Frases bonitas para los abuelos

Si alguien merece las mejores palabras son nuestros mayores. De ellos hemos recibido los mimos más cariñosos y los halagos más especiales. Este es un buen momento para recordarles lo trascendentes que han sido durante nuestro crecimiento y lo importantes que lo son ahora.

Frases bonitas para los abuelos

En una cartulina, podemos escribir con nuestra propia letra una frase que haga que nunca duden de su descomunal valor:

 

De sabia historia y generosidad interminable, vuestra presencia mejora aquel lugar en el que estáis.

El mayor patrimonio de una sociedad sois vosotros. ¡Cuán de valiosa es la nuestra!

Las líneas de vuestras manos representan los caminos que todos debemos trazar.

Ni con siglos de tiempo podríamos devolveros los cuidados que nos habéis regalado.

Quiero compartir la vida con quien me ha dado la suya entera.

Nuestra crianza fue proporcionada por los seres más magníficos del universo.

Tu voz es el género musical que deseo escuchar durante horas.

 

Dedicatorias para abuelos

Para un regalo, una sorpresa o un simple detalle que queramos hacerles, os dejamos unas dedicatorias que podemos incluir en la tarjetita del detalle:

 

Para las manos que siempre me acogen.

Para los mejores cuidadores que alguien podría soñar. 

Para los que regalan los abrazos más acogedores, las caricias más tiernas y las palabras más reconfortantes.

Para las personas que en sí mismas son un hogar.

Para el tesoro más valioso de nuestra familia.

Para el libro más completo de consejos cuyas páginas podrían empapelar un museo.  

Para la sonrisa capaz de alumbrar la vida de los que estamos a su lado.

 

Frases de nietos para abuelos

Aunque nunca te lo haya dicho, hace años que entendí que la felicidad más absoluta se encuentra enclavada en los momentos que estamos juntos.

Echo de menos las tardes de merienda de chocolate recién hecho. No quiero que pase un día más sin volver a revivirlo.

Cuando estoy contigo, las preocupaciones se vuelven anécdotas sin importancia y las ilusiones crecen hasta sobrepasar el techo.

Si supieras el amor que contagias comprenderías por qué tus nietos te miran así.

Enseñaré a mis nietos el significado del amor más puro: el que tú me has revelado.

Se cree que los genes se saltan generaciones. La mayor de mis suertes es que los míos provienen de ti.

Me gusta mirarte durante horas porque en tus ojos veo la imagen más bonita de mí.

 

Poesía para los abuelos

Los versos representan la forma más bella de transmitirle a nuestros abuelos lo que despiertan en nosotros.

Desde Aiudo hemos querido escribir una poesía para que podáis dedicársela a vuestros mayores:

 

 

En la memoria poseo recuerdos de valor incalculable,

la infancia la viví entre tus brazos y abrazos,

una sensación de sentirse mimado que es insuperable,

una emoción de saberse amado para la que no existen reemplazos.

Los libros de amor hablan de encontrar la media naranja,

no saben que esta ya la poseemos desde que nacimos,

son nuestros abuelos, los que observaron cómo un día se trazó una franja,

fue en el momento en que nos vieron por primera vez y su vida colorimos.

Ahora, [x] años después de ese momento en el que te conocí,

solo deseo poder volver siempre, por muy adulto que sea, a tu curativo regazo,  

pues en ese universo solo habitado por nosotros el verdadero sentido del amor comprendí,

el entregarlo todo al otro, justo lo que me has entregado tú a mí.

 

Hemos escrito unas breves estrofas para vuestros abuelos que vosotros podéis continuar. Podéis contar una anécdota que habéis vivido o un plan compartido que os gusta especialmente.

Esta continuación podría comenzar así:

He mirado fotos nuestras y he recordado nuestras tardes,

cuando… 

 

Frases para una abuela luchadora

Muchas abuelas nos sorprenden con su entereza y no llegamos a comprender cómo han sido capaces de superar múltiples obstáculos que la vida le ha puesto en el camino. Esa lucha merece un reconocimiento que podemos hacerles a través de unas palabras escritas con las que advierta el orgullo que nosotros de ella sentimos:

 

Eres como el diamante: el material más duro de la naturaleza y, a su vez, el más preciado.

Cuando alguna vez piense en tirar la toalla, recordaré que tú siempre la sostuviste con fuerza.

He buscado un sinónimo de fortaleza y te he encontrado a ti.

Eres la prueba más irrefutable de que el ser humano es el animal más fuerte. En tu caso, invencible.

Tus costosos logros y tu incansable fuerza son el aprendizaje que los libros deberían enseñar. 

Me gusta estar a tu lado para seguir aprendiendo cómo es la mejor forma de afrontar la vida.

Qué demostración de valentía nos has regalado. Este poderoso espíritu se transmitirá durante generaciones.

En Aiudo creemos que las personas sacamos nuestra mejor versión no solo cuando ayudamos a los demás, sino cuando nos dejamos ayudar.

Entradas relacionadas

Consejos coronavirus para las personas mayores

Día Mundial del Alzhéimer: la historia de Manuel

Mayores, de víctimas del Covid-19 a paladines de la conciliación

Los olvidados del sector bancario

Los más leídos

Cuidado a domicilio

Aceptando el cuidado

El cuidado por horas

¿Qué es una interna?

Send this to a friend