Problemas por no regularizar los contratos de cuidadores

Los contratos en empleadas de hogar siguen siendo un tema polémico al que no nos acostumbramos. Ayer, día 26 de Julio, una nueva noticia sobre no regularizar los contratos de cuidadores ha salpicado la prensa española con el caso Echenique. El protagonista ha manifestado su error y su consiguiente arrepentimiento. No obstante, no se le puede culpar al sistema, ya que desde 2011 existe una regulación equilibrada para profesional y familias. El convenio de empleados de hogar es un régimen especial, es el más benevolente.

El problema está que 6 de cada 10 empleadores optan por no regularizar los contratos de las cuidadoras. Este fenómeno, mucha gente lo atribuye a que «los españoles somos así», no obstante se produce preferentemente por falta de información.

No regularizar los contratos ¿Es culpa del sistema?

Es obvio que las personas mayores, con dependencia o los familiares respetan el trabajo de cuidador. Poner en valor la labor de quien cuida de ti o tus seres queridos es algo fundamental. Pues este profesional debe contar con sus derechos.
Los profesionales del hogar, cotizan para que el día de mañana puedan jubilarse y tener una pensión, sin embargo, no cotizan para el desempleo. Cuando se termina el trabajo, ni siquiera cobran paro.
¿Les parece justo?
Para colmo, estas empleadas tienen fijado por ley el salario mínimo interprofesional. Es decir, es la vía de contratación más barata para cualquier persona.
Si se da de alta a las cuidadoras, solamente se ha de pagar un 22,45% del salario. Este depende de las horas.
Por ejemplo,menos de 100€ para 20 horas por semana.

O no llega a 180€ para 40h semana.

Y aún con estos precios, alternativas como empresas de ayuda a domicilio tradicionales o residencias pueden duplicar o triplicar el coste. Por lo que, las personas que se lo pueden permitir estupendo. Quién no, no tiene escusa para no dar de alta al profesional porque está infringiendo un delito.
Las personas que no tienen recursos suficientes, pueden acceder a la ayuda a domicilio pública y gratuita. O servicios proporcionados por voluntarios de Cruz Roja.

No dar de alta puede conllevar una multa de 11.000€

Ahora, el caso Echenique va a ser enjuiciado y penalizado. Pero el verdadero problema es que parece que la economía sumergida sea un mal al que nos tengamos que acostumbrar. Cuando a lo que nos tenemos que acostumbrar es a valorar los derechos de los trabajadores y de empleadas del hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Entradas relacionadas

Diferencia entre los síntomas de la gripe, el resfriado y el coronavirus en ancianos

Resfriado en adultos mayores: síntomas y tratamiento

Subida de pensiones de jubilación, viudedad e incapacidad en 2021

Actividades de autoestima para adultos mayores

Los más leídos

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?

Send this to a friend