Temperatura corporal baja en ancianos

Con la edad, la capacidad del cuerpo para aguantar bastante tiempo expuesto al frio disminuye. La hipotermia o temperatura corporal baja en personas mayores se origina cuando la temperatura corporal de la persona desciende por bajo de lo habitual, es decir los 35ºC, y se mantiene baja en un largo período. 

Para que el cuerpo tenga un correcto funcionamiento necesita tener constante su temperatura corporal.

Causas de la temperatura corporal baja 

La mayoría de los ancianos son menos activos por lo que generan menos calor corporal y llegan a desarrollar una temperatura corporal baja después de exponerse a un poco de frío.

El hecho de tener la temperatura corporal baja puede estar asociado a diferentes razones, como:

  • Estar demasiado tiempo en un ambiente frío. 
  • Viento y humedad.
  • Tener menos protección térmica.
  • Pasar bastante tiempo en una misma postura.
  • Movilidad reducida.
  • Tomar algunos medicamentos pueden tener efectos que bajen la temperatura corporal.
  • Algunas enfermedades como hipotiroidismo.
  • Afecciones médicas.
  • Las capas de grasa de debajo de la piel son más finas.

Grados de hipotermia

La hipotermia se clasifica en tres grados:

Leve: la temperatura está entre los 35ºC y 32ºC.

Moderada: varía entre los 32ºC y 28ºC. Puede ocasionar alteraciones en la consciencia, además de un descenso en la frecuencia cardiaca y la presión arterial baja.

Grave: menor que 28ºC, alterando el ritmo cardiaco gravemente.

Síntomas de la temperatura corporal baja

Si presentan algunos síntomas o se produce un empeoramiento es de gran importancia acudir al medico para que éste recete y recomiendo el tratamiento adecuado.

Generalmente en las personas con hipotermia no llegan a ser conscientes de que les pasa ya que se presentan poco a poco.

De los primeros síntomas que origina la hipotermia son los escalofríos, hormigueo e inmovilidad. 

Según la gravedad se puede clasificar en tres etapas:

  • Primera fase: La temperatura desciende un poco y empieza con escalofríos, de más leves a fuertes. Las manos se adormecen y la respiración se acelera. Debido a esto se eriza y se pone la piel de gallina. Se pasa a la segunda fase cuando parece que se está pasando.
  • Segunda fase: desciende más la temperatura corporal con escalofríos más fuertes. Los músculos no se coordinan bien y los movimientos se vuelven lentos y con dificultad para realizarlos y aparecen leves signos de confusión.
  • Tercera fase: la más grave en la que la temperatura corporal desciende demasiado, pueden desaparecer los escalofríos, pero hay muchas dificultades para hablar sin poder mover las piernas o manos. Se reduce el pulso y ritmo cardiaco o taquicardias.
  • Mareos y fatiga.
  • Confusión o somnolencia.
  • Problemas para hablar.
  • Piel fría.
  • Movimientos lentos y/o descoordinados.
  • Dificultad para respirar y dolor en el pecho.

Consejos y recomendaciones 

En el hipotálamo se encuentra el centro termorregulador, de modo que para que la temperatura corporal se mantenga en los niveles adecuados y se adapte a los cambios en el clima, éste inicia unas repuestas neurológicas y endocrinas adaptativas frente a los estímulos que recibe de los receptores de la piel y la sangre.

Cuando se expone al frio, los mecanismos empiezan a aumentar la producción de calor endógeno además de disminuir los que eliminan el calor.

En invierno sobre todo es cuando los ancianos padecen hipotermia, es esencial protegerlos e intentar evitar que tengan la temperatura corporal baja.

Algunas recomendaciones a seguir son:

  • En invierno, utilizar ropa de abrigo
  • Mantener la casa a 20/22ºC
  •  Consultar con el medico por si hay que tener cuidado con algunos medicamentos y sus efectos secundarios
  • Ocultar y proteger partes del cuerpo que estén más expuestas como la nariz, los pies, las orejas, etc.
  • En casa, ponerse bajo de la ropa larga debajo.

Lo más importante es dirigirse al médico de cabecera con el fin de recibir una correcta valoración y tratamiento según crea necesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *