Cuidado de las personas con alzheimer en verano

Cuidado de las personas con alzheimer en verano. El alzheimer es una de las patologías más delicadas y que hay que estar vigilando constantemente. Sobre todo en la etapa más hostil del año, que además, afecta principalmente a las personas mayores y a niños.

Existen múltiples factores que deben vigilarse tanto por la parte de la familia como del cuidador. Es muy recomendable que estos factores que ahora describiremos se tengan en cuenta para garantizar el bienestar del mayor.

Antes de enumerar la lista de consejos para atender personas mayores en verano hay que tener en cuenta el alzheimer. Esta es una enfermedad que en la mayoría de casos requiere una supervisión constante, por ello, en verano debe intensificarse esta atención. Muchas familias que no necesitan un cuidador permanente en verano, suelen replantearse esta situación a causa del habitual agravamiento del alzheimer.

Cuidado de las personas con alzheimer en verano

Todos sabemos que el trabajo de cuidador en general no tiene ningún misterio más allá de la vocación, saber tratar con ancianos y la experiencia o formación. No obstante, hay elementos particulares que pueden complicar el cuidado de una persona mayor.
El alzheimer es una de las patologías que más afectan al cuidador. Suele exigir una atención muy estrecha además de un compromiso muy grande. Por esta razón los cuidadores de alzheimer suelen contar con un manejo innato y con unas características que otros no conocen todavía.
Si a una de las patologías más complicadas le añadimos el componente verano, todo se maximiza. En verano, solo por su llegada, el aumento de las temperaturas, la falta de hidratación, el calor sofocante, ya registra algunos fallecimientos cada año. Y no hace falta irse muy lejos puesto que esto ocurre aquí en España.

¿Qué debe hacer un cuidador de ancianos en verano?

Primero debe asegurarse que la persona mantiene un nível de hidratación óptimo y constante. Sobre todo en aquellos ancianos que suelen realizar paseos diarios y que no solo vale con retrasarlos a cuando caiga el sol. Si no que deberá estar bien hidratado antes de salir a la calle en verano. Cosas tan sencillas como beber dos litros de agua al día, tomar 5 piezas de fruta y verdura, y obviamente, no beber alcohol es básico para contar con una óptima hidratación.

Lo segundo es la gestión del tiempo. Si bien es cierto que la hidratación es muy importante, pero de poco o nada sirve si uno sale a pasear a las cuatro de la tarde a pleno sol en Sevilla. Por ello, es de lógica común el adaptar las tareas y las rutinas a las temperaturas del verano. Se recomienda que de 10 de la mañana a 20:00 de la tarde no se haga el más mínimo esfuerzo. Y sobre todo que la persona mayor se mantenga en un lugar aclimatado y con buena temperatura.

Y por último, si es necesario reducir ciertas actividades en verano. Hay personas mayores con alzheimer que suelen acudir al centro de día o a alguna asociación de alzheimer. Pero a veces, la distancia, el esfuerzo, la temperatura y el verano en general imposibilitan que la persona y el cuidador sigan esta rutina. Además de que muchos de estos centros suelen cerrar en verano.
Lo importante es convencer a la persona mayor de que no debe correr ningún riesgo innecesario, y de que lo primero es su salud y seguridad.

?Qué hago si necesito asistencia en verano?

Hay servicios especializados y de forma puntual que contemplan la asistencia domiciliar durante el verano. Estos servicios son muy interesantes y todas las familias aseguran de que «les sacan de más de un apuro». A diferencia de otros servicios, no penalizan la contratación de forma temporal ya que el verano plantea unas necesidades temporales.

Por ello, es interesante explorar estos servicios para conocer cómo funciona la especialización de las cuidadoras. Y por qué solamente eligen cuidadoras con formación .

Todas las familias aseguran de que «les sacan de más de un apuro»

Las cuidadoras para el verano son una solución muy interesante para incrementar esa atención puntual o indefinida que la mayoría de familias necesitan. Bien sea a causa del verano o a causa de las vacaciones. La realidad es que es una estación que destapa una serie de necesidades que en muchos casos nunca se logran cubrir cuando el verano ha terminado.

El cuidado de las personas con alzheimer en verano es un auténtico reto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Entradas relacionadas

Bebidas calentitas para ancianos en tardes de otoño 

Guía de vacunación de la Covid-19 para ancianos en España

Cómo levantar a una persona mayor del suelo

¿Cómo ayudar a los ancianos a superar la soledad?

Los más leídos

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?

Send this to a friend