Herpes zóster en ancianos: qué es, síntomas y cómo actuar

Índice
Lorenzo Gómez

Por: Lorenzo Gómez

Periodista, redactor experto en gerontología

LinkedIn Mail ver biografía completa
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Existen muchas enfermedades infecciosas que pueden afectar en todas las edades, pero hay que tener cuidado, especialmente, si las personas que las sufren son mayores de 65 años, puesto que su sistema inmunitario difiere, en gran medida, del de un adulto más joven. Es el caso del herpes zóster, con el que conviene tener un cuidado y un control exhaustivo  como cuidadores.

El riesgo de tener herpes zóster aumenta con la edad. Esta afección, por lo general, se produce en personas mayores de 50 años. Y las personas mayores de 60 años son más propensas a sufrir complicaciones más graves.

¿Qué es el herpes zóster?

El herpes zóster, también conocido como culebrilla, es una enfermedad viral que afecta a muchas personas en todo el mundo. Aunque puede ser doloroso y molesto, comprender sus síntomas, tratamiento y cómo cuidar a quienes lo padecen puede marcar la diferencia en la calidad de vida.

Una imagen en plano corto de un costado de una persona con la piel irritada como consecuencia del herpes zóster.

El herpes zóster es una infección generada por la reactivación del virus varicela-zóster de su estado de latencia en un ganglio de la raíz dorsal.

El herpes zóster promueve la inflamación de los ganglios de la raíz sensitiva, la piel del dermatoma asociado y, a veces, las astas posterior y anterior de sustancia gris, las meninges y las raíces dorsal y ventral. El herpes zóster es más frecuente en adultos mayores y en pacientes infectados por HIV, y es más frecuente y grave en pacientes inmunocomprometidos porque en estos pacientes la inmunidad celular está disminuida.

Portada del primer ebook de Aiudo: Guía de Principales Enfermedades en Personas Mayores.
Consigue GRATIS tu guía de principales enfermedades en personas mayores

Los herpes zóster pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Por lo general, parece una sola franja de ampollas que envuelve el lado izquierdo o derecho del torso.

Síntomas del herpes zóster

El herpes zóster se caracteriza por una serie de signos que pueden variar en intensidad y duración.

Los síntomas de esta infección suelen afectar solo una pequeña sección de un lado del cuerpo. Entre estos síntomas, se pueden incluir los siguientes:

  • Dolor, ardor u hormigueo en personas que lo padecen.
  • Sensibilidad al tacto.
  • Sarpullido rojo que aparece unos días después del dolor.
  • Ampollas llenas de líquido que se abren y forman costras.
  • Picazón.

Algunas personas también presentan lo siguiente:

  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Fatiga.

¿El herpes zóster requiere reposo?

Dado el carácter infeccioso de esta patología, hasta que se forme la costra sobre las ampollas del herpes zóster, una persona puede contagiarlo. Una de las recomendaciones más eficaces es evitar el contacto físico con cualquier persona que aún no haya tenido varicela o que no se haya vacunado contra esta enfermedad. Esto es, el herpes zóster requiere reposo aunque no es de obligado cumplimiento.

El herpes zóster generalmente no requiere reposo absoluto, pero la intensidad de los síntomas puede variar de una persona a otra.

En casos leves, es posible que no sea necesario tomar reposo, mientras que en casos más graves o cuando los síntomas afectan la capacidad de una persona para llevar a cabo sus actividades diarias, podría ser recomendable descansar y tomarse un tiempo para recuperarse.

Por lo tanto, aunque no es obligatorio, este virus requiere de reposo en el hogar.

Un señor mayor descansa en su cama mientras mira a la ventana del exterior.

Tratamiento del herpes zóster

El herpes zóster es una enfermedad que puede ser tratada y controlada, pero no se puede curar por completo. Generalmente, se recetan medicamentos antivirales para reducir la duración y la gravedad de los síntomas. Además, se pueden utilizar analgésicos y cremas tópicas para aliviar el dolor y las molestias. Es importante seguir el tratamiento médico adecuado y llevar una buena alimentación para fortalecer el sistema inmunológico

¿Cómo curar el herpes zóster en tres días?

El herpes zóster, también conocido como la culebrilla, se puede aliviar en apenas unos días. Esto es gracias a algunos remedios caseros que pueden servir como ayuda para frenar el avance de esta afección.

Una de las alternativas para curar el herpes zóster con remedios caseros más populares es el tratamiento con aceite de té verde o de árbol de té. Para ello, se debe aplicar en un algodón aceite de árbol de té y pasarlo con suaves movimientos por la zona afectada, de tal forma que se recomienda repetir esto 4 veces al día.

Otra alternativa es aplicar bolsitas de té calientes, pero cuidando que no quemen la piel, directamente en la zona donde la culebrilla se ha extendido, las propiedades de esta planta ayudarán a que se sequen las ampollas.

La miel es otro de los productos que pueden ayudar a que esta enfermedad se frene. Solo hay que lavar bien la zona y aplicar en ella directamente la miel, repitiendo 4 veces al día.

Por otra parte, otro de los remedios caseros para el herpes zóster es el diente de león, que se trata de una planta medicina usada popularmente para curar el herpes zóster de forma natural, esto se debe a que funciona eliminando las molestias generadas por las ampollas y permitiendo que las mismas se curen de forma efectiva, además de contar con propiedades inflamatorias que ayudarán a aliviar el cuadro.

El toronjil o melisa es otra planta medicinal potente y efectiva que funciona de manera muy efectiva para curar el herpes zóster de forma natural. Debido a su contenido de polifenoles, su efecto calmante, antiespasmódico y analgésico, es una excelente alternativa para disminuir las molestias de la culebrilla y eliminarla.

Tratamientos Médicos

  1. Antivirales:
    • Aciclovir, valaciclovir o famciclovir: Estos medicamentos antivirales pueden ayudar a reducir la duración y la severidad de la infección si se inician dentro de las primeras 72 horas desde el inicio de los síntomas. Debes consultarlo con un médico para obtener una receta y seguir las indicaciones de dosificación.
  2. Analgésicos:
    • Medicamentos de venta libre: Paracetamol o ibuprofeno pueden ayudar a aliviar el dolor.
    • Medicamentos más fuertes: En casos de dolor intenso, el médico puede prescribir medicamentos más fuertes, como opioides o gabapentina.
  3. Cremas y lociones:
    • Cremas de capsaicina: Pueden ayudar a aliviar el dolor cuando se aplican en la piel afectada.
    • Lociones calmantes: Lociones con calamina pueden proporcionar alivio temporal de la picazón y el malestar.

Cuidado en el Hogar

  1. Compresas Frías:
    • Aplicar compresas frías en las áreas afectadas puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación.
  2. Higiene Adecuada:
    • Mantén las erupciones limpias y secas para prevenir infecciones secundarias. Lava suavemente las áreas afectadas con agua y jabón suave.
  3. Ropa Suelta:
    • Usa ropa suelta y cómoda para evitar irritar las áreas afectadas.
  4. Reposo y Manejo del Estrés:
    • Descansar lo suficiente y manejar el estrés puede ayudar al sistema inmunológico a combatir el virus más eficazmente.

Tratamientos Complementarios

  1. Baños de Avena:
    • Los baños de avena pueden ayudar a aliviar la picazón y el malestar. Se pueden preparar añadiendo avena coloidal al agua del baño.
  2. Suplementos y Vitaminas:
    • Algunos estudios sugieren que los suplementos de lisina pueden ayudar a reducir la duración de los brotes virales, aunque la evidencia no es concluyente. Consulta con un médico antes de tomar cualquier suplemento.

Aunque estos tratamientos pueden ayudar a aliviar los síntomas y acelerar la recuperación, el herpes zóster generalmente no se cura en tres días. La clave es comenzar el tratamiento antiviral lo antes posible y seguir las indicaciones del médico para manejar los síntomas de manera efectiva.

Si experimentas síntomas graves como dolor intenso, fiebre alta, confusión, o cualquier síntoma inusual, busca atención médica inmediata.

¿Es bueno el calor para el herpes zóster?

No, el calor no ayuda al sarpullido causado por el herpes zóster y puede empeorar la dolencia y otros síntomas, así como retrasar la recuperación. En este sentido, aplicar calor, o incluso exponerse a altas temperaturas mientras se sufra este tipo de virus puede hacer que se aumente la inflamación, la sensibilidad de la piel y el riesgo de que la infección se extienda y, por tanto, la situación se complique.

Y no solo eso, sino que el calor aumenta la sudoración y una humedad excesiva en la piel puede crear un ambiente propicio para infecciones bacterianas que, si se producen simultáneamente con el herpes zóster, pueden complicar el proceso de curación y prolongar los síntomas.

¿Es muy peligroso el herpes zóster?

El herpes zóster no pone en riesgo la vida de la persona que lo sufre. Sin embargo, puede ser muy doloroso e incómodo. Uno de los remedios más efectivos para paliar el zóster son las vacunas, que pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollarlo.

El tratamiento temprano puede acortar una infección por herpes zóster y disminuir la posibilidad de complicaciones.

La complicación más común es la neuralgia posherpética. Se trata de una afección dolorosa que hace que el herpes zóster duela durante mucho tiempo después de que las ampollas desaparecieron.

Un plano detalle de una mano con el virus del herpes zóster.

¿El herpes zóster es contagioso?

Sí, el herpes zóster se puede contagiar. Una persona esta infección puede trasmitirle el virus de la varicela-zóster a cualquiera que no sea inmune a la varicela. Por lo general, se produce por el contacto directo con las llagas abiertas del sarpullido que causa el herpes zóster. No obstante, una vez infectada, la persona tendrá varicela en lugar de herpes zóster.

¿Cómo aliviar el herpes zóster en tres días? Consejos para cuidadores

A pesar de no tener cura completamente, se pueden paliar los signos evidentes de esta infección.

Para aliviar la picazón y la molestia, se recomienda usar con:

  • Compresas frías y húmedas sobre la piel afectada
  • Baños y lociones calmantes, como los baños de avena coloidal, baños de almidón o la loción de calamina
  • Zostrix, una crema que contiene capsaicina (un extracto de la pimienta)
  • Antihistamínicos para reducir la picazón (tomados por vía oral o aplicados sobre la piel)

Lidiar con el herpes zóster puede ser emocionalmente agotador. Brindar apoyo emocional y comprensión a los afectados es esencial para ayudarlos a sobrellevar la enfermedad. La vacuna contra el herpes zóster puede reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad o disminuir su gravedad si esta evoluciona. Se recomienda, especialmente, para adultos mayores.

Comentarios para Herpes zóster en ancianos: qué es, síntomas y cómo actuar

3 comentarios

  1. Puede contagiar el hérpes Zoster…por convivencia ..a una mujer de 48 y a un niño de 8 que no hayan pasado la varicela …por vasos cubiertos …abrazos besos en la cara ???

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Recibido!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible, ¡muchas gracias!

Petición de llamada