¿Cuánto cuesta una residencia de ancianos?

Hay un momento que en todas las familias con personas mayores se presenta: nuestro familiar necesita la atención permanente de alguien.

Quisiéramos cuidarle nosotros, la propia familia, pero por trabajo o por diversas circunstancias personales se nos hace imposible. Dudosos de qué hacer, pensamos en la residencia como opción.

Y de repente…

Nos encontramos ante un escenario desconocido para nosotros y en el que descubrimos un extenso listado de residencias. Entonces, comienzan las dudas:

  • ¿Cuánto cuesta una residencia de ancianos?
  • ¿Residencia privada, pública o concertada?
  • ¿Especializada en qué tipo de personas?
  • ¿Estará bien atendido mi familiar?

 

La respuesta a la primera pregunta es sencilla. De media, las residencias geriátricas en España cuestan 1.777€.

Pero el resto de cuestiones nos llevan a otros temores habituales:

  • ¿Será muy larga la lista de espera?
  • ¿Cuál será el ratio de personas por cada cuidador?
  • ¿Mi familiar se sentirá a gusto allí?
  • ¿Habrá una persona a la que podamos llamar de forma frecuente para saber cómo está mi familiar?
  • ¿Qué hay de las noticias que leo sobre malos tratos y pésimas condiciones en algunas residencias?

 

Y por encima de todas estas, emerge la pregunta más importante:

¿Qué es lo que mi familiar desea?

Sabemos, por nuestra experiencia, que nuestros mayores desean permanecer en su hogar. Para ellos, esta palabra tiene un significado especial. Es el lugar en el que se sienten protegidos y al mismo tiempo, libres; en el que reciben la ayuda de su familia y en el que a su vez desarrollan toda su autonomía; donde guardan sus recuerdos y en el que quieren seguir creándolos; El lugar, en definitiva, donde son ellos mismos.

Pensamos entonces en que la mejor opción para que nuestros mayores tengan una buena calidad de vida es que sigan viviendo en su hogar y recibiendo en él una mayor atención. Para esto existen los cuidados domiciliarios, bien en régimen interno (residiendo las 24h en el hogar) o externo (ciertas horas del día sin pernocta en el hogar).

El coste de un cuidador interno (24h/día) siempre será menor que los 1.777€ que cuestan de media las residencias, pero hay otros costes que no se miden en euros. Y aquí también nos surgen las dudas:

  • ¿Cómo encontrar al cuidador?
  • ¿Cómo sé que es la persona adecuada para las necesidades de mi familiar?
  • ¿Sabrá actuar en cada situación que se presente?
  • ¿Atenderá bien a mi familiar?
  • ¿Congeniará con él?
  • ¿Y con el resto de la familia?

 

Responder a estas preguntas se hace muy complicado si se tiene que enfrentar a ellas uno solo sin conocer el entorno ni las posibilidades de este. Pero, como sucede en tantas situaciones de la vida, lo complicado se hace sencillo cuando tienes la ayuda de alguien que conoce a la perfección el sector y que, a su vez, es capaz de captar y descifrar qué es lo que tu familia necesita. Y ese alguien, si nos permites, podemos ser nosotros: Aiudo.

 

Cuidadores para mantener el hogar

En Aiudo trabajamos para encontrar al cuidador más afín a tu familiar y a tu familia. Para ello, realizamos un exhaustivo proceso de selección en el que el cuidador profesional escogido:

  • Es experto en el tipo de cuidados que tu familiar necesita.
  • Posee competencias y habilidades emocionales.
  • Además de los propios cuidados, realiza las tareas domésticas.
  • Aporta energía, positivismo y motivación para conseguir un envejecimiento activo.
  • Su personalidad y carácter encaja con la de tu familiar y tu familia.
  • Es capaz de atender y resolver cualquier situación que se produzca en el domicilio.
  • Atesora una experiencia contrastada.
  • Goza de unas buenas referencias.

 

Así, frente a mudarse a una residencia, las atenciones personalizadas de un cuidador en el hogar; frente a la incertidumbre, la confianza y el contacto permanente con el cuidador como uno más de la familia; frente al cambio drástico de vida, la tranquilidad de continuar con la rutina deseada; frente a un lugar desconocido, la viveza y la calma del hogar.

Estas seis últimas palabras contienen la historia de nuestros mayores y de la familia por la que tanto han velado. Por ello, por ellos, en Aiudo trabajamos para que reciban los mejores cuidados en el lugar en el que ellos, tiempo atrás, fueron los cuidadores.

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?