10 beneficios del magnesio en las personas mayores

El rol del magnesio en la función cognitiva de las personas mayores es algo que ha sido objeto de estudio en numerosas investigaciones científicas a lo largo del tiempo.

Con el paso de los años, la actividad física disminuye y con ella, la ingesta de alimentos y líquidos. Sin embargo, los requerimientos de magnesio siguen siendo los mismos. Del mismo modo, con la edad se tiende a evitar consumir alimentos ricos en magnesio como las alubias o lentejas, en general, legumbres.

Las personas mayores suelen tener una dieta más limitada en comparación a los adultos más jóvenes, esto constituye un problema para la salud. A esto se le suma que las necesidades de magnesio aumentan, por distintos factores, a partir de cierta edad.

De esta forma, son diversos estudios los que vinculan la cantidad de magnesio en sangre con la posibilidad de sufrir fractura ósea.

Las personas con menor nivel de magnesio eran más propensos  a padecer fractura, sobre todo de cadera. Así, los que contaban con mayor nivel de magnesio en sangre tenían un 44% menos de padecer una fractura.

¿Qué es el magnesio?

El magnesio es un mineral esencial para el organismo. Es el cuarto catión más abundante del organismo por detrás del calcio, potasio y sodio y el segundo a nivel intercelular.

El magnesio tiene un papel crucial en numerosos procesos biológicos, incluida la fosforilación oxidativa, la producción de energía, la glucólisis, la síntesis de proteínas y ácidos nucleicos. Además, tiene una función primordial en el correcto funcionamiento de órganos.

El magnesio ayuda a mejorar el estado físico

Durante el ejercicio se necesita un 10 o 20% más de magnesio que cuando el cuerpo descansa. El magnesio ayuda a mover el azúcar en la sangre y a eliminar el ácido láctico, que puede acumularse en los músculos y provocar dolor muscular durante el ejercicio.

Este es uno de los beneficios del magnesio para la musculatura. Se ha demostrado que gracias a los suplementos de magnesio, ancianos o incluso personas con enfermedades crónicas pueden mejorar su rendimiento físico. Del mismo modo, también reduce la fatiga muscular.

Un anciano practica deporte al aire libre.

El magnesio protege el corazón

El magnesio, tiene como uno de sus beneficios principales, ayudar a la función cardiaca.

Actúa como una contraparte natural contra el calcio, el cual ayuda a estimular los músculos, mientras que el magnesio ayuda a relajarlos de nuevo.

En otras palabras, la deficiencia de magnesio puede tener un impacto negativo sobre la salud del corazón y fomentar el desarrollo de la arritmia cardíaca.

El magnesio ralentiza el proceso de envejecimiento

Las enfermedades crónicas que, con el paso del tiempo, se adquieren con la edad, tales como el alzhéimer y el párkinson, también pueden alterar los niveles esenciales del magnesio en el organismo.

De hecho, aunque no esté demostrado, un bajo nivel de magnesio en el organismo podría ser una causa de la enfermedad de Alzheimer

El magnesio mejora el proceso de digestión

Esto quiere decir que previene el estreñimiento y es antiácido. Además, el uso del magnesio en la tercera edad hace que sea uno de los remedios tradicionales contra el estreñimiento. El nivel adecuado de magnesio en el organismo por tanto ayuda a regular el tránsito intestinal.

Disminuye los síntomas de la artritis

El principal beneficio del magnesio sobre las articulaciones es que previene la artritis. Esto se debe a que el magnesio actúa como un antioxidante, reduce el desarrollo del estrés oxidativo que puede ser provocado por factores ambientales y estilo de vida. El estrés oxidativo es lo que puede provocar enfermedades como la artritis.

El magnesio es un relajante muscular

Por otra parte, el magnesio es el mejor relajante muscular. Cuando los músculos están relajados es más complicado hacerse una lesión muscular. Por eso es mejor consumir una cantidad de magnesio recomendable al día, así se evita que los músculos estén con una tensión permanente, dando por ejemplo lugar a calambres musculares.

El magnesio en adultos mayores tiene efectos antiinflamatorios

El magnesio es un antioxidante eficaz, ya que participa en muchas reacciones enzimáticas, metabolismo de la energía, síntesis de proteínas y casi todas las reacciones hormonales.

Por último, para tener una correcta ingesta diaria de magnesio, se debe seguir una dieta abundante de este mineral. Alimentos como los frutos secos, el chocolate negro, plátanos o avena son una fuente rica en magnesio, muy beneficioso para personas mayores.

Una imagen de dos tabletas de chocolate negro.

Aunque es posible que sea necesario incluir suplementos de magnesio, una de las recomendaciones más importantes es tratar de obtener la mayor cantidad de magnesio posible de su alimentación.

Los vegetales de hoja verde oscuro son las mejores fuentes de magnesio, mientras que el jugo verde es una excelente manera de aumentar su consumo.

El magnesio interviene en cientos de reacciones bioquímicas del cuerpo

Esto quiere decir que cada célula del cuerpo contiene magnesio y lo necesita para funcionar correctamente. Además, esta característica cobra especial importancia en la vejez, puesto que ayuda a mantener el funcionamiento normal de músculos y nervios, brinda soporte a un sistema inmunitario saludable, mantiene constantes los latidos del corazón y ayuda a que los huesos permanezcan fuertes.

El magnesio ayuda al cerebro

En particular, el magnesio tiene propiedades que ayudan al envejecimiento activo y ayuda a mantener las funciones cognitivas y de memoria.

El magnesio es el mayor antioxidante de nuestro cuerpo

Además de ayudar en el proceso de detoxificación, regular el azúcar en sangre, actúa como un elemento defensa antioxidante, mediante diferentes mecanismos, como su capacidad antiinflamatoria.

Entre los ancianos, especialmente aquellos que padecen de estrés psicológico o físico, o que sufren de anabolismo normal (como durante una convalecencia), se recomienda la administración de suplementos de magnesio.

Una infografía con los beneficios del magnesio en personas mayores.

Síntomas de carencia de magnesio en personas mayores

Aunque la falta de magnesio no se descubre por medio de analíticas en etapas tempranas, en caso de que se diagnostique carencia de este nutriente se pueden experimentar calambres frecuentes, dolores de cabeza o hipertensión. Pero, en términos generales, existen diferentes síntomas de carencia de magnesio en ancianos:

  • Contracturas musculares.
  • Entumecimiento, temblores.
  • Hormigueo.
  • Hiperactividad.
  • Ataques de pánico, fobias.
  • Insomnio.

Una forma agradable y eficaz de incrementar los depósitos de magnesio en el cuerpo es darte dos baños a la semana con Sales de Epsom, ya que éste se absorberá a través de la piel.

Asimismo, se recomienda incluir en la dieta hortalizas, almendras, nueces, anacardos. o fruta, además de alimentos anteriormente mencionados como el cacao en el chocolate puro o las legumbres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *