¿Qué es la foliculitis y cómo afecta a personas mayores?

Índice
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

La foliculitis es una afección cutánea común que se produce cuando los folículos pilosos, las pequeñas cavidades que rodean la raíz del pelo, se inflaman o se infectan. Esta condición puede ser causada por bacterias, hongos, virus o incluso por la irritación debido a otros factores. Aunque puede afectar a personas de todas las edades, las personas mayores pueden ser más susceptibles debido a varios factores específicos de su salud y su piel.

Cada vello del cuerpo crece a partir de una abertura llamada folículo. Cuando estos se infectan, se desarrolla la foliculitis. Los folículos pilosos infectados se ven como granos, pero tienden a ser irritantes y sensibles.

¿Es más común la foliculitis en personas mayores?

Sí, la foliculitis puede afectar en mayor medida a las personas mayores. Con el envejecimiento, la piel se vuelve más delgada y menos elástica, lo que la hace más vulnerable a infecciones e irritaciones. Además, los sistemas inmunológicos de las personas de edad más avanzada suelen ser menos eficientes, lo que aumenta el riesgo de infecciones. Las comorbilidades comunes en la tercera edad, como la diabetes, también pueden hacer que las personas mayores sean más propensas a desarrollar foliculitis.

Causas de la foliculitis

  • Infecciones bacterianas: la causa más común de foliculitis es la infección por bacterias, especialmente Staphylococcus aureus.
  • Infecciones fúngicas: los hongos también pueden causar foliculitis, siendo la foliculitis por Malassezia un ejemplo común.
  • Virus: algunos virus pueden provocar foliculitis, aunque es menos frecuente.
  • Irritación por fricción: el uso de ropa ajustada, el sudor excesivo y la fricción pueden irritar los folículos pilosos y provocar foliculitis.
  • Uso de productos para la piel: algunos productos cosméticos o de cuidado personal pueden obstruir los folículos pilosos y causar inflamación. Conviene consultar siempre a un especialista dermatólogo para ver en qué casos procede o no aplicar este tipo de productos en la piel.
  • Afeitado y depilación: las técnicas de afeitado y depilación que irritan la piel pueden llevar a la foliculitis.

Tratamiento de la foliculitis

  • Higiene adecuada: mantener la piel limpia y seca es fundamental. Se recomienda lavar la piel afectada con un jabón suave y agua tibia.
  • Compresas calientes: aplicar compresas calientes puede ayudar a reducir la inflamación y promover el drenaje de las áreas afectadas.
  • Cremas antibacterianas y antifúngicas: dependiendo de la causa, los médicos pueden recetar cremas antibacterianas o antifúngicas.
  • Antibióticos orales: en casos más severos, puede ser necesario el uso de antibióticos orales.
  • Evitar la irritación: evitar ropa ajustada y productos que puedan irritar la piel es esencial para la recuperación.
Portada del primer ebook de Aiudo: Guía de Principales Enfermedades en Personas Mayores.
Consigue GRATIS tu guía de principales enfermedades en personas mayores

Consejos para prevenir la foliculitis

  • Mantener una buena higiene: lavar la piel regularmente con un jabón suave.
  • Usar ropa holgada y transpirable: la ropa suelta y de materiales naturales ayuda a reducir la fricción y permite que la piel respire.
  • Evitar el uso de productos irritantes: optar por productos para la piel que no obstruyan los poros ni irriten la piel.
  • Cuidar la piel después del afeitado: utilizar técnicas de afeitado que minimicen la irritación, como usar una crema de afeitar y cuchillas afiladas.
  • Hidratar la piel: mantener la piel hidratada para prevenir sequedad y grietas que puedan facilitar la entrada de infecciones.

¿Cómo actuar frente a la foliculitis?

En muchas ocasiones, como cuidadores, se tendrá que actuar con eficacia y rapidez ante la presencia y, sobre todo la persistencia, de este tipo de afecciones. Es por ello que como profesionales de los cuidados hay que seguir la siguiente hoja de ruta:

  • Identificar los síntomas tempranamente: estar atento a la aparición de pequeñas protuberancias rojas alrededor de los folículos pilosos, especialmente si contienen pus.
  • Buscar atención médica: si la foliculitis no mejora con el cuidado en casa, es importante consultar a un médico. Las personas mayores deben ser especialmente diligentes en buscar atención médica debido a su mayor riesgo de complicaciones.
  • Seguir las indicaciones médicas: cumplir con el tratamiento prescrito y seguir las recomendaciones del médico es crucial para una recuperación efectiva.

Foliculitis de las piscinas: especial cuidado en la tercera edad

Esta afección está causada por la bacteria Pseudomona aeruginosa que se encuentra presente en algunas aguas contaminadas de piscinas, duchas, bañeras, saunas y parques acuáticos. Como el verano es una época del año en la que es común bañarse en piscina, conviene llevar a rajatabla una serie de precauciones con personas de la tercera edad.

Los síntomas aparecen en forma de manchas rojas o pápulas abultadas alrededor de los folículos pilosos. Esta inflamación suele presentarse en los dos días siguientes a la exposición.

Para reducir el riesgo de contraer foliculitis este verano:

  • Si se opta por pasear o practicar algún tipo de deporte, es conveniente colocarse pantalones cortos tras una ducha.
  • Mantener a este colectivo alejado de jacuzzis e hidromasajes si no se está seguro o segura como cuidadores si los niveles de ácido y cloro están controlados adecuadamente.

Muchas personas contraen foliculitis en una bañera de hidromasaje porque existe una afección llamada “foliculitis en la bañera de hidromasaje”.

  • Usar ropa ligera y holgada cuando hace calor y humedad. Evitar la ropa ajustada ayuda a reducir la fricción entre la piel y la ropa.
  • Afeitarse con cuidado. En caso de afeitarse la persona mayor, es importante adoptar hábitos como los mencionados para ayudar a controlar los síntomas al reducir la cercanía del afeitado y el riesgo de dañar la piel.
  • Lavar la piel con agua tibia y jabón antibacteriano antes de afeitarse.
  • Usar un paño de limpieza o una compresa limpiadora con movimientos circulares suaves para levantar el vello incrustado en la piel antes de afeitarse.

  • Aplicar una buena cantidad de loción de afeitar antes del afeitado.
  • Evitar el afeitado muy cercano a la piel mediante el uso de una afeitadora eléctrica o una hoja protegida y no estirar la piel.
  • Utilizar una hoja afilada y enjuagarla con agua tibia después de cada pasada.
  • Aplicar una loción hidratante después de afeitarse puede llegar a reducir las posibilidades de padecer esta infección.

Entre las posibles complicaciones de la foliculitis hay que destacar, la propagación de la infección, cicatrices permanentes, una hiperpigmentación excesiva en la piel, una debilitación de los folículos pilosos o una caía permanente del pelo.

En el caso de personas de la tercera edad, conviene llevar especial cuidado con las rutinas y las precauciones, puesto que su piel suele ser más sensible a este tipo de afecciones. Y sobre todo teniendo en cuenta que puede llegar a incidir en las partes íntimas, lo cual puede llegar a ser más molesto si cabe.

Comentarios para ¿Qué es la foliculitis y cómo afecta a personas mayores?
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Recibido!

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible, ¡muchas gracias!

Petición de llamada