La incontinencia urinaria en personas mayores: qué es y cómo tratarla

Índice
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

La incontinencia urinaria es uno de los problemas de salud más habituales en las personas mayores, y se caracteriza por la pérdida involuntaria de orina de forma frecuente, hasta el punto de que puede llegar a ser motivo de aislamiento social y pérdida de autoestima.

En ocasiones, la incontinencia urinaria es, en sí, una afección, pero en muchas otras es un síntoma asociado a diferentes enfermedades.

Se estima que éste es un problema que sufren en mayor o menor medida entre un 10 y un 30% de las personas mayores de 65 años, siendo más frecuente en las mujeres que en los hombres, y un 60% de las de más de 80, especialmente si están institucionalizadas.

Es por ello que este problema de salud requiere abordarse debidamente, conocerlo y saber cómo actuar para poder contrarrestarlo en todo momento desde los hogares.

¿Qué es la incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina sin control del llenado y vaciado de la vejiga, acompañado, en ocasiones, de un fuerte deseo de orinar.

Este problema urinario es una patología que afecta tanto a hombres como mujeres, muy relacionada con la edad, y se debe a múltiples causas. Es una patología que impacta de forma significativa en la calidad de vida de los pacientes.

Incontinencia urinaria en hombres

Esta afección está muy asociada a los hombres debido a diversos factores:

  • Problemas de próstata: los hombres son más propensos a desarrollar problemas de próstata con la edad, y algunas afecciones, como la hiperplasia prostática benigna (HPB) o el cáncer de próstata, pueden condicionar negativamente la función urinaria.
  • Cirugías urológicas: algunos procedimientos urológicos, como la prostatectomía, realizada comúnmente para tratar el cáncer de próstata, pueden afectar la continencia urinaria en los hombres.
  • Envejecimiento: a medida que los hombres envejecen, los músculos del suelo pélvico pueden debilitarse, lo que contribuye a la incontinencia urinaria.
  • Historial médico: condiciones médicas crónicas como la diabetes, que es más prevalente en hombres, pueden aumentar el riesgo de incontinencia urinaria.
Portada del primer ebook de Aiudo: Guía de Principales Enfermedades en Personas Mayores.
Consigue GRATIS tu guía de principales enfermedades en personas mayores

Incontinencia urinaria en mujeres

En este caso, la incontinencia femenina afecta a 1 de cada 3 mujeres mayores de 55 años, siendo la causa principal de la incontinencia urinaria en mujeres el debilitamiento de los músculos del suelo pélvico.

Además, un 40% de las mujeres en edad adulta padecen de este problema. Se trata de un síntoma al cual no se le da la importancia que requiere. Las situaciones de estrés, sobrepeso y falta de actividad física, suelen ser los principales condicionantes.

¿Cómo se cura la incontinencia urinaria en la mujer?

En la mujer existen diversas fórmulas para curar la incontinencia. Por ejemplo, los ejercicios de Kegel fortalecen los músculos del suelo pélvico, que son clave para el control de la vejiga. Un fisioterapeuta es la persona adecuada para enseñar cómo realizarlos correctamente.

Otra opción es el control de la vejiga, y esto pasa por incluir horarios regulares para ir al baño y controlar la urgencia a la hora de ir a orinar. 

Es recomendable también realizar cambios en la dieta y estilo de vida, como reducir la ingesta de líquidos antes de acostarse, evitar alimentos irritantes para la vejiga (como cafeína, alcohol y alimentos picantes), y mantener un peso saludable pueden contribuir a mejorar la incontinencia.

En algunos casos, los medicamentos pueden ser recetados para ayudar a controlar la incontinencia urinaria, como antimuscarínicos o agonistas beta-3 adrenérgicos.

Otra alternativa es apostar por una terapia hormonal. En mujeres posmenopáusicas, la terapia hormonal puede ayudar a fortalecer los tejidos del tracto urinario y mejorar los síntomas.

Tipos de incontinencia urinaria

Existen dos tipos principales de incontinencia urinaria. Algunas mujeres, especialmente las mujeres mayores, tienen los dos.

  • La incontinencia por esfuerzo ocurre cuando una persona estornuda, tose, ríe, trota o hace otros movimientos que supongan hacer presión sobre la vejiga. Este es el tipo de problema de control de la vejiga más común en las mujeres.
  • La incontinencia de urgencia sucede cuando se tiene una fuerte necesidad de orinar, pero no puede llegar la persona afectada al baño a tiempo. Esto puede ocurrir incluso cuando la vejiga solo tiene una pequeña cantidad de orina.

Es posible que algunas mujeres no sientan ninguna señal de advertencia antes de tener una pérdida de orina accidental.

Otras mujeres podrían tener una pérdida involuntaria de orina cuando beben agua o cuando escuchan o tocan agua que corre. La vejiga hiperactiva es un tipo de incontinencia de urgencia. Pero no todas las personas con vejiga hiperactiva tienen pérdida de orina.

Un brazo de una persona mayor sujetándose en una barra de su baño mientras se dispone a orinar.

¿Son buenos los plátanos para la incontinencia urinaria?

Existen una serie de alimentos que pueden ayudar a hacer frente el problema de la incontinencia urinaria.

Los expertos en nutrición creen que el magnesio es un tratamiento viable para esta. Se obtiene de alimentos como plátanos, papas y maíz. Al mismo tiempo, el magnesio regula la función de los músculos y el sistema nervioso, los niveles de azúcar en la sangre y la presión sanguínea.

Causas de la incontinencia urinaria

Factores como la debilidad muscular, cambios hormonales y enfermedades crónicas pueden contribuir a la incontinencia urinaria en la vejez. Comprender estas causas es esencial para un tratamiento efectivo.

La edad avanzada, el género y el historial médico son elementos clave que aumentan el riesgo de incontinencia urinaria en personas mayores.

Se recomienda que las personas con esta afección beban entre 1,5 y 2 litros de líquidos al díaPara saber si se toma suficiente líquido, la orina debe ser de color amarillo pálido.

En los casos de nicturia se aconseja reducir la ingesta de líquidos entre 2 y 4 horas antes de ir a dormir y vaciar la vejiga inmediatamente antes de acostarse. 

Aunque no existe una dieta específica que solucione este problema, la alimentación tiene un papel fundamental en su tratamiento. Hay síntomas en la incontinencia urinaria que pueden controlarse simplemente modificando la dieta. Los buenos hábitos pueden ayudar a mantener la vejiga lo más saludable posible.

Comentarios para La incontinencia urinaria en personas mayores: qué es y cómo tratarla
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Recibido!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible, ¡muchas gracias!

Petición de llamada