Usos y aplicaciones del bicarbonato para calmar dolores en la tercera edad

Índice
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Existen muchos remedios caseros para aliviar dolores. Uno de ellos es el bicarbonato, un componente químico que seguro que está muy presente en los hogares de toda España. El bicarbonato de sodio es un compuesto químico que se ha utilizado durante décadas como ayuda para una gran variedad de dolencias. En la tercera edad, donde las personas pueden experimentar dolores crónicos y molestias, el bicarbonato puede ser una alternativa natural y económica para aliviar el dolor. A continuación, se explicarán algunos de los usos más comunes del bicarbonato de sodio para calmar dolores en la tercera edad y cómo pueden ser aplicados de manera segura y efectiva.

¿Qué es el bicarbonato de sodio?

El bicarbonato de sodio es un compuesto sólido cristalino de color blanco, soluble en agua, con un ligero sabor alcalino que se obtiene de un mineral llamado natrón. Tiene múltiples propiedades, lo que lo convierte en un gran aliado de la medicina.

Polvo de bicarbonato de sodio en una cuchara.

¿Para qué sirve el bicarbonato de sodio?

Algunos de los usos más conocidos del bicarbonato para mejorar la salud son:

  • Aliviar dolores estomacales e indigestión: se trata de uno de los usos más habituales. Y es que mezclar una cucharada sopera de bicarbonato de sodio en un vaso de agua ayuda a eliminar los gases.

Tomar bicarbonato de sodio cuando tenemos acidez estomacal y ardores después de comer es una opción natural excelente para neutralizar los ácidos presentes en el estómago y evitar o aliviar, así, el reflujo.

  • Ayudar a tratar las llagas en la boca: el bicarbonato sirve como tratamiento de las aftas. Esto se debe a que tiene propiedades alcalinizantes y neutralizantes, es decir, contribuye a equilibrar el pH de la boca y reducir el dolor de las llagas. Así mismo, cuenta con propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias, lo que permite reducir el riesgo de infección e inflamación.
  • Relajante muscular para pies: un gran remedio natural para reposar la musculatura es aplicar una parte de agua con tres de bicarbonato, masajear suavemente y enjuagar. Se recomienda terminarlo con unas gotitas de aceite esencial de lavanda.
  • Exfoliante: aplicar una pasta hecha con tres cucharadas de bicarbonato de sodio y una de agua puede ser de gran ayuda para la piel. Se debe frotar el rostro o cuerpo con movimientos suaves y enjuagar. También está comprobado que es un gran aliado para las pieles con acné.
  • Aliviar la migraña: varios estudios han afirmado que, media cucharada de bicarbonato disuelta en un vaso de agua, puede contribuir a reducir los dolores de cabeza y náuseas que estas causan.
  • Mejorar el rendimiento físico: Esto se debe a que al hacer ejercicio, el cuerpo produce ácido láctico, un compuesto que disminuye el pH celular y causa ardor y, al ingerir hidrogenocarbonato de sodio, ayuda a reducir este efecto.

Un estudio publicado en Journal of The International Society of Sports Nutrition ha revelado que el consumo diario de bicarbonato sódico retrasa la fatiga.

  • Paliar problemas urinarios: este antiácido es un aliado para los síntomas del tracto urinario inferior. Se recomienda ingerir un vaso de agua con tres cucharadas de bicarbonato sódico para ayudar a aliviarlos.

¿Cómo tomar bicarbonato de sodio para la acidez estomacal?

Son varias las formas en las que se puede consumir bicarbonato de sodio para aligerar el malestar estomacal que produce la acidez. Se debe tomar una o dos horas después de las comidas, sin el estómago lleno y como máximo dos veces al día. Esto teniendo en cuenta que se esté pasando por un episodio de dolor estomacal. Si no remitiese el dolor, lo conveniente es acudir a un médico especialista.

Hombre sonriendo con un vaso de agua y bicarbonato de sodio en la mano.

Algunas recetas efectivas que se puede beber para calmar los síntomas de la acidez estomacal son las siguientes:

  • Bicarbonato de sodio con limón: se debe mezclar un vaso de agua con media cucharada de zumo natural de limón y una cucharada pequeña de bicarbonato de sodio.
  • Bicarbonato de sódico con agua: en un vaso de agua a temperatura ambiente, hay que agregar una cucharada de bicarbonato sódico y mezclarlo antes de tomar.
  • Hidrogenocarbonato de sodio con miel: en un vaso de agua tibia, añadir 1/4 de cucharada pequeña de bicarbonato. Posteriormente agregar una cucharada de miel orgánica y remover hasta que todo se disuelva.
  • Bicarbonato de sodio con vinagre de manzana: un vaso de agua con 1/4 de cucharada pequeña de bicarbonato y dos cucharadas de vinagre de manzana pueden ser una excelente solución para terminar con la indigestión.

¿Puede curar enfermedades el bicarbonato de sodio?

Si bien el bicarbonato de sodio no cura ninguna enfermedad, el médico puede recetarlo para ayudar a combatir una serie de problemas de salud. Por ejemplo, es un antiácido usado para aliviar la pirosis, es decir, la acidez estomacal y la indigestión ácida. También sirve para ayudar a recuperar la piel de las quemaduras, marcas de acné, entre otras.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Augusta de Estados Unidos, tomar una dosis diaria de bicarbonato de sodio con agua puede ayudar a disminuir la inflamación producida por enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide.

Comentarios para Usos y aplicaciones del bicarbonato para calmar dolores en la tercera edad
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Recibido!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible, ¡muchas gracias!

Petición de llamada