Temblor esencial: síntomas y tratamientos

Los temblores y movimientos involuntarios son provocados por patologías concretas que modifican nuestras actividades rutinarias, como beber un vaso de agua o atarse los cordones. Las patologías más frecuentes son: la enfermedad del Parkinson, el temblor esencial o el temblor producido por el consumo de fármacos.

El temblor, que podemos sufrir a raíz de estas patologías, hace alusión a un movimiento involuntario, rítmico, vibratorio y anormal que se produce en los músculos. El temblor desaparece cuando estamos durmiendo.

¿Qué son los temblores esenciales?

El temblor esencial (TE), o también conocido como temblor hereditario, hace referencia a un trastorno del sistema nervioso, en concreto al neurológico, que produce movimientos involuntarios y rítmicos. Dichos movimientos se producen de forma inconsciente y la persona que lo sufre no puede dejar de hacerlo. Estos temblores pueden afectar a las manos, cabeza, mandíbula, piernas… o a todo el cuerpo, pero afecta con una mayor frecuencia en las manos.

El temblor esencial, por lo general, no es una enfermedad grave pero, sí que es verdad, que se agrava con el tiempo y en algunas personas puede llegar a ser potente.

En personas mayores de 65 años, 1 de cada 5 personas sufren esta enfermedad. Aunque puede llegar a aparecer a cualquiera edad pero es más habitual en personas a partir de los 40 años o más. 

¿Tengo temblor esencial o Parkinson?

Con mucha frecuencia, el temblor esencial se diagnostica de forma errónea como la enfermedad del Parkinson, pero estas patologías tienen algunas claras diferencias que podamos reconocer fácilmente, como son:

  • Cuando suceden los temblores: el temblor esencial se produce cuando se utilizan los músculos o realizas el mínimo movimiento; en cambio cuando se produce un temblor en reposo entonces lo asociamos a la enfermedad del Parkinson.
  • Enfermedades asociadas a estas patologías: si sufre de temblor esencial no aparecerán otros problemas de salud; en cambio la enfermedad del Parkinson está asociada a que tener movimientos lentos, tener un postura encorvada y llegar a caminar arrastrando los pies.
  • Partes del cuerpo afectadas por las patologías: el temblor esencial actúa en las manos, voz y cabeza; en cambio si sufres la enfermedad del Parkinson los temblores empiezan por las manos y pueden llegar a afectar las piernas u otras partes del cuerpo. 

Síntomas del temblor esencial

Los principales síntomas que pueden aparecer al tener un temblor esencial o hereditario son:

  • Se agrava el temblor con el movimiento.
  • El temblor se presenta a priori en las manos, puede afectar a una o ambas.
  • El temblor empieza de manera gradual.
  • El temblor empeora si tenemos: estrés, fatiga, tomamos bebidas como la cafeína y nos sobreponemos a temperaturas extremas.
  • La cabeza puede tener un movimiento de <no, no> o de <sí, sí>.

¿Qué causa el temblor esencial?

Las causas que provocan el temblor esencial, hoy en día, son desconocidas por el ámbito científico. Aunque algunas investigaciones suscitan que el cerebelo, situado en la parte posterior del cerebro, está relacionado con esta enfermedad porque es el responsable de controlar los gestos que realizamos y las habilidades motoras. Es decir, a muchos de los pacientes que sufren de temblor esencial, el cerebelo no les funciona correctamente.

En muchas ocasiones el temblor esencial está presente en personas de la misma familia y cuando sucede esto hablamos de un temblor familiar. Este tipo de temblor se transmite de padres a hijos y por lo tanto es hereditario. Normalmente este temblor empieza en la madurez pero se puede observar tanto en personas mayores como en jóvenes.

Tipos de temblor esencial

Existen dos tipos de temblores esenciales:

  • Temblor esencial postural: este temblor se muestra cuando el enfermo realiza una fijación voluntaria de una posición que va en contra de la gravedad, como por ejemplo, extender el brazo.
  • Temblor esencial cinético: este temblor aparece cuando el enfermo desempeña un acto voluntario, como por ejemplo, levantar un vaso de agua para llevárselo a la boca.

La gran mayoría de los enfermos que padecen temblores esenciales suelen vivir tanto el temblor cinético como el temblor postural.

¿Cómo se diagnostica el temblor esencial?

Son muchas las enfermedades que provocan temblores como: la esclerosis múltiple, la enfermedad del Parkinson, el estrés emocional, la abstinencia de alcohol y drogas, los tumores cerebrales y algunos determinados medicamentos. Es por ello que para poder tener un diagnóstico fiable es necesario que un médico le realice unas pruebas médicas donde podrá buscar las causas del temblor que padece el paciente. En estas pruebas será necesario: un análisis de sangre y orina, un examen neurológico y un pruebas de rendimiento físico. 

Si después de estas pruebas no encuentran el motivo del temblor, es probable que le diagnostique temblor esencial. Ya que no hay una prueba específica para esta patología.

Temblor esencial: tratamiento

El objetivo del tratamiento, destinado a personas que sufren el temblor esencial, es sobre todo el de aliviar los síntomas que tiene el paciente y de ese modo mejorar su calidad de vida. Es importante recalcar que no todos los temblores necesitan un tratamiento, es decir, si el paciente sufre un temblor leve no será necesario. Entre los tratamientos, donde el temblor influye de una manera más agresiva, podemos encontrar:

  • La fisioterapia ayuda al paciente a mejorar su fuerza muscular y puede reducir los temblores.
  • Uso de medicamentos que ayuden a reducir los temblores. 
  • Uso de la cirugía si los medicamentos no han ayudado al paciente. La cirugía consiste en una estimulación cerebral profunda (ECP). Es decir, se implantan electrodos en el cerebro del paciente que ayuda a coordinar el control muscular.

¿Cómo vivir con temblor esencial?

Desde Aiudo sabemos que es una tarea difícil estar al cuidado de personas mayores. Es por ello, que las personas mayores que sufran de temblor esencial necesitan unos cuidados más específicos. Por ese motivo, con estos consejos esperamos que puedas darle una mejor calidad de vida:

  • Mantener una dieta saludable: disminuir el consumo de azúcar y alimentos que contengan colorantes o aditivos.
  • Practicar técnicas de relajación (yoga, masajes…) para reducir estrés, ya que el estrés agrava los temblores.
  • Evitar ingerir bebidas excitantes como el café.
  • Averiguar en qué parte del cuerpo sufre en menor medida los temblores y utilizar esa parte del cuerpo para ejecutar las actividades diarias.
  • Utilizar soportes antideslizantes para que el paciente pueda tener un mejor control de los objetos.

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Entradas relacionadas

Cómo bajar el colesterol en las personas mayores

Esclerosis múltiple: qué es, síntomas y avances

Ingreso Mínimo Vital y cuidadoras: requisitos y plazos

Qué es la disfagia en ancianos: causas y tratamiento

Los más leídos

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?