WhatsApp y chatbots, los aliados del envejecimiento activo

Índice
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Desde que internet hizo acto de presencia y, con ello, los avances tecnológicos, las personas mayores han tenido que ir adaptándose, paulatinamente, al cambio digital. El WhatsApp es una de las aplicaciones que ha marcado la vida de estas personas.

Casi la mitad de este sector de la población se conecta a internet desde su casa y un 83 % utiliza el smartphone como dispositivo para acceder a la red.

Los adultos mayores acceden a WhatsApp una media de 17 veces al día, de manera breve pero repetida en el tiempo, para sentirse conectados emocionalmente con la familia y los amigos en cualquier momento. Además de ser la herramienta de comunicación más extendida del planeta, incluye una serie de ventajas en la era digital muy a tener en cuenta, como es el claro ejemplo de un chatbot llamado Celia, que es capaz de detectar los primeros indicios de enfermedades, especialmente para un colectivo no tan tecnológico como es la tercera edad.

Celia, el chatbot con IA de WhatsApp para personas mayores

Celia es el nombre por el que se conoce a un programa informático capaz de servir de herramienta valiosa para tratar enfermedades como las mentales. Incluso es un sistema que puede paliar los efectos de la soledad no deseada en personas de edad avanzada.

Celia es un chatbot creado especialmente para acompañar, entretener y en ciertos aspectos asistir a las personas mayores o personas dependientes, apoyándose en la inteligencia artificial.

Disponible las 24 horas del día los 7 días de la semana, esta interfaz permite poder tener conversaciones con los usuarios y ser un asistente de salud para detectar los primeros síntomas de alguna enfermedad.

Celia puede realizar tests neuropsicológicos para estimular y comprobar las habilidades cognitivas de las personas. El objetivo, según la web oficial del chatbot, es ayudar a detectar enfermedades como el Alzheimer y la demencia en sus fases tempranas.

Además, también se puede pedir a Celia que configure recordatorios para asistir a citas médicas o tomar medicamentos.

Se trata de un proyecto que ya se ha puesto en marcha en diversas iniciativas sociales dentro del país y que está disponible para Android y a través de su página web oficial.

El chatbot de Celia está pensado para:

  • Centros de atención a personas mayores.
  • Personas con dependencia.
  • Personas que viven solas, con o sin asistencia.
  • Hospitales y centros de salud.

Ventajas del WhatsApp en personas mayores de 65 años

El WhatsApp puede ofrecer varios beneficios para personas mayores, algunos de ellos incluyen:

  • Conectividad: WhatsApp permite a las personas mayores mantenerse en contacto con sus seres queridos y amigos, especialmente si viven lejos.
  • Facilidad de uso: WhatsApp es intuitivo y fácil de usar y le permite a las personas mayores enviar mensajes de texto, llamadas de voz y videollamadas sin tener que lidiar con la tecnología complicada.
  • Accesibilidad: WhatsApp está disponible en múltiples plataformas y dispositivos, lo que lo hace accesible a una amplia gama de personas mayores, incluso aquellas con smartphones más antiguos.
  • Precio: WhatsApp es gratuito, lo que significa que las personas mayores no tienen que gastar dinero en servicios de telecomunicaciones costosos.
  • Seguridad: WhatsApp ofrece una gran seguridad y privacidad, lo que es especialmente importante para las personas mayores que pueden ser más vulnerables a los fraudes y estafas en línea.

En resumen, el WhatsApp puede ser una herramienta útil y accesible para las personas mayores para mantenerse conectadas con sus seres queridos y mejorar su calidad de vida.

Configurar el WhatsApp para personas mayores es una tarea que no acarrea mayor complicación.

Aquí hay unos pasos básicos para ayudar a los adultos mayores a utilizar WhatsApp:

  • Descargar e instalar la aplicación en un smartphone o en una tablet.
  • Crear una cuenta de WhatsApp: ingresar su número de teléfono y verifique su número a través de un mensaje de texto o llamada.
  • Agregar contactos: se puede agregar contactos manualmente o buscarlos en su lista de contactos de teléfono.
  • Enviar mensajes de texto: pulsar el icono de “Chat” y seleccione el contacto al que desea enviar un mensaje. Escriba su mensaje y toque enviar.

Un plano corto de las manos de un anciano con el smartphone.

  • Llamar o hacer videollamadas: acceder al icono de “Llamadas” y seleccione el contacto al que desea llamar o hacer una videollamada.
  • Grupos de chat: se puede unir a un grupo de chat para mantenerse en contacto con varias personas al mismo tiempo.
  • Configuración de privacidad: del mismo modo, se puede ajustar la privacidad de su cuenta en la sección “Configuración” para controlar quién puede ver su estado en línea y otros detalles de su perfil.

¿Por qué las personas mayores usan WhatsApp?

Los principales motivos son presión social y el factor económico, según los resultados de una investigación de Internet Interdisciplinary Institute (IN3) de la Universidad Oberta de Cataluña. El hecho de que su entorno tenga la app los empuja a descargársela para comunicarse con ellos pero, a diferencia de los usuarios más jóvenes, prefieren hablar sobre acontecimientos importantes o malas noticias mediante llamadas de voz, lo que les permite transmitir, percibir las emociones y ser más espontáneos.

Además, el hecho de sentirse jóvenes, vitales y modernos, hace que se asocie a las personas mayores al uso de estas tecnologías, permitiéndoles suavizar el sentimiento de “aislamiento social” y el imaginario de que han perdido su capacidad de aprender nuevas cosas.

Por otro lado, más allá de sentirse modernos, los adultos mayores buscan mantenerse activos y lúcidos, así que encuentran en el uso del WhatsApp una valiosa oportunidad formando parte del mundo digital, sin que necesariamente esto implique incrementar sus relaciones sociales, como en el caso de los jóvenes.

Usos del WhatsApp en la tercera edad

Las personas mayores utilizan internet principalmente para intercambiar mensajes con familiares y amigos por WhatsApp o SMS (85,1%) y para informarse, leer la prensa, o informarse de las noticias (80,8%). No

A estas dos actividades mayoritarias, les siguen otras realizadas también por más de la mitad de las personas usuarias: el 54,6% lo utilizan para realizar gestiones bancarias, el 52,0% para gestiones sanitarias o sociales y el 50,5% para comunicarse con imagen con familiares o amigos (Skype u otras alternativas).

Una imagen de un smartphone con el icono del WhatsApp, entre otros.

Por último, también se usa internet entre las personas mayores para realizar gestiones administrativas (38,6%), para comprar (36,9%) y participar en redes sociales (34,3%).

El informe también refleja diferencias entre las personas usuarias habituales del  ámbito rural y las grandes ciudades, registrándose en las grandes urbes un porcentaje (48,0%) significativamente superior al registrado en los pequeños municipios (33,6%). Destaca también, el porcentaje de quienes participan en redes sociales en las ciudades pequeñas (42,0%) que es significativamente superior al registrado en el ámbito rural (23,9%).

¿Cómo usan las personas mayores el WhatsApp?

Existen diferencias importantes en el uso que le dan los jóvenes al que le dan los mayores de 65 años a la aplicación de mensajería instantánea por antonomasia, sobre todo en el estilo de escritura y hábitos de uso.

Entre las costumbres de uso de WhatsApp en esta generación, destaca en el estudio mencionado que las personas mayores de 65 años no suelen escribir a partir de las diez de la noche y utilizan una redacción muy cuidadosa, con un uso del lenguaje más elaborado y siguiendo las normas de puntuación. Aunque, aquellas personas que no han tenido tantas oportunidades para educarse, prefieren no escribir para evitar cometer errores.

 Además, tanto hijos y nietos son fundamentales en el apoyo en el proceso de digitalización de estas personas.

Casi tres de cada diez personas mayores que no usan internet, aseguran que no han podido hacer alguna gestión cotidiana porque sólo se podía hacer a través de internet o en una máquina (27,1%). Este porcentaje llega a ser el 58,9% entre quienes tienen una capacidad de gasto insuficiente.

Una cuidadora enseña algo en el smartphone a una anciana.

Así, el mayor porcentaje de personas mayores no usuarias se registra entre las mujeres (49,5%), quienes tienen más de 75 años (55,4%), quienes viven solos/as (55,3%), y quienes tienen un menor nivel formativo (61,5%).

En cuanto al principal motivo por el que las personas mayores no utilizan internet tiene que ver con la ausencia de interés y de conocimientos para hacerlo (61,4%).

En los últimos años se ha vivido un cambio en los mecanismos de comunicación en el que las redes sociales son las grandes protagonistas. Esto ha obligado a las personas mayores a tener que conocer y manejar algunas redes sociales. 

La realidad muestra que las personas mayores son muy activas y están, cada vez, más interesadas en las nuevas tecnologías y lo que estas les ofrecen. Y WhatsApp es buena muestra de ello.

Comentarios para WhatsApp y chatbots, los aliados del envejecimiento activo
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Recibido!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible, ¡muchas gracias!

Petición de llamada