¿Cómo levantar a una persona mayor de la cama? Consejos para cuidadores

En muchas ocasiones, levantar a una persona mayor de la cama puede suponer un esfuerzo extra debido a que, con los años, los músculos y huesos van debilitándose, algo que provoca el riesgo de caídas y de posibles lesiones. Para saber cómo levantar a una persona mayor de la cama a continuación se presentan una serie de trucos y premisas para que los cuidadores puedan llevar con solvencia esta acción tan importante en su día a día.

De esta forma, al conocer las técnicas para levantar personas mayores de la cama ayudarán al cuidador a conocer las limitaciones referentes al peso, problemas de movilidad de la persona mayor y, por ende, evitar caídas y males mayores.

Una cuidadora ayuda a levantarse de la cama a un anciano del que se hace cargo en su casa.

Levantar a una persona mayor de la cama: Las claves para no sufrir en el intento

Al levantar a una persona mayor de la cama, el cuidador ha de estar siempre en una posición en la que se sienta cómodo/a, pues será de vital importancia en el momento del primer esfuerzo físico.

Esta premisa es básica, incluso si se pretende levantar a una persona mayor del suelo, pues el cuidador será quien ha de manejar los tiempos y movimiento.

El levantamiento de personas mayores de la cama suele requerir maniobras en el cuidador muy importantes y, en muchas ocasiones, se sirve de la ayuda de objetos como cinturones o de la propia pierna del cuidador.

Por tanto, levantar a una persona mayor de la cama pasa por paciencia y una correcta posición de torso, así como ayuda de otros elementos alrededor para que el cuidador ejerza la acción con garantía de éxito.

  • En primer lugar, el cuidador ha de informar al adulto mayor del movimiento que va a realizar.
  • Seguidamente, el primer movimiento pasa por rodear el cuerpo de la persona mayor encamada y colocarlo sentado en el borde de la cama. De esta forma, se podrá maniobrar debidamente para levantarlo.
  • Para ello, la primera acción será colocar a la persona mayor de costado para que se puedan bajar las piernas al suelo con facilidad y equilibrar el peso. Una vez la persona encamada esté con los pies en el suelo, ya se podrá llevar a cabo la siguiente maniobra.

Una cuidadora ayuda a levantarse de la cama a una persona mayor mujer, situándola en el borde de la cama para maniobrar.

  • El cuidador puede pedirle a la persona mayor que está en la cama que ésta se agarre de su nuca.
  • Siguiendo con las técnicas para levantar personas mayores, se colocará la mano en su cadera y la otra debajo del hombro que está recostado sobre la cama. De esta forma, se podrá levantar lentamente a la persona mayor con todo el control de la situación.

Una cuidadora ejerce una maniobra segura para levantar a una anciana de la cama, sujetándole el tórax.

  • Así, una vez el adulto mayor se encuentra ya sentado, la técnica para levantar a un abuelo de la cama consiste en introducir la pierna en medio de las suyas y colocamos su torso de forma totalmente recta.
  • Por último, el cuidador flexionará sus piernas para coger impulso y agarrará por la cadera al adulto mayor para poder levantarlo.

Ayuda para levantarse de la cama los ancianos: la movilidad reducida entra en juego

Levantar a una persona mayor de la cama puede complicarse si ésta tiene movilidad reducida, por lo que la ayuda de un cuidador para levantarse con seguridad cobra mayor importancia todavía.

En este caso, el cuidador deberá de servirse de más elementos a su disposición para poder levantar a los ancianos de la cama sin ningún problema.

En este caso, el cuidador necesitará:

  • Que la cama de la persona mayor disponga un sistema de elevación.
  • Un cinturón que se puede utilizar para mover a la persona mayor encamada.
  • En casos más extremos, podrá ser necesaria la adquisición de una grúa para personas dependientes.

Una cama articulada para ayudar a levantarse de la cama a personas mayores.

De estar forma, cargar con un anciano puede ser tarea más sencilla sirviéndose de la tecnología para ello.

Técnicas para levantar personas mayores de la cama: otras maniobras a tener en cuenta

Técnicas para levantar personas mayores de la cama existen muchas, pero conviene tener en cuenta que, además de la ya mencionada, se pueden emplear otras si el cuidador se sienta más cómodo.

Por ejemplo, en casos en los que en la misma casa habiten familiares y cuidadores, se puede usar la sábana travesera para colocar al anciano en otro lugar, una técnicas muy aprovechable porque permite repartir el peso

Sobre todo en casos en los que la persona mayor encamada requiere instantáneamente de una silla de ruedas, por lo que el proceso puede ser algo diferente:

  • En primer lugar, el cuidador deberá colocar la silla de ruedas justo en el borde de la cama, y siempre informando a la persona de edad avanzada del movimiento que se va a llevar a cabo.
  • A continuación, se procederá a llevar un brazo detrás de su espalda y otro debajo de sus piernas. Se trata del típico movimiento se realiza comúnmente para cargar a alguien y transportar a la persona de un sitio a otro.
  • Seguidamente, el paciente mayor encamado deberá colgar sus piernas fuera de la cama y, acto seguido, colocamos su tronco sobre el borde de la cama, justo donde se sitúa la silla de ruedas.
  • Finalmente, para colocar al adulto mayor en la silla de ruedas, el cuidador deberá sujetar su cadera firmemente para poder realizar la maniobra y sentarlo en la silla.

¿Cómo ayudar a un anciano a levantarse de su cama? La persona mayor debe poner de su parte

Por último, levantar a una persona mayor de la cama requerirá paciencia y astucia en los movimientos y es probable que no salga al primer intento.

Por ello es sumamente importante que la persona mayor sepa con antelación el movimiento o la acción que se va a realizar, para que así pueda colaborar 

Así, son muchos los aspectos que se deben tener en cuenta para ofrecerle la asistencia y ayuda a las personas mayores, pero también para evitar que los cuidadores puedan sufrir sufrir algún tipo de daño que les impida realizar sus acciones rutinarias.

En el día a día se presentan acciones como levantar a una persona mayor de la cama, y pueden convertirse en un quebradero de cabeza si no se realiza con las técnicas bien aprendidas y con sumo cuidado en la ejecución.

Incluso puede parecer una actividad, a priori, sencilla, pero siguiendo las indicaciones anteriores y poniéndolo en práctica, la persona mayor se sentirá bien y evitará caídas innecesarias y el cuidador evitará lesiones por sobreesfuerzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *