Cuidadoras a domicilio. 5 ventajas indiscutibles.

Cuidadoras a domicilio. 5 ventajas indiscutibles y experiencias reales al contratar una cuidadora a domicilio interna o por horas, aquí puedes conocerlas todas.

Las cuidadoras a domicilio y la asistencia domiciliar en general han crecido exponencialmente en los últimos años. La sociedad en general, y las familias en particular han valorado que el servicio de ayuda a domicilio es un servicio mucho más personalizado, económico y de calidad.
Anteriormente, todos los casos que desembocaban en dependencia o necesidad de asistencia eran “resueltos” con un internamiento en una residencia para personas mayores. Por suerte, en la actualidad, la tendencia ha cambiado. Y en 2015 ya había el mismo numero de personas mayores internadas en una residencia como disfrutando de su independencia con una cuidadora a domicilio.

Cuidadoras a domicilio 5 ventajas indiscutibles

Con el tiempo que llevamos en AIUDO hemos podido recoger algunos testimonios y experiencias reales tanto de familiares como de personas mayores. Estos testimoniales nos indican que hay múltiples ventajas de los cuidados a domicilio. Lo cual es una gran satisfacción para los profesionales, el equipo de AIUDO y todo el sector en general. ç

Soluciones para la independencia

El eslogan de Aiudo: “Soluciones para la independencia” es el mejor retrato del primer impacto positivo que tienen las cuidadoras a domicilio con las personas mayores. Personas que están viendo mermada su autonomía puede contar con un apoyo puntual o la compañía de una persona que principalmente asegura su permanencia en el hogar.
Hay que tener en cuenta que las personas mayores valoran su independencia. Ellos han tenido familia, han salido adelante en tiempos mucho más complicados, en cuidado de nosotros, han creado empresas… Por esta razón, merecen disfrutar de su independencia gracias a una cuidadora a domicilio.
La institucionalización de la persona mayor en una residencia estaba visto como un servicio más exquisito. Esto era así simplemente por su alto precio. Pero poco a poco la sociedad va comprendiendo que tener a una persona atendiendo a un familiar es el servicio de mayor calidad que hay.

Una cuidadora atendiendo a una persona es el servicio de mayor calidad

No es ningún secreto que en la mayoría de residencia de personas mayores las auxiliares trabajan a un ritmo frenético y acumulando incluso 10 pacientes. Por ello, ha habido una perspectiva errónea que interpretaba que el servicio de la residencia era el mejor servicio simplemente porque tiene un precio superior. Por suerte, esto se ve cada vez menos. Y se valora el servicio de las cuidadoras a domicilio como el servicio de mayor calidad con una amplia diferencia de los demás.

De hecho, muchas de las familias que confían en AIUDO compaginan las cuidadoras por horas con, por ejemplo, un centro de día cercano. Esto permite fomentar la socialización de la persona a la vez que mantiene al día las tareas del hogar y recibir apoyo, por ejemplo, para asearse.

Autorealización doble. La cuidadora con un empleo estable y la persona mayor se sigue sintiendo útil

Hay casos, sobre todo en aquellas personas que padecen principio de alzheimer que los testimonios recogen que su enfermedad se dispararía en caso de entrar en una residencia. Por ello, la estrategia de muchas familias es la de contar con una cuidadora a domicilio. Esta cuidadora ha de contar con un nível de asertividad muy elevado, puesto que necesitan de ella algo muy concreto.
Se trata de que delegue las pequeñas decisiones en las personas mayores que padecen alzheimer para que estas sigan sintiéndose útiles, activas y sobre todo paralizar la enfermedad.
El alzheimer suele afectar y potenciar el deterioro cognitivo cuando la persona sufre un apalancamiento. Su intensidad mental deja de ser la misma y se produce un retroceso, por ello, el mejor remedio contra el alzheimer es potenciar su actividad cognitiva.

Las cuidadoras a domicilio son profesionales

Hay profesionales expertas en movilidad y traslados. También otras expertas en alzheimer y demencias. Otras combinan ambas experiencias además de presentar una complexión fuerte. Algunas cuidadoras suelen trabajar realizando labores de acompañamiento y tareas del hogar. Por ello es importante delimitar las necesidades para poder contar con el profesional idóneo. Este profesional puede contar tanto con titulación como con experiencia dentro del campo específico que requiere.
Otro error es creer que las profesionales que son contratadas a través de la empresa son más profesionales que las que lo consiguen a través de una familia. De hecho, la familia es mucho más exigente que la empresa, básicamente porque están a cargo de un ser querido. Por ello, las familias que ofrecen buenas referencias de una cuidadora a domicilio denotan lo valiosa que es.

Se crean vínculos entre la persona y la cuidadora. La flexibilidad y su calidad humana

Normalmente, todo puesto de trabajo durante su desarrollo en el tiempo sufre algunos cambios debido a causas externas. Temas de horario, salario, tareas o necesidades suelen cambiar a lo largo del primer o segundo año de trabajo. Aquí es muy importante, que una cuidadora a domicilio, en la medida de lo que puede, suele adaptarse. Muchas veces motivada por el vínculo que se ha creado entre la persona mayor y la cuidadora.
De hecho, en la mayoría de los casos, se crea un vínculo muy fuerte y estrecho entre la profesional y la persona atendida. De hecho, cuando termina una relación laboral porque la cuidadora encuentra un trabajo a más horas a la semana o razones similares. Suele haber un apego muy grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *