La falta de sodio en personas mayores, la hiponatremia: qué es, causas y cómo actuar

La falta de sodio en sangre es uno de los principales problemas en personas mayores. Hasta tal punto que puede desencadenar en patologías graves que afecten a la salud.

La hiponatremia, que es como se conoce clínicamente a la falta de sodio en sangre, se produce cuando la concentración de sodio en la sangre es anormalmente baja.

El sodio es un electrolito y ayuda a regular la cantidad de agua que hay dentro y alrededor de las células.

En la hiponatremia, uno o más factores, desde una enfermedad oculta hasta beber demasiada agua, hacen que el sodio del cuerpo se diluya. Cuando esto sucede, los niveles de agua del organismo aumentan y las células comienzan a hincharse. Esta hinchazón puede provocar muchos problemas de salud, desde problemas leves hasta problemas que ponen en riesgo la vida.

Es por ello que conviene conocer de primera mano tanto la definición, como las causas, síntomas y cómo actuar ante una situación de este tipo.

¿Qué es la hiponatremia?

Se trata de un cuadro clínico caracterizado por el descenso de la concentración de sodio en el plasma sanguíneo, entre sus posibles causas se encuentra beber una gran cantidad de agua.

En otras palabras, se trata de una patología muy común, que aparece con cierta frecuencia en las personas mayores, especialmente en aquellos que están internados, sin apenas salir de casa.

El bajo nivel de sodio en sangre aumenta el riesgo de caídas en ancianos

Habitualmente, los niveles de sodio en personas mayores deben estar entre los 136 y 145 mEq/L, pero su concentración puede bajar debido a carencia de sodio o a que la sangre contenga demasiada agua.

Un anciano bebe un vaso de agua.

Según la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), la falta de sodio está presente entre un 15-28% de la población, y afecta hasta el 50% de aquellos que se encuentran en una condición más vulnerable. Es decir, las personas mayores son las más propensas a padecerla.

Causas de la hiponatremia en personas mayores

La hormona antidiurética es la principal causa de hiponatremia que, cuando segrega de forma inadecuada puede propiciar problemas. Ésta está relacionada con aproximadamente un 40% de los casos de hiponatremia en personas mayores, según los expertos.

La hormona antidiurética se encarga de ayudar a los riñones a controlar la cantidad de agua que pierden a través de la orina. Cuando esta deja de funcionar correctamente y retiene más agua de la necesaria, provoca su acumulación y deriva en la baja de sodio.

No obstante, la falta de sodio en sangre en personas mayores puede llegar a producirse por otra serie de factores, principalmente por medicamentos y enfermedades:

  • Envejecimiento en sí, puesto que se pierde mayor sodio en la orina.
  • Medicamentos anticonvulsivos y depresivos.
  • Neumonía.
  • Infección de orina.
  • Algunos diuréticos muy utilizados en hipertensión.
  • Presencia de diferentes tumores productores de la hormona antidiurética que retiene agua en el organismo.

En este sentido, las causas de la hiponatremia en ancianos son variadas y conviene detectarlas a tiempo para saber si se trata de una patología en su fase leve o ya avanzada. En cualquier caso, un médico especialista podrá guiar en todo momento al cuidador para que trate a la persona mayor en casa como es debido.

Síntomas de la hiponatremia en personas mayores

Los síntomas de la hiponatremia suelen pasar desapercibidos, incluso llegar a confundirse simplemente con malestar general o cansancio en ancianos, por lo que hay que tener especial cuidado a la hora de detectar los síntomas.

  • Dolor de cabeza
  • Confusión
  • Debilidad muscular
  • Fatiga
  • Náuseas 

Un anciano en el sofá de su casa con dolor de cabeza.

¿Cómo evitar la Hiponatremia?

Por lo general, según la causa de la hiponatremia, es posible que solamente se deba beber menos líquido. En otros casos de hiponatremia, es posible que se necesite soluciones electrolíticas intravenosas y medicamentos. Normalmente, con seguir una dieta equilibrada, así como llevar una ingesta normalizada y equilibrada de líquidos se podría evitar la hiponatremia.

No obstante, estos son algunos consejos para evitar la bajada de sodio en ancianos:

  • Disminuir la ingesta de líquidos para mantener la concentración adecuada de sodio.
  • Aumentar la ingesta de sodio a través de la comida habitual.
  • Hacer ejercicio y caminar también puede ayudar a absorber y regular rápidamente los nutrientes.
  • Asegurar la expulsión adecuada de líquido fuera del cuerpo.
  • Tener en cuenta los niveles de sodio de alguno de los medicamente que se ingiere.

¿Cómo subir el sodio en personas mayores?

En primer lugar, conviene tener en cuenta que mantener el nivel adecuado de hiponatremia en personas mayores es una tarea necesaria y difícil.

El tratamiento de la hiponatremia en personas mayores leve se puede realizar sin atención médica profesional y se puede mantener de forma natural con unos pocos días de atención y cuidado.

Si tiene un caso agudo de hiponatremia, no tiene otra opción que buscar ayuda médica profesional antes de que el asunto empeore.

No obstante, en casos leve de hiponatremia, existen alimentos, que si se incluyen de forma regular en las comidas, pueden aumentar los niveles de sodio en ancianos:

De acuerdo con especialistas, el 70% de la ingesta de sal procede de 25 alimentos, y casi la mitad de este consumo proviene de 10 alimentos específicos.

  • Pan.
  • Pizzas.
  • Sándwiches.
  • Carnes frías y embutidos.
  • Sopas.
  • Burritos y tacos.
  • Tentempiés salados (como papas fritas, galletas saladas)
  • Pollo.
  • Queso.
  • Huevos y tortillas.

Una mujer mayor porta una pizza recién sacada del horno en el salón de su casa.

¿Cuáles son los valores de hiponatremia correctos, y a partir de qué cifras puede suponer un riesgo para la salud?

Los valores normales de sodio (Na), en sangre son 136-145 mmol/L de suero. El descenso entre 130-135mmol/L se considera hiponatremia leve; entre 120-130 mmol/L moderada; y por debajo de 120 severa. Pero hay que decir que los síntomas no solo dependen de los niveles sino de la rapidez con la que se instaura. Así cuanto más rápidamente se instaure más sintomática es, por no dar tiempo al organismo a que se adapte.

Con el paso de los años el cuerpo se debilita, llevando consigo un desequilibrio de la nutrición y niveles de líquidos. Esto puede hacer que aparezcan problemas de salud como el sodio bajo en personas mayores.

El nivel leve de hiponatremia en personas mayores se puede curar con una dieta adecuada y ejercicio, pero es necesario buscar atención médica si el nivel de sodio cae por debajo del límite. Es fundamental que se mantenga una buena alimentación y el nivel de agua en el interior del organismo.

No es una enfermedad, sino el resultado de otras muchas, en las que empeora el pronóstico en hospitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *