Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular en 2022: la importancia de un estilo de vida saludable

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de fallecimiento en el mundo. Es por ello que el Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular cobra especial importancia para tomar medidas no solo en la tercera edad, sino también desde edades tempranas.

Un dato que, ya de por sí, invita a reflexionar sobre la importancia de evitar problemas que afecten al sistema coronario en el mundo y que, afortunadamente, se pueden reducir gracias a los avances y por la apuesta por un estilo de vida saludable.

Hoy 14 de marzo de 2022 se celebra el Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular con los objetivos de:

  • Concienciar a la población sobre la importancia que tienen las enfermedades cardiovasculares en el mundo.
  • Cómo se pueden disminuir, máxime cuando se alcanza cierta edad.
  • Cuáles son los factores de riesgo más importantes a tener en cuenta.
  • Mejorar el acceso a la información y la educación sanitaria de la población.

Un tercio de todos los seres humanos fallecidos, muere a causa de una ECV

¿Qué es el riesgo cardiovascular?

El riesgo cardiovascular hace referencia a la posibilidad de padecer una enfermedad coronaria o un episodio de dicha naturaleza.

En este sentido, la posibilidad de que una persona esté en riesgo de enfermedad cardiovascular se emplaza dentro de un determinado periodo de tiempo y esto va a depender fundamentalmente del número de factores de riesgo que estén presentes en un individuo.

Casi el 40% de los españoles ocupa su tiempo libre de forma sedentaria

La importancia de la calculadora de riesgo cardiovascular

Gracias a la puesta en marcha de una sencilla herramienta se puede descubrir de forma rápida qué grado de probabilidad de sufrir una enfermedad cardiovascular tiene una persona, así como recibir una serie de recomendaciones básicas para empezar a mejorar la calidad de vida.

Se trata de una herramienta que ha puesto a disposición de la población la Fundación Española del Corazón que permite ayudar a las personas a conocer su riesgo cardiovascular.

Dicha herramienta pregunta al usuario:

  • Si es diabético o no.
  • Si alguna vez se ha sufrido una enfermedad cardiovascular.
  • Si fuma o no.
  • El sexo de la persona.
  • Edad.
  • Origen étnico, que lo mide por países.
  • Niveles de colesterol total, es decir, si se encuentra en valores de 0 a 150, entre 150 y 200, entre 200 y 250, 250-300 o si por el contrario presenta niveles de colesterol por encima de 300.
  • La tensión sistólica, que se mide de 0 a 120, de 120 a 140, de 140 a 160 y entre 160 y 180.

Origen del Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular

El Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular se celebra desde el año 2005, coincidiendo con cada 14 de marzo. Fecha que la Unión Europea fijó para concienciar de todo lo necesario a tener en cuenta para reducir tanto su incidencia como los factores de riesgo nocivos que provocan problemas del corazón.

Un cartel con el Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular y el logo de Aiudo, que se suma a la causa.

Factores que afectan a la salud cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte de personas en todo el mundo.

Existen varios factores que afectan a la salud cardiovascular, provocados por malos hábitos o por el tipo de vida que llevamos. Si se eliminan o se lleva un control sobre ellos ayudarán a mejorar sustancialmente la salud:

Tabaquismo, un factor diferencial

El humo del tabaco está compuesto por componentes tóxicos los cuales afectan gravemente al aparato circulatorio y a los órganos del cuerpo humano.

Estudios internacionales alertan de que las personas que fuman cada día un paquete de cigarrillos tienen entre 3 y 5 veces un mayor riesgo de desarrollar cardiopatía isquémica.

Estrés, mucho cuidado con el llamado “estrés malo”

Es preciso controlar el ‘estrés malo’ ya que si se padece continuamente puede afectar a la salud y generar enfermedades cardiovasculares.

De hecho, éste aumenta la presión arterial, la inflamación en el cuerpo, el colesterol y los triglicéridos en sangre. El estrés extremo puede incluso causar arritmias en personas mayores.

Sedentarismo y obesidad: cifras preocupantes

Una persona sedentaria puede tener sobrepeso, fumar y llevar una mala alimentación por lo que su sistema cardiovascular posiblemente termine dañado por estos malos hábitos.

Por ello, llevar un envejecimiento activo es fundamental para tener una salud de hierro y una vida plena libre de enfermedades en la juventud y en la tercera edad.

Además, a las autoridades sanitarias preocupa, especialmente que, a pesar de los esfuerzos por concienciar, la obesidad y el sobrepeso están en aumento en los países occidentales.

