Cómo deben ser las comidas navideñas con personas mayores: medidas de seguridad

Por todos es sabido que la Navidad es una época de reuniones y disfrutar de un tiempo de calidad entre los más queridos.

Un tiempo en el que, por tradición, hay contacto entre familiares, amigos, compañeros de trabajo y que, hoy más que nunca, requiere tener sumo cuidado para evitar contagios del COVID, a la espera de los efectos que pueda tener la variante ómicron.

La Navidad y el COVID afectan a las personas mayores muy directamente, puesto que se trata de uno de los colectivos más vulnerables, y con los que conviene extremar las precauciones.

Es por ello que, desde Aiudo presentamos, a continuación, una serie de pautas a tener en cuenta para que estas fiestas navideñas discurran de la mejor manera posible. La relación entre el coronavirus y personas mayores exige extremar, todavía más si cabe, las precauciones en una época donde los abrazos y el contacto físico son más habituales.

De modo que un año más habrá que mantener las precauciones en Navidad con e COVID y las personas mayores, lo cual no significa renunciar a reunirnos con familiares y amigos.

Consejos para unas fiestas navideñas seguras en Navidad con personas mayores

  1. Uso de mascarilla: puede resultar incómodo pero, además de minimizar el riesgo de contagio, protegerá a las personas ante cambios bruscos de temperatura. Con especial tratamiento en interiores. Los expertos recomiendan que para Navidad con el COVID y las personas mayores se recurra a la mascarilla FFp2.
  2. Lavado corriente de manos: más que nunca, al tratarse de una época de contacto humano y contacto con los alimentos, cobra especial importancia el lavado frecuente de manos.
  3. Precaución con las personas más vulnerables, además de personas mayores, personas con algún grado de discapacidad,  o alguna comorbilidad, como diabetes hipertensión en adultos mayores.
  4. Favorecer la correcta ventilación de los espacios cerrados para reducir la transmisibilidad del virus.
  5. Reducir el tiempo de reunión entre familias.
  6. Mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal entre 1,5 metros y 2 metros siempre que sea posible.
  7. Someterse, si es posible, a un test de antígenos justo antes de los encuentros personales aunque se dispongan de las dosis de la vacuna.
  8. Quedarse en casa ante la más mínima sospecha de contagio.
  9. Una medida eficaz siempre, y que además permitirá ahorrar esfuerzos en el lavado, es usar vajilla de plástico.
  10. Por último, y no menos importante, que también atiende al sentido común, es evita acudir a lugares concurridos.

En la imagen, una familia se sitúa en la mesa mientras se parte con un chuchillo el pollo de la cena de Navidad, todos ellos portan la mascarilla para evitar el contagio del Covid en Navidad.

Los expertos en sanidad hacen un llamamiento especial a la población joven ya que, desde que se recobró la normalidad en establecimientos de ocio y hostelería, volviendo a funcionar con relativa normalidad, pueden volver a ser focos de contagio al tratarse de lugares de aglomeraciones.

De hecho, el contagio por la vía de aerosoles es la que más preocupa a los expertos.
Todo ello en aras de disfrutar de unas fiestas decembrinas con tranquilidad. Si se mantiene más prudencia y vigilancia en estas fechas, de igual forma que se sigue haciendo desde hace 2 años, la gente se puede proteger de Ómicron o cualquier otra variante de COVID.

Ideas originales para disfrutar de la Navidad con tranquilidad

Por otra parte, otra de las medidas que se pueden llevar a cabo radica en planificar diversas reuniones más pequeñas con distintos grupos burbuja, extremando las medidas sanitarias. Y dejando para los días señalados las reuniones con los familiares más allegados.
Es decir, planificar con quién se pretende disfrutar de comidas y cenas de navidad con personas mayores de por medio. Algo que puede resultar costoso porque se tendrá que “sacrificar” algún familiar. Esto tiene un remedio: en lugar de reunirse la Nochebuena, una buena idea es irnos juntando con la familia por partes, en días alternos.
Por otra parte, es una buena idea colocar en el recibidor una mesita con utensilios para la higiene, como por ejemplo, fundas para las mascarillas y dibujar con un lápiz el nombre de cada familiar para evitar coger una mascarilla de otra persona, gel hidroalcohólico, o mascarillas desechables por si algún familiar pierde o rompe la suya.
Del mismo modo, una idea original, divertida y preventiva es usar pegatinas para colocar a copas y vasos.
Además, desde Aiudo recomendamos usar en el baño jabón con dosificador en lugar del líquido, toallitas de papel en lugar de toallas de tela y cubo de basura con pedal.
En conclusión, disfrutar de una de las épocas más emotivas del año, con todo el contexto de crisis sanitaria presente, es posible sin renunciar al contacto humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *