La enfermedad de Parkinson: síntomas, causas y tratamiento

En España, de acuerdo a datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), alrededor de 150.000 tienen la enfermedad de párkinson y, se estima que en todo el mundo esta cifra asciende a más de 6.000.000 de personas. Se trata de la patología neurodegenerativa más frecuente, por detrás del Alzhéimer, así como uno de los trastornos del movimiento más comunes que existen.

Un 4% de las personas mayores de 85 años en España padece esta enfermedad

Pero no solo afecta a personas a ancianos, pues cada año se diagnostican 1.500 nuevos casos de párkinson entre pacientes menores de 45 años, dándose el caso, incluso, de que la enfermedad aparezca en edades tempranas o adolescencia. A continuación se explica todo lo que se debe conocer sobre el párkinson.

La enfermedad de parkinson no se ha demostrado que sea hereditaria, pero entre el 5-10% de los casos son familias que sufren una alteración genética que hace que pueda afectar a diferente miembros de la unidad familiar.

¿Qué es el párkinson?

El párkinson es una enfermedad con síntomas progresivos en el sistema nervioso, esto es, un tipo de trastorno del movimiento que se da cuando las células nerviosas (neuronas) dejan de funcionar, que producen una sustancia que se llama dopamina, que es la encargada de enviar mensajes a la parte del cerebro que controla el movimiento y la coordinación del cuerpo. En otras palabras, la principal característica del párkinson es la muerte progresiva de neuronas en una parte del cerebro.

Esta patología recibe el nombre de Parkinson debido a James Parkinson, el doctor que la describió por primera vez en 1817 en su monografía Un ensayo sobre la parálisis agitante (An essay on the shaking palsy). Más de 200 años después, la investigación sobre esta enfermedad ha avanzado a gran escala gracias a la labor científica con proyectos de profesionales, así como ensayos, el trabajo de laboratorios y hospitales en aras de ayudar en la detección precoz de esta enfermedad.

El párkinson es un trastorno frecuente dentro de las enfermedades neurogenerativas, como la enfermedad de Huntington o el Alzheimer

El parkinson: Causas de su aparición

Todavía se desconocen las causas que favorecen la aparición del párkinson. Las neuronas del cerebro se descomponen o mueren progresivamente, perdiendo la dopamina, un neurotransmisor del cerebro. No obstante, los factores a los que apuntan los expertos son:

  • La genética

Síntomas de párkinson: ¿Cuáles son los más importantes?

Conviene destacar, en primer lugar, que dependiendo de cada paciente, los signos y síntomas de la enfermedad de párkinson pueden ser diferentes. Pero es un factor común denominador que los primeros síntomas sean leves a la par que desapercibidos.

El cuadro inicial de síntomas presenta dolores en las articulaciones, así como dificultad para realizar movimientos y agotamiento físico. Además, la caligrafía empieza a cambiar y se vuelve de pequeño tamaño e irregular. Suele darse el caso de que los síntomas, en un 80% de los casos diagnosticados de párkinson comiencen solo en un lado del cuerpo. A continuación se profundizan en otros síntomas de carácter general.

Síntomas motores del párkinson

  • Temblor en reposo
  • Dificultad a la hora de levantarse de una silla
  • Lentitud a la hora de articular movimientos
  • Cansancio y pérdida de fuerza muscular
  • Dolor muscular
  • Problemas a la hora de caminar: se tiende a arrastrar los pies,

Temblor en párkinson

Igual que ocurre con otras enfermedades en las que se asocia un síntoma generalizado a una enfermedad, como pueda ser la fiebre a la gripe o la pérdida de memoria a los primeros síntomas del Alzhéimer, en el párkinson ocurre algo similar. Existe una degeneración del sistema nervioso autónomo

El temblor en párkinson aparece como uno de los síntomas iniciales en el 50% de las personas diagnosticadas con la enfermedad. Aparece cuando la persona está en reposo, de forma regular y rítmica, desapareciendo cuando se cambia de postura o se realizan movimientos. Además, este síntoma del párkinson suele darse en un lado del cuerpo en edades tempranas, y es frecuente que comience en una mano.

No obstante, cada paciente presentará síntomas u otros y puede darse el caso de que el temblor no sea un síntoma evidente de la enfermedad.

1 de cada 4 pacientes de párkinson no presenta el temblor en todas las fases de la enfermedad

Asimismo, el temblor como síntoma del párkinson se manifestará en diferentes zonas y por fases:

  • En primer lugar, el temblor aparecerá en las extremidades superiores, aunque puede darse en las inferiores, labios o lengua, y en un lado específico del cuerpo, que en muchos casos resulta ser una mano.
  • En una siguiente fase, el temblor comienza a extenderse por la extremidad, llegando a la zona inferior del cuerpo, pies y piernas del lado afectado.
  • Finalmente, el temblor se puede acusar en ambos lados del cuerpo.

Es conveniente destacar que son raros los casos en los que esta enfermedad afecta a la voz y cabeza.

el temblor en parkinson suele ser común en las extremidades superiores inicialmente

 

Enfermedad de párkinson: fases

La aparición del párkinson se da generalmente en cinco etapas distintas, según el sistema de clasificación de Hoehn y Yahr, un sistema de uso común para medir los estados de la enfermedad.

Fase inicial del párkinson

Durante esta fase ya se ha realizado el diagnóstico y confirmado que el paciente cuenta con la enfermedad. Es en esta fase cuando la persona afectada empieza a incorporar síntomas leves que no afectan a su vida y rutina diaria. Y los primeros síntomas se manifiestan en forma de: ligero temblor en un lado del cuerpo, arrastre de pies y marcha más lenta a la hora de caminar, así como mostrar rigidez en algunas zonas del cuerpo, sobre todo en expresiones faciales.

Fase dos del párkinson

Si en la primera fase, uno de los síntomas era el ligero temblor en una zona del cuerpo, en esta fase más avanzada puede afectar a ambas partes. Además, los problemas para caminar, la inestabilidad en la postura y dificultad para mantener el equilibrio se acentúan.

Párkinson: fase 3

En esta etapa los síntomas pueden comenzar a ser severos, con seria dificultad para caminar y mantener el equilibrio. Es la fase en la que se necesita tratamiento farmacológico para incorporar a su vida diaria. La dificultad para caminar, la lentitud en los movimientos y la aparición de caídas suelen ser evidentes. Aunque la persona afectada mantenga su independencia en los movimientos, tareas rutinarias como vestirse o comer comienzan a ser dificultosas y se empieza a requerir de ayuda.

Párkinson: fase 4

Una de las fases del párkinson avanzado, en la que aparecen alteraciones en el sueño o somnolencia diurna, incluso pueden sufrir alucinaciones. En esta fase, el paciente requiere tanto de fármacos como por terapias psicológicas y ocupacionales para hacer frente a la enfermedad.

En esta fase la medicación comienza a dejar de ser tan efectiva debido a la aparición de las discinesias, es decir, movimientos involuntarios del cuerpo

Párkinson: fase terminal síntomas

La fase avanzada del párkinson es el punto último de la enfermedad. Es el momento donde los medicamentos para el Parkinson y el tratamiento pierden gran parte de su efectividad. De este modo, las últimas fases del párkinson en personas mayores llega una vez transcurridos los 5 años tras los primeros síntomas. Sin embargo, también existen casos de duración de las fases intermedias de más de 10 años hasta que se llega a la última fase de la enfermedad.

En esta fase, la gravedad de los síntomas son evidentes: rigidez total en piernas, depresión, alucinaciones severas e imposibilidad de realizar movimientos comunes como el comer o atarse el calzado.

¿Cómo se detecta el párkinson?

En este sentido, no existe ningún examen concreto para diagnosticar la enfermedad de Párkinson. Según el historial médico del paciente, así como un análisis de signos, síntomas y una exploración física y neurológica.

Asimismo, para ayudar a detectar el párkinson, el médico podría pedir una tomografía computarizada por emisión de fotón único (SPECT), pero siempre serán los síntomas y el examen neurológico los métodos más comúnmente empleados para ayudar al especialista en la detección del párkinson.

¿El parkinson es hereditario?

Es una posibilidad, pero no quiere decir que si se cuenta con un familiar cercano que padece la enfermedad ésta vaya a ser hereditaria. Hablar de si el párkinson es hereditario es un tema muy ambiguo, pero los casos de párkinson por genética son reducidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *