Horarios de cuidadores: ¿qué posibilidades hay?

A menudo cuando buscamos un cuidador para nuestro familiar nuestra necesidad puede ser cambiante. Por ello es importante conocer los posibles horarios de cuidadores que se contemplan en la ley y adaptarnos a ellos.

Es necesario que la familia que va a necesitar el servicio de un cuidador a domicilio conozca las diferentes opciones. Ya que cada familia tiene una situación particular distinta, por diferentes razones (desde el tipo de patología que tenga el usuario, su nivel de autonomía o la cercanía de los hijos u otros apoyos), dependerá de las dificultades que tenga el usuario para realizar diferentes tareas.

Por esta razón, según cada caso será mejor contar con un tipo de horario u otro.

 

Cuidadores internos

El cuidador interno es aquel al que la familia proporciona alojamiento (siempre una habitación propia) y manutención. Este cuenta con una remuneración neta de al menos el SMI además de brindarle contrato y alta en Seguridad Social y a jornada completa.

Este horario de cuidador suelen solicitarlo las familias que necesitan una seguridad extra y una atención completa aunque sea a través de acompañamiento y compañía. Gracias a las cuidadoras internas, las familias pueden ser avisadas cuando por la noche el usuario sufre una caída. También cuentan con la atención de un cuidador durante las principales comidas del día.

La jornada del cuidador interno no debe exceder de 8 horas diarias y debe contar con su respectivo descanso diario. Además, durante el fin de semana debe contar con 36 horas consecutivas libres en las que el cuidador abandona el domicilio.

Cuidadores por horas; media jornada o jornada completa

El horario de cuidadores por horas suele variar desde 3 horas semanales a 40 horas semanales. Las familias que necesiten un servicio para un momento puntual del día o de la semana solicitarán un servicio de cuidador externo durante unas horas concretas.

Por otro lado, hay familias que necesitan servicio continuo para realizar tareas tales como limpieza, la compra o la comida. Para ello suelen contratar 20 horas, 25 horas o incluso 30 horas semanales.

El servicio más completo de los cuidadores por horas es el que está a jornada completa 40 horas semanales. En estos casos el cuidador suele encargarse del mantenimiento de todo el domicilio y de la atención del usuario durante un mayor tiempo. De hecho, en los cuidadores por horas a jornada completa, suele solicitarse que tenga experiencia en movilizar o que cuente con unos conocimientos asistenciales más avanzados.

Cuidadoras nocturnas

Las cuidadoras nocturnas son aquellas que trabajan por la noche, generalmente en jornadas de 12 horas. Este es un horario en el que todo depende de cómo sea el servicio nocturno: con o sin vigilia.

  • En el primer caso, el cuidador deberá estar despierto y el número de horas será muy elevado.
  • En el segundo caso, el cuidador podrá dormir en una habitación realizando acompañamiento nocturno por si sucediera cualquier problema, por ejemplo, una caída.

Horarios de cuidadores

Como hemos dicho, los horarios de cuidadores puede variar según cada necesidad. Para ello es importante contar con una bolsa de trabajo extensa, con cuidadores disponibles para cada situación distinta.

El horario de los cuidadores es una de las categorías más importantes que puede determinar que un candidato sea válido para cuidar en un domicilio o que no lo sea. Por esta razón una solicitud de cuidador en un horario fraccionado es más complicada de cubrir, ya que los candidatos disponibles serán muchos menos. Sucede lo mismo con los servicios fraccionados en 3 franjas para desayuno, comida y cena. Este tipo de servicios son muy complicados para que los desarrolle solo una persona, pero seguro que podemos ayudarte. ¡Pregúntanos!

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?