En España cerca del 15% de la población sufren obesidad o sobrepeso

Se debe tener vigilado el nivel de colesterol de cada persona, ya que existe la posibilidad de que ocurra un episodio cardiovascular que atente contra la vida.

Hipertensión idiopática

La hipertensión idiopática es un aumento en la presión de los vasos sanguíneos por causas desconocidas. A mayor presión, más sufrirá el corazón.

Diabetes: la relación del páncreas con enfermedades cardiovasculares

Si no está controlada ni tratada, puede aumentar significativamente el riesgo de enfermedades del corazón. Si el nivel de glucosa es mayor que 126 mg/dL, en varias analíticas, significa que una persona puede padecer diabetes.

Asimismo, especial importancia y detenimiento presenta la diabetes de tipo 2, un factor de riesgo cardiovascular muy a tener en cuenta.

Apnea del sueño: al dejar de respirar se crea una situación de estrés cardiovascular

El 60% de personas mayores de 65 años padecen este trastorno que genera una sensación de asfixia junto a una angustia.

Las personas que lo padecen, son incapaces de concentrarse y se mantienen despistados e irascibles durante todo el día. Tiene síntomas como fuertes dolores de cabeza y pérdida del apetito sexual.

La genética y su incidencia indirecta

Aunque este factor es imposible de evitar, se puede rebajar su efecto siguiendo recomendaciones de acciones preventivas según la edad, la raza (hipertensión más frecuente en raza negra o ictus en asiática).

Por ejemplo, la hipercolesterolemia familiar es un trastorno genético que se pasa de padres a hijos, causado por un defecto en el cromosoma 19.

El cuerpo será incapaz de eliminar la lipoproteína de baja densidad de la sangre. Esto provoca un nivel alto de colesterol LDL en la sangre.

Antecedentes de enfermedad cardiovascular

Si anteriormente la persona ha sufrido un infarto de miocardio, tiene más probabilidades de sufrir otro, ya que nunca pasó por esa experiencia.

La contaminación atmosférica: uno de los factores más recientes demostrados

Las personas mayores son grupos de riesgo bajo los efectos de la contaminación. Esta puede influir negativamente en sus limitaciones funcionales y en su fragilidad.

Otros estudios que alertan de factores de riesgo cardiovascular

  • La frecuencia cardiaca basal, que es un tipo de frecuencia cardiaca que mide el número de pulsaciones más bajas que una persona es capaz de alcanzar en estado de reposo completo. Pues existen diversos estudios que concluyen que cuanto mayor es la frecuencia cardiaca basal, menor es la expectativa de vida. Es por ello de vital importancia realizar controles de salud cardiovascular cada cierto tiempo. La métrica estándar de la frecuencia cardiaca basal para entender como normal es 60 pulsaciones por minuto.
  • La relación entre la gripe y los problemas cardiovasculares. Se ha comprobado un repunte de casos de fallecimiento por problemas cardiovasculares en épocas de gripe, por lo que las autoridades sanitarias recomiendan vacunarse.

  • Proteína C Reactiva. Se trata de otro marcador a tener en cuenta. Esta proteína ayuda a detectar inflamación en el organismo y puede anticipar enfermedades del corazón, entre otras patologías como lupus, neumonía neumocócica, artritis reumatoidea, tuberculosis, fiebre reumática, cáncer, o alguna enfermedad del tejido conectivo.

Cuando la proteína C Reactiva tiene niveles elevados puede alertar que el paciente está en riesgo de evento cardiovascular próximo

Consejos para llevar una vida cardiosaludable

Llevar una vida cardiosaludable se convierte en primordial para poder hacer frente a posibles afecciones del corazón pero, en muchos casos, se limita a la dieta, al deporte y a abandonar hábitos nocivos, pero existen muchos más:

  • El deporte: Realizar ejercicio físico de forma regular ayuda a mantenerse activo. Actividades como caminar o pasear 150 minutos a la semana son totalmente beneficiosas para ello.
  • Revisión cardiovascular anual: Preguntar a su médico sobre la salud de su corazón y programar chequeos de manera anual lo mantiene en línea con su salud.
  • La calidad del sueño: Contar con una rutina de sueño es importante para el funcionamiento del cerebro y el bienestar. Dormir entre siete y nueve horas cada noche es la recomendación de la mayoría de los expertos.
  • Beber una cantidad suficiente de agua al día: Mantenerse hidratado es fundamental para nuestro cuerpo y para conseguirlo los expertos recomiendan un aporte de agua de 2 a 2,5 libros diarios.

Un hombre mayor bebe un vaso de agua por la mañana en su casa para hidratarse y llevar una vida cardiosaludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *