a la cama cansado y más relajado.

Comentarios para ¿Cómo tratar el insomnio en adultos mayores? Tipos y remedios

2 comentarios

  1. Mi madre tiene 91 años. Sufre de insomnio. Duerme muy poco en la noche y se levanta tipo 10 de la mañana. Mi pregunta es si esta haciendo bien o mal que duerma hasta tan tarde en el día? .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Recibido!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible, ¡muchas gracias!

Petición de llamada