El Gobierno inicia el procedimiento para reconocer el derecho a paro de las cuidadoras

El Consejo de Ministros dio luz verde a ratificar el Convenio 189 de la OIT, en el que se equiparan las condiciones de este colectivo con las del resto de asalariados

El Gobierno ha dado luz verde a la ratificar el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) lo que sería el paso previo a que la empleadas del hogar obtengan su derecho a percibir la prestación por desempleo.

“Es una cuestión de justicia, y algo más: el cumplimiento de nuestros compromisos y la confirmación de que el camino de los derechos laborales, emprendido por este Gobierno, ya nunca más dejará atrás a las trabajadoras del hogar”, aseguró la vicepresidenta y Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Y todo esto sucede después de la sentencia europea del TJUE, que dictaminó que España discrimina a las empleadas del hogar por cuestión de sexo, ha conseguido lo que era un secreto a voces dentro del sector de las empleadas del hogar, la puesta en marcha de un paquete de medidas para dotar de prestación por desempleo a los empleados del hogar.

Todo ha sido en una rueda de prensa que ha tenido como objetivo presentar los datos de empleo de febrero, en la que ha aprovechado la publicación de estos datos para lanzar este compromiso del Ejecutivo. 

Pérez Rey ha recalcado que, ya se tenia en mente desde el Ejecutivo abordar la situación laboral y los derechos de las empleadas del hogar.

“Tiene un impacto que hay que evaluar, ver su alcance y obliga a reflexionar sobre los tiempos, adoptar una decisión con algo más de urgencia de lo que se tenía previsto antes, para cumplir con ella”, explica el secretario de Estado de Empleo y Economía Social en referencia a la sentencia europea.

Las empleadas de hogar son la única profesión sin derecho a paro en España

El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey anuncia que en 2022 se regulará la situación laboral de las empleadas del hogar, con el derecho a paro.
El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez, en rueda de prensa. Fuente: La Moncloa.

Acelerar el ritmo tras la sentencia del TJUE

Esta es la conclusión a la que se llega desde el Gobierno en materia asistencial a las empleadas domésticas.

Además, conviene recordar que esta medida se contempló en el Plan normativo de 2022 y es uno de los compromisos de España con Bruselas dentro del Plan de Recuperación y Resiliencia.

Un nuevo escenario que se dibuja tras numerosas peticiones de asociaciones, colectivos y personas físicas que han conseguido hacer llegar a Europa esta situación que el Gobierno tiene ahora como prioridad.

“En cualquier caso este marco asistencia debe estar preparado antes de que acabe el año”, ha explicado Pérez Rey.

Cabe recordar que El TJUE dictaminó la semana pasada, en concreto el 24 de febrero, que España va en contra de la normativa comunitaria al excluir a las empleadas del hogar, de su derecho a paro, y por tanto es contraria a los principios rectores de la Unión Europea.

Una imagen panorámica del Tribunal de Justicia de Luxemburgo tras la sentencia de que España discrimina por cuestiones de sexo a las empleadas del hogar.

Una denuncia de una trabajadora en Vigo, la antesala de este logro

En el año 2019 una trabajadora del hogar en Vigo pidió a la Tesorería General de la Seguridad Social que le reconociese su derecho a cotizar cuotas para percibir protección del desempleo pero la tesorería se lo denegó porque ella se encontraba de alta en el régimen especial de empleadas del hogar

Dicho asunto fue trasladado al tribunal de Luxemburgo por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Vigo, si existe discriminación indirecta por razones de sexo.

En definitiva, las empleadas del hogar ven luz al final del túnel y reclaman la igualdad de condiciones dentro del Régimen General de la Seguridad Social, en materia de cotización.

Del mismo modo, otra de las reivindicaciones del sector es que se elimine el despido libre, que se conoce “por desistimiento”, y que plantea la posibilidad de despedir a una trabajadora sin causa ni justificación alguna y con un coste reducido para el empleador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *