Así funciona la mente de los escritores tardíos que han cosechado éxitos con sus libros

Cómo funciona la mente de los escritores mayores que han cosechado éxitos con sus libros

La escritura es una forma más del lenguaje que ha sido objeto de estudio desde hace tiempo para detectar la incidencia del arte de escribir en los procesos psicológicos. Las mentes mayores activas están a la orden del día, no solo a nivel social, sino también siendo objeto de estudio de la neurociencia.

Ya hubo un psicólogo soviético llamado Vygotsky que en diversos estudios habla de que la escritura no es una simple transcripción del lenguaje oral, sino que verdaderamente tiene la capacidad de crear cambios en el sistema psíquico humano.

A través de la historia ha habido mentes que han escrito auténticos productos culturales que han llegado a ser una masa social

El cerebro de los escritores noveles frente a los escritores expertos

Un estudio de la revista NeuroImage se publicó que los cerebros de los escritores expertos parecían funcionar de manera diferente al de otras personas, incluso antes de poner la pluma en el papel.

Este estudio habla que, durante la lluvia de ideas, los escritores novatos activaron sus centros visuales. Por el contrario, los cerebros de los escritores expertos mostraron más actividad en las regiones involucradas en el habla, según el Dr. Lotze.

Es posible que los novatos estén viendo sus historias como una película dentro de sus cabezas, mientras que los escritores más mayores las están narrando con una voz interior”, recalca Lotze.

En el momento de comenzar a escribir, los escritores noveles y los mayores presentan diferencias. En lo profundo de los cerebros de los escritores expertos, una región llamada núcleo caudado se activó. En los escritores noveles, el núcleo caudado estaba tranquilo. y es la zona del cerebro donde se potencia la memoria y el aprendizaje, así como la motivación e inspiración.

El núcleo caudado es una parte familiar del cerebro para científicos como el Dr. Lotze que estudian la experiencia. Desempeña un papel esencial en la habilidad que viene con la práctica, incluidas actividades como juegos de mesa.

Es decir, cuando el ser humano comienza a aprender una habilidad, ya sea tocar el piano o jugar baloncesto, se usa mucho esfuerzo conscientemente. Y a medida que se adquiere más experiencia y con la práctica, esas acciones se vuelven más automáticas. El núcleo caudado y las regiones cercanas comienzan a coordinar la actividad del cerebro a medida que ocurre este cambio.

¿Cómo es la mente y el cerebro de un escritor/a?

La mente de un escritor o escritora es un auténtico motor de información y procesamiento, ya que para dar luz a su actividad creadora tiene que inmiscuirse en un estado de desconexión de la realidad para sumergirse en su propio universo.

La mente de un escritor es capaz de sumergirse en una realidad paralela en el momento de escribir

Asimismo, de igual modo que la ciencia se ha encargado de estudiar el cerebro humano en muchos ambientes y contextos como en la meditación, en el sueño, en la actividad sexual, entre otros, también lo ha hecho en la lectura y escritura.

Los libros para las personas mayores han ido muy ligados a lo largo del tiempo, pero si hay un ingrediente particular en la literatura por excelencia es la creatividad, las ideas imaginativas y fantásticas.

No obstante, la evolución del cerebro de un escritor o escritora, así como su agilidad mental dependerá de la experiencia que tenga con respecto a su trabajo.

Diversos estudios realizados en la Universidad de Greifswald en Alemania han demostrad0 que la destreza mental de los escritores es muy activa

Además, según otro estudio estadounidense de la la Universidad de California en Berkeley ya se han utilizado escáneres fMRI, que dan una idea muy acertada de lo que pasa en el cerebro, para rastrear la actividad cerebral de los escritores mientras crean ficción, con unos resultados realmente asombrosos para los propios científicos.

Una imagen en 3D de un cerebro para ilustrar el contenido de las áreas del cerebro que se despierta en los escritores cuando se ponen a escribir.

El cerebro se activa cuando se cuentan historias

Los neurocientíficos han utilizado escáneres fMRI para rastrear la actividad cerebral de escritores experimentados y novatos mientras se sentaban, o, en este caso, se acostaban, para producir una pieza de ficción.

Los investigadores, dirigidos por Martin Lotze de la Universidad de Greifswald en Alemania, observaron una amplia red de regiones en el cerebro trabajando juntas mientras las personas producían sus historias.

De esta forma, el Dr. Lotze quiso realizar una investigación sin precedentes investigando qué pasaba en el cerebro de escritores en el momento de crear historias.

Una vez se llega a la edad de jubilación se puede disfrutar de tiempo libre y de experiencias tan enriquecedoras como la escritura. La novela es uno de esos géneros literarios que despiertan vocación entre los más mayores.

Por ejemplo, ya en edad de jubilarse, escribieron novela por primera vez Mary Wesley, con 70 años, Harriet Doerr, con 74, Frank McCourt, con 66, así como Alberto Méndez, con 64 años.

También en España está el ejemplo de otro novelista reciente, Manuel Gutiérrez Aragón, que con 67 años de edad, y que además consiguió el Premio Herralde.

Un hombre mayor escribe sobre un cuaderno, que prepara para publicar un libro.

Escritoras de más de 100 años que todavía escriben novelas

Por si fuera poco, una escritora catalana llamada Teresa Juvé ha publicado una nueva novela con la asombrosa cifra de 101 años de edad.

Sin embargo, en el año 2021 Juvé publicó otras dos novelas, El degollador de Vallvidrera y La ruta de la mort.

Pese a sus problemas de movilidad, esta escrita catalana es un claro ejemplo de que, envejecer activos, es una opción al alcance de cualquiera siempre que éste reciba los cuidados necesarios para una persona mayor.

Una novelista que sigue pulverizando récords a su edad, ya que es Presidenta de Honor de la Fundación Josep Pallach y poseedora de la Creu de Sant Jordi desde el año 2010.

Además, Teresa Juvé quedó finalista del Premio Nadal en 1963 con la novela La charca en la ciudad, que acabaría publicando en Argentina.

Un collage con la autora Teresa Juvé y las portadas de sus dos últimas novelas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *