Cómo tener paciencia con las personas mayores

Es muy importante en la relación entre cuidadores o familiares aprender a tener paciencia con las personas mayores, ya que hay que tratarlas con mucho cariño y tener en cuenta las dificultades a las que los ancianos se enfrentan cada día.

Probablemente, muchas veces la comunicación con las personas mayores puede no ser tarea fácil, pero eso no significa que haya que perder la paciencia, y la mejor forma para no hacerlo es desde la comprensión.

Es posible que, durante el cuidado de los nuestros, notemos que no nos comprenden o incluso que es necesario repetir muchas veces lo que queremos transmitirles. Pero eso, no debe de ser un motivo por cual las personas que los cuidan tengan que enfadarse.

Nunca hay que perder la paciencia con las personas mayores

Es de vital importancia relajar la tensión, y comprender, que quizás la persona mayor reaccione de la manera que no deseamos porque está experimentando problemas de demencia o sufre enfermedades como el Alzheimer. Por eso, a veces el anciano nos repite las mismas preguntas, porque está sufriendo o desorientado.

Habitualmente las personas con problemas de memoria provocan sin querer situaciones estresantes para los cuidadores o familiares, pero para tener una buena relación con ellas, se requieren de una serie de estrategias y habilidades comunicativas que son fundamentales para mejorar la relación.

Cómo tener paciencia con las personas mayores para evitar una discusión

Tener paciencia con un adulto mayor es fundamental, tanto si se ha iniciado una discusión como para evitarla, que es a donde no queremos llegar.

Nuestra recomendación es que no dejes que las emociones te desborden y procures respirar profundamente y pensar lo que vas a decir; ya que podrías aumentar la intensidad de la disputa y hacerle mucho daño a nivel psicológico.

Lo segundo es tratar de ser paciente y comprensivo, ponerte en su piel, y comunicarte con un tono claro pero no agresivo, mirándole a los ojos y que sienta que realmente te preocupas por su bienestar.

Anciana cogiendo de la mano a cuidadora experta en técnicas para mantener la paciencia en personas mayores.

Estrategias comunicativas con adultos mayores

Queremos invitarte a seguir estas estrategias de comunicación para que mejorares tu relación comunicativa con el adulto mayor a tu cargo.

Es preciso evitar decir las siguientes expresiones que pueden dañarle, y que pueden activar una nueva discusión, y seguir las pautas que os indicamos:

1. ¿Te da igual lo que te digo?

En vez de decir esta frase, procura hacerle entender que lo que quieres transmitirle es importante para ti porque es beneficiosos para él.

2. ¿Cómo has podido olvidar eso?

Esta frase es muy dura, sobre todo si estás cuidando a un familiar que sufre demencia. Por ello procura sugerirle que la siguiente vez para que no se le pase, el asunto en cuestión, entre los dos vais a programar las citas en un calendario, por ejemplo.

Que entienda que sois un equipo y sonríele mientras le comentas que no tiene importancia.

3. ¿Otra vez diciéndome eso?

En vez de hacerle esa pregunta dile en tono de broma: “Seguro que ya sé lo siguiente que vas decir”. Es importante que suene cariñoso para que no se sienta herido y podáis iniciar una conversación relajada y cercana.

4. “Voy a ponerme a llevar tus cuentas bancarias”.

No hagas esta afirmación, simplemente ofrécele tu ayuda respecto a llevar juntos sus finanzas debido a los cambios que han surgido en los últimos años.

Tampoco es recomendable que lleves sus finanzas sin consultarlo con el anciano porque le restas libertad y entras en su espacio personal.

5. “¡Sí o sí te vas a tomar la medicina!”.

En vez de decir esto lo que te recomendamos es que le pidas por favor que se tome su medicación porque es importante para su salud. Que sienta que lo haces por él o por ella.

A veces una buena técnica es ofrecerle la medicación con un alimento que les guste o tomar juntos una infusión mientras conversáis. Que lo vea como algo positivo.

6. “No tienes ni idea de lo que hablas”.

Esa afirmación, aún teniendo razón, es muy dura y generaría un conflicto. A veces lo mejor es mantenerse pasivo y dejarle hablar sin enfadarte.

Igual un “no tengo la certeza exacta de lo que me quieres trasmitir, pero podemos hablarlo porque me gustaría comprenderte”. Tu apoyo incondicional es muy importante en esta etapa de su vida.

7. “Necesitas una ducha”.

Tenemos que tener presente que los adultos mayores tienen dificultades para mantener una higiene correcta debido a la barrera que supone el entrar y salir a una ducha. No le digas esta frase.

De hecho, las caídas en ancianos a veces se producen en este contexto. Lo mejor es intentar romper barreras en el hogar para hacer más accesible para la persona el poder tener su momento de higiene con seguridad.

Además, ofrécete para ayudarle en caso de que te transmita que presenta dificultades para llevar a cabo un correcto aseo personal.

La importancia de tener paciencia con las personas mayores

Como ves es muy importante tener paciencia con las personas mayores en cada una de las situaciones, sobre todo porque muchos sufren procesos degenerativos de los que no tienen culpa alguna. Por este motivo, el cariño y la comprensión son fundamentales.

Nosotros sabemos mejor que nadie que cuidar de una persona mayor, y ser pacientes, supone un gran sacrificio y un desgaste diario para muchas familias.

Por esa razón, si sientes que precisas ayuda en los cuidados de una persona mayor a tu cargo, queremos que sepas que puedes contratar los servicios de una cuidadora interna o por horas para ayudarte en todo lo que necesites.

Las cuidadoras de Aiudo están formadas para lidiar con este tipo de situaciones, tienen experiencia en todo tipo cuidados y su paciencia no tiene límites.