La vuelta al cole: uno de los períodos más estresantes

La vuelta al cole. Uno de los períodos más estresantes y cuando las familias pasan los mayores apuros económicos junto con las navidades.

El periodo estival siempre es una época de relax, desconexión y romper rutinas. Con Septiembre llega la vuelta a los hábitos y a la rutina. Y aunque las temperaturas son mucho más agradables, lamentablemente vienen acompañadas del estrés que produce la vuelta al cole.
Los niños vuelven ilusionados a reencontrarse con sus compañeros de clase y sus profesores. Los padres trabajadores volvemos a tener los quebraderos de cabeza para hacer nuestras cábalas. ¿A qué comedor los llevamos?.
¿Cuántas actividades extraescolares deben hacer?.
¿Es mejor fútbol o inglés?.
Otra de las preocupaciones es ¿quién puede recogerlos si estamos trabajando?. Es decir, ¿Qué hago si estoy trabajando y necesito una persona que recoja a mi hijo?

La vuelta al cole

Septiembre es el mes más convulso para las familias que deben hacer frente al arranque del curso y a todos los pagos que esto conlleva. Además, se trata de una época de muchos cambios y un alto porcentaje de familias necesitan apoyo externo. La vuelta al cole es junto a la cuesta de enero la etapa más dura para los bolsillos de las familias.
Septiembre supone uno de los meses donde más conflictos se originan. Una familia que no logre abordar los problemas del tiempo y de dinero a tiempo va a sufrir estrés durante todo el año. Esto puede ser muy perjudicial puesto que puede afectar, no solo a la familia si no también al trabajo y a nosotros mismos.
De hecho podemos ver como la vuelta al cole es un reclamo en publicidad. Y muchas empresas enfocan sus esfuerzos comerciales en vender materiales y complementos.

La conciliación laboral

Hoy en día en España, la mayoría de empresas, no cuenta con un acople real a lo que se llama la conciliación laboral. Es incompatible el poder recoger a los niños cuando salen del colegio y los horarios de muchas mamás.
Tenemos la opción de poder contar con familiares que se hagan cargo o bien contar con personal especializado en cuidado de bebés y niños. Para las madres que necesitan un apoyo en casa, deben saber que nuestros cuidadores pueden realizar simples tareas de acompañamiento a actividades extraescolares. Como de aprendizaje de otros idiomas a nivel oral, clases de repaso, tareas domésticas o un compendio de todo lo anterior.

Cuidado de niños y… de mayores

Ahora bien ¿Qué pasa cuando la persona de la que hay que hacerse cargo es una persona mayor o con discapacidad?
No nos olvidemos que hoy por hoy, necesitamos también cuidadores para personas mayores que no pueden estar atendidas por los «malditos» horarios laborales a los que estamos atados. Por tanto la vuelta al cole no solo concierne a las familias con niños pequeños, si no también a las familias cuidan de sus padres.
La clave para contratar una cuidadora es que sean seleccionadas de forma muy individualizada. Siempre se debe procurar que ya hayan trabajado en un entorno y circunstancias similares. Tal vez para la familia sea una situación nueva, dejemos en manos de quién ya ha tratado con distintas patologías que nos guíe, como las cuidadoras.

Aquellas familias que cuentan con hijos y padres a cargo, es decir, aquellos miembros que pertenecen a la generación sandwich. Se trata del grupo de personas que sufren mayores problemas para atender a todos los familiares a cargo.
Aquellas familias que tengan a un familiar con un estado de salud delicado pueden acceder al servicio médico 24 horas. De esta forma, tanto familias como cuidadores pueden resolver dudas de carácter médico.

La falta de apoyo por parte de las administraciones públicas

Las administraciones públicas tarden bastante en conceder plazas, ayudas y soluciones a problemas de esta índole. Hay ayudas que tardan más de un año en hacerse efectivas o plazas para centros de día o residencias que tardan dos años en llegar. Esto hace aún más necesario la creación de servicios asistenciales por parte de la oferta privada.
La mejor solución contra el estrés que está a punto de comenzar es no dejar pasar más tiempo e intentar ponerle solución desde el inicio de curso. Hay que dejarse apoyar por profesionales del cuidado y la asistencia domiciliaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Entradas relacionadas

Bebidas calentitas para ancianos en tardes de otoño 

Guía de vacunación de la Covid-19 para ancianos en España

Cómo levantar a una persona mayor del suelo

¿Cómo ayudar a los ancianos a superar la soledad?

Los más leídos

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?

Send this to a friend