Test de Zarit: calcular el grado de sobrecarga de una cuidadora

Índice
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Trabajar como cuidadora puede ser una experiencia enriquecedora en muchos aspectos, pero también puede traer consigo un alto grado de estrés y responsabilidades. El Test de Zarit es una herramienta fundamental para evaluar el nivel de sobrecarga que experimenta una cuidadora y brindarle el apoyo necesario para su bienestar.

¿Qué es la escala de Zarit?

El Test de Zarit es una evaluación diseñada para medir el nivel de sobrecarga que siente una persona que cuida a un familiar o ser querido con una condición de salud crónica o discapacidad.

Fue desarrollado por los investigadores Nancy Zarit, Judy Zarit y Bobbie Gatz en la Universidad Estatal de Pensilvania y ha sido ampliamente utilizado desde entonces.

La sobrecarga del cuidador es un problema común y significativo en la sociedad actual. Muchas veces, los cuidadores se enfrentan a altos niveles de estrés, agotamiento y problemas de salud debido a la dedicación y atención constantes que brindan a las personas con dependencia que tienen a su cargo. El Test de Zarit desempeña un papel crucial al proporcionar una evaluación objetiva del nivel de sobrecarga, lo que ayuda a identificar áreas de preocupación y brindar el apoyo adecuado.

Portada del primer ebook de Aiudo: Guía de Principales Enfermedades en Personas Mayores.
Consigue GRATIS tu guía de principales enfermedades en personas mayores

¿Qué mide la puntuación de la escala de Zarit?

La escala de Zarit tiene una puntuación máxima de 88 puntos. No existen normas ni puntos de corte establecidos. Sin embargo, suele considerarse indicativa de «no sobrecarga» una puntuación inferior a 46, y de «sobrecarga intensa» una puntuación superior a 56.

¿Cómo funciona el Test de Zarit?

Preparación para el Test

Antes de realizar el Test de Zarit, es esencial que la cuidadora se tome un momento para prepararse emocionalmente. Reservar un tiempo tranquilo y sin interrupciones para completar el cuestionario es fundamental para obtener resultados precisos.

Realización del Test

El Test de Zarit consta de una serie de preguntas que abordan diferentes aspectos del rol del cuidador, como el tiempo dedicado al cuidado, la interferencia con actividades personales y emociones asociadas al cuidado. Es esencial responder con sinceridad para obtener resultados precisos.

Una cuidadora ayudando a una anciana a caminar.

Puntuación y Resultados

Una vez completado el Test, se suman las puntuaciones de cada ítem para obtener la puntuación  total. Cuanto mayor sea esta, mayor será el nivel de sobrecarga experimentado por la cuidadora. Los resultados ayudan a clasificar el grado de sobrecarga en leve, moderado o severo.

Interpretación de los Resultados

La interpretación de los resultados del Test de Zarit es crucial para comprender el nivel de sobrecarga que experimenta la cuidadora. Si los resultados indican una sobrecarga significativa, es fundamental buscar apoyo y recursos para evitar posibles consecuencias negativas en la salud física y emocional.

El rango de puntuación total se situará entre los 22 y los 110 puntos, y cuanto más alto sea el total de puntos obtenido por el sujeto, el cuidador, mayor es el nivel de afección que presenta. Existen varios niveles de corte:

  • Sin sobrecarga: 22-46 puntos.
  • Sobrecarga: 47-55 puntos.
  • Sobrecarga intensa: 56 – 110 puntos.

¿Qué suelen preguntar en el test de Zarit?

  • ¿Piensas que tu familiar te pide más ayuda de la que realmente necesita?
  • ¿Piensas que debido al tiempo que dedicas a tu familiar no tienes suficiente tiempo para ti?
  • ¿Te sientes agobiado/a por intentar compatibilizar el cuidado de tu familiar con otras
    responsabilidades (trabajo, familia)?
  • ¿Sientes vergüenza por la conducta de tu familiar?
  • ¿Te sientes enfadado cuando estás cerca de tu familiar?
  • ¿Piensas que el cuidar de tu familiar afecta negativamente la relación que tu tienes con otros
    miembros de tu familia?
  • ¿Tienes miedo por el futuro de tu familiar?
  • ¿Piensas que tu familiar depende de ti?
  •  ¿Te sientes tenso cuando estás cerca de tu familiar?
  • ¿Piensas que tu salud ha empeorado debido a tener que cuidar de tu familiar?
  • ¿Piensas que no tienes tanta intimidad como te gustaría debido al cuidado de tu familiar?
  • ¿Piensas que tu vida social se ha visto afectada de manera negativa por tener que cuidar
    a tu familiar?
  • ¿Te sientes incómodo por distanciarse de tus amistades debido al cuidado de tu familiar?
  • ¿Piensas que tu familiar te considera a ti la única persona que le puedes cuidar?
  • ¿Piensas que no tienes suficientes ingresos económicos para los gastos de cuidar a tu familiar,
    además de tus otros gastos?
  • ¿Piensas que no serás capaz de cuidar a tu familiar por mucho más tiempo?
  • ¿Sientes que has perdido el control de tu vida desde que comenzó la enfermedad de tu familiar?
  • ¿Desearías poder dejar el cuidado de tu familiar a otra persona?
  • ¿Te sientes indeciso sobre qué hacer con tu familiar?
  • ¿Piensas que deberías hacer más por tu familiar?
  • ¿Piensas que podrías cuidar mejor a tu familiar?
  • Globalmente, ¿qué grado de “carga” experimentas por el hecho de cuidar a tu familiar?

Cuidar de alguien dependiente supone un desgaste físico, que puede ser más o menos exigente según el nivel de dependencia y movilidad de la persona a la que se cuida.

Lo que en definitiva detecta el Test de Zarit es si el sujeto incurre en el conocido como síndrome del cuidador. Este es un estado de en el que la persona cuenta con una gran sobrecarga emocional, física e incluso económica, y que llega a afectar seriamente a la persona, modificando incluso los roles que desempeña cada uno de ellos dentro de su núcleo

En cualquier caso, es importante que este test se realice junto o bajo la supervisión de un experto. Psicólogo, neurólogo, o cualquier otro experto en salud mental.

 

Comentarios para Test de Zarit: calcular el grado de sobrecarga de una cuidadora
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Recibido!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible, ¡muchas gracias!

Petición de llamada