Opciones para cuidar de un familiar. Diferentes alternativas al cuidado que necesitan tantas familias en España y que viven en capitales o en poblaciones pequeñas y rurales. El escenario Español plantea diferentes necesidades que corresponden a una serie de indicadores.

La estructura familiar

Según el tipo de estructura familiar. No es lo mismo una persona mayor que cuenta con apoyos familiares. Que una persona mayor que se encuentra aislada. También hay que tener en cuenta que hay personas mayores que viven solas y que no tienen familia.

Capitales vs poblaciones

Los factores geográficos y demográficos son muy importantes. España cuenta con una cantidad de poblaciones rurales pobladas, generalmente, por personas mayores. La población rural española está envejecida y muy posiblemente los hijos de estas personas mayores vivan lejos. Por lo que, a efectos prácticos y ante una urgencia es casi lo mismo que no contar con un apoyo cercano.
Por ello, muchas personas mayores se apoyan entre ellas y son la voz inmediata que alerta cuando ha sucedido algún accidente. La estructura social informal y la red de vecinos aquí ejerce un papel muy importante.

Lo que quieren las personas mayores

Preferencias de las personas mayores. Algo que, lamentablemente, pasa desapercibido. Pero que en muchos casos las personas mayores prefieren seleccionar un tipo de ayuda u otra dependiendo de cada servicio. Por ello, la familia debe no solo conocer, si no hacer un ejercicio y reflexionar sobre las opciones para cuidar de un familiar que existen. Y así poder contratar el servicio que mejor se ajusten a sus necesidades.

Por todo ello, es una realidad que cada persona mayor cuenta con unas necesidades particulares y únicas a las que la familia debe atender teniendo en cuenta las distintas opciones para cuidar de un familiar.

Opciones para cuidar de un familiar

A continuación enunciamos las distintas alternativas.

Cuidadores de confianza

Según el IMSERSO el 87% de las personas mayores quiere envejecer en su casa. Allí cuentan con sus recuerdos y se sienten más autónomos y no como una carga. Conforme van pasando los años las familias son cada vez más conscientes de que los padres envejezcan en su domicilio es mejor para su salud. Además este es el servicio más personal y exclusivo pues la atención es 1 a 1 o en algunos casos 1 cuidador a 2 usuarios.

SAD y servicio de ayuda a domicilio

Para casos urgentes, atenciones puntuales o acompañamiento puntual en residencias de forma inmediata es la mejor opción. También es la única opción para cuidar de un familiar en su domicilio si has obtenido una ayuda pública de atención a la dependencia. Pues estas se destinan a un servicio acreditado por el gobierno autonómico.

Residencias

Las residencias suelen ser el servicio para la última fase vital. De hecho, la evolución natural es compaginar el servicio de cuidadores mientras la persona mayor cuente con autonomía. Para pasar a un servicio de residencia para cuando la persona mayor necesita una atención mucho más profesional ya que en muchas de ellas hay enfermeros o médicos. La institucionalización es una alternativa efectiva, no obstante hay que cambiar el paradigma de la población española, pues durante muchos años ha sido la primera opción para cuidar de un familiar. Sin ser realmente la más demandada por los usuarios que en algunos casos fueron ingresados contra su voluntad.