Sepsis urinaria en ancianos: ¿Qué es, síntomas y cómo prevenirlo?

Las infecciones de orina son bastante comunes a lo largo de la vida en cualquier etapa, pero conviene tener especial cuidado en la vejez por las consecuencias que puede acarrear la infección de orina en el anciano, porque puede desembocar en enfermedades delicadas como la sepsis urinaria en ancianos.

¿Qué es la sepsis urinaria?

La sepsis urinaria es un problema de salud grave que consiste en una reacción inflamatoria a bacterias u otros microorganismos que afecta al sistema urinario y al sistema respiratorio, que son las infecciones más habituales.

La sepsis urinaria indica que el trastorno ha tenido lugar en las vías urinarias de la persona mayor y, en función del alcance, puede ser de varios tipos:

  • Sepsis urinaria baja, en caso de afectar solo a la uretra y vejiga.
  • Sepsis urinaria alta, que puede llegar a afectar a los pulmones.

La sepsis es también conocida como Síndrome de Respuesta Inflamatoria Sistémica (SRIS) y se caracteriza por afectar al sistema inmune de forma desproporcionada frente a la infección

Además, las infecciones urinarias en general son uno de los problemas más comunes en el mundo.

Se calcula que entre el 50 y el 60% de las mujeres adultas tendrá al menos un episodio de Infección del Tracto Urinario (ITU) en su vida

Causas de la sepsis urinaria

Las infecciones urinarias son muy frecuentes en la población anciana y por ello la prevalencia aumenta con la edad, ya que el envejecimiento conlleva una alteración y un deterioro del sistema inmune, así como de las barreras de entrada con las infecciones.

En el caso de la sepsis urinaria en ancianos, lo más frecuente es que ésta esté motivada por la Escherichia coli (E. coli), que se trata de un tipo de bacteria que se encuentra frecuentemente en el tracto gastrointestinal.

La Escherichia Coli es el microorganismo que causa en torno a un 78% de los casos de sepsis urinaria

No obstante, entran en juego también como causas de la sepsis urinaria otro tipo de bacterias, virus, parásitos o incluso hongos.

De esta forma, una vez que este tipo de agentes infecciosos llega al tejido de las vías urinarias en el anciano pueden llegar a desplazarse hasta el torrente sanguíneo, llegando a provocar una enfermedad de gran gravedad como la sepsis urinaria.

Otros organismos causantes de la sepsis urinaria

Se ha comentado que el microorganismo más común causante de la sepsis urinaria es la Escherichia coli, pero existen otros agentes que conviene saber que también puede provocar sepsis:

  • Los Proteus en los niños.
  • Los Estafilococos áureospseudomonas aureginosa y salmonella en la sepsis alta.

Asimismo, especial relevancia cobran las complicaciones por infección urinaria 

Tipos de sepsis

La sepsis según la gravedad, la cantidad de órganos que afecte y la respuesta al medicamento, se puede clasificar en:

  • Sepsis: se presenta la enfermedad sin que falle ningún órgano.
  • Sepsis grave: son los casos en los que falla un órgano o se produce una bajada de tensión que se puede corregir adecuadamente con tratamiento.
  • Shock séptico: en estos casos se produce una caída importante de la tensión que requiere un tratamiento urgente e intenso con fármacos de forma continuada.

La sepsis urinaria baja se caracteriza por el aumento de la frecuencia miccional, disuria, nicturia, malestar suprapúbico y en ocasiones hematuria.

Septicemia por infección urinaria, un problema global

La sepsis urinaria es un problema de salud bastante frecuente y provocó el fallecimiento de cerca de 3.000 personas en España en 2021.

Estadística: Número de muertes por septicemia en España de 2006 a 2019 | Statista

Síntomas de la sepsis urinaria en ancianos

Uno de los primeros síntomas de la sepsis urinaria en personas mayores es la alteración en el estado mental del enfermo.

En general, ésta se manifiesta con una caída de la presión arterial que desemboca en un estado de shock. Los órganos fallan y dejan de funcionar con normalidad y la circulación comienza a ser deficiente.

Una infografía que enumera un listado de síntomas que presenta la sepsis urinaria junto con la fotografía de unas bacterias.

Así, la sepsis urinaria en personas mayores provoca síntomas como:

  • Fiebre intensa.
  • Escalofríos.
  • Respiración acelerada.
  • Confusión, o incluso llegar a estado de inconsciencia.
  • Taquicardias.
  • Aumento del ritmo cardíaco.
  • Aumento de glucosa en sangre.
  • Problemas en la piel, como puedan ser erupciones cutáneas.
  • Mareos.

Además, otros síntomas de las sepsis urinarias dependen de los órganos afectados. Si no se controla la infección en las fases iniciales de la sepsis, aparecerán las manifestaciones de disfunción multiorgánica.

Tratamiento de la sepsis urinaria en personas mayores

En primer lugar, el tratamiento de la infección depende de su complicación y siempre se deben tener en cuenta los factores de riesgo.

Administrar los medicamentos antibacterianos u orientar la importancia de su cumplimiento, según indicaciones médicas.

En la Sepsis baja se emplean por vía oral o parenteral y pueden asociarse a curaciones locales, que la enfermera realiza con estricto cumplimiento de las medidas de asepsia y antisepsia y cuidado de la privacidad.

En la Sepsis Alta se emplea la vía endovenosa y en ocasiones conlleva tratamiento quirúrgico.

Un anciano visita al médico, que toma apuntes de lo que le está contando ante su infección de orina que puede derivar en un diagnóstico de sepsis urinaria.

Por último, los especialistas recomiendan a la persona afectada antibióticos y suero para que mejoren y, según la respuesta frente a éstos, puede ser necesario otro tratamiento, como por ejemplo, la administración de fármacos que aumentan la fuerza de los latidos cardiacos, entre otros.

Pero existen otros tratamientos de la sepsis urinaria a tener en cuenta y que su aplicación deberá valorarla un especialista médico:

  • La fluidoterapia para favorecer la hidratación y analgesia, que se utilizará en caso de que se produzca dolor abdominal.
  • Uso de fármacos vasoconstrictores para intentar aumentar la presión sanguínea, administrado por vía intravenosa.
  • Aplicación de corticoides para reducir la respuesta inflamatoria, aunque este tratamiento de la sepsis está todavía en un proceso de comprobación de eficacia.

¿Cómo prevenir la sepsis urinaria?

La frecuencia de aparición de la sepsis urinaria es elevada, es la infección hospitalaria más frecuente, por lo que merece especial atención.

Del mismo modo, algunos consejos para prevenir la sepsis urinaria en la medida de lo posible pueden ser:

  • Asear los genitales con agua y jabón una vez al día, con el objetivo de mantener la flora bacteriana normal, pues su alteración propiciaría las infecciones urinarias.
  • Evacuar la vejiga varias veces al día para evitar la retención de orina que es causa de infección.
  • Colocar toallas sanitarias sin que lleguen a la región anal, pues estas sirven de puente entre el ano y la uretra, lo que unido a la secreción constituyen un caldo de cultivo para la proliferación de bacterias.
  • Realizar el baño en ducha en vez de bañadera para evitar que las bacterias penetren en la uretra.
  • Conviene tener cuidado si se realiza el baño en piscinas, pues deben recibir tratamiento desinfectante de sus aguas.
  • Orinar inmediatamente después de las relaciones sexuales para arrastrar los posibles microorganismos que se encuentran en la uretra.
  • En este sentido. realizar relaciones sexuales anales seguida de penetración vaginal, constituye un factor de riesgo de sepsis muy importante.
  • Lavar la región anal después que se defeque, de delante hacia detrás, para reducir las concentraciones de patógenos en introito vaginal y que por vecindad pasen a la uretra.
  • Ingerir abundantes líquidos, para promover el flujo sanguíneo renal y lavar las bacterias por la orina.
  • Mantener en la dieta el consumo de alimentos ricos en fibras.

Además, una de las principales recomendaciones para la sepsis es que se cumpla adecuadamente el calendario vacunal en personas mayores, algo que reducirá notablemente el riesgo de contraer algún proceso infeccioso.

Últimas consideraciones sobre la sepsis

Por último, en los últimos años se ha reducido el índice de mortalidad debido a esta enfermedad según estudios recientes.

Asimismo, entre otras acciones para saber cómo prevenir la sepsis urinaria están:

  • Preparación de materiales para pruebas diagnósticas.
  • Conocimiento de las normas de asepsia y antisepsia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *