Cuidadoras en Navidad. Lo que debes saber sobre las fiestas.

Las cuidadoras en navidad y todo lo que debes saber sobre como debemos adaptarnos a estas fiestas navideñas. Festivos, jornadas de trabajo, derechos y obligaciones.

Este es un tema importante que si no se gestiona de una forma justa y equitativa puede generar fricciones entre las partes. Estas épocas pueden crear problemas, desacuerdos, y en algunos casos puede llegar a romper una relación laboral de muchos años. Es importante cuidar a nuestros trabajadores durante todo el año pero especialmente a las cuidadoras en Navidad.

La Navidad es una etapa donde la situación de cada familia es única y especial. En muchos casos aprovechan para compartir tiempo con sus mayores. También es habitual que las familias aprovechen para viajar y para ello necesitan a un cuidador a domicilio para atender de la familia. En otros casos, contamos con nuestros mayores ingresados en el hospital y ni siquiera nosotros ni nuestros hermanos sabemos qué días vamos a necesitar la ayuda de un cuidador.

Pero si algo suele ser frecuente, es que los trabajadores (tanto empleados de hogar como de cualquier empresa) quieren tener el mayor número de días libres. A excepción de los cuidadores que cuentan con familiares lejos, esta situación suele ser la más habitual.

Cuidadoras en Navidad

Ser cuidadora en Navidad implica que, al igual que en cualquier otro trabajo, tendré que acordar que días tengo de vacaciones. Qué días festivos trabajo contando con una remuneración extraordinaria y si debo de adaptar el horario a las circunstancias. Esto es habitual también en otros sectores cuando los trabajadores amplían su jornada en épocas de mayor producción.

Lo más importante en estos casos es que haya un acuerdo entre las partes. Este acuerdo, debe ser justo, proporcionado y debe compensar todos los esfuerzos. Tanto si provienen de las cuidadoras en navidad como de la familia. Cualquier cambio debe ser compensado.

No olvidemos, que las cuidadoras a domicilio tienen los festivos libres por ley. Por esta razón, siempre que se trabaje un día festivo debe abonarse de forma extraordinaria y a un precio no inferior al ordinario. Desde AIUDO siempre realizamos nuestras recomendaciones.

Por ello, la importancia de contar con una empresa que realice una mediación efectiva. Y que esta esté basada en el Real Decreto y la ley y se logre alcanzar dichos acuerdos. Siempre respetando ambas partes.

¿Cómo deben gestionarse los días festivos?

El día festivo que deben disfrutar las cuidadoras en navidad del mes de diciembre es el 25 de Diciembre. Además, también son festivos el 1 y el 6 de enero. Para ello, las cuidadoras externas que trabajan por horas contarán con esas horas libres sin tener ningún descuento en la remuneración. No obstante, la pregunta más frecuente también en cuidadoras en navidad es ¿cómo se gestiona el festivo en cuidadoras internas?

En este caso, las cuidadoras internas contarán con 24 horas libres. De forma que si una cuidadora interna comienza su libranza el día 24 por la tarde deberá volver al domicilio el día 25 de Diciembre a la misma hora. Sin embargo, en el caso de que abandone el domicilio el día 25 de Diciembre por la mañana deberá volver al domicilio el día 26 a la misma hora.

No obstante, desde AIUDO siempre recomendamos que en el caso de que sea posible y que la familia se lo pueda permitir. Se conceda a las cuidadoras en navidad también nochebuena y noche vieja como libranza, al menos a partir de la tarde.

Algunos consejos para las libranzas de empleados de hogar

El mutuo acuerdo entre el empleador y el cuidador. Este es el principio fundamental por el que se debe regir un acuerdo. Tanto de una libranza e incluso la realización de una jornada extraordinaria por parte del cuidador. El mutuo acuerdo es importante puesto que a ninguna parte le conviene que existan discrepancias o que alguien ceda a disgusto. Puesto que esto generará malestar y burnout. O en el cuidador, síndrome del cuidador quemado.

La antelación mínima. Cuanta mayor antelación mejora para que ambas partes puedan planificarse y organizarse. Este es el segundo factor más importante y de este va a depender el mutuo acuerdo. Desde AIUDO siempre recomendamos de 15 a 30 días de antelación para que ambas partes estén satisfechas. Con la antelación requerida la familia puede buscar un sustituto o el cuidador puede aprovechar una libranza propuesta por parte de la familia.

Ayuda a domicilio en Navidad

Trabajamos con personas y atendiendo personas. Esto significa que no hay descanso tampoco en Navidad. No obstante, los casos de urgencia deben notificarse con una antelación mínima (también las sustituciones). Con una antelación mínima el servicio puede ser satisfecho en unas pocas horas o días, no obstante, todo depende de la disponibilidad de los cuidadores. Ya que cuanta menos antelación haya, más difícil será contar con la disponibilidad de una cuidadora en navidad.

Para ello, la mejor recomendación es contar con un servicio de apoyo que ofrezca soluciones en casos de urgencia. Sobre todo aquellas especializadas en cuidadoras de personas mayores también en navidad.

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Entradas relacionadas

Cómo mejorar la calidad de vida de los enfermos mayores

Coronavirus y personas mayores: síntomas y precauciones

Frases de tus abuelos: del "en mis tiempos..." a "cuántos novios tienes ya"

Los ancianos en la historia

Los más leídos

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